El Ibex-35 no puede con los 9.700 y cierra plano

Pantalla en la sede de la Bolsa de Madrid. /Mariscal (Efe)
Pantalla en la sede de la Bolsa de Madrid. / Mariscal (Efe)

Grifols fue el valor que más subió, con una revalorización del 2,01%

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 ha tenido una jornada volátil, dubitativa entre los números rojos y los verdes, pero dentro de un margen muy estrecho: marcaba máximos del día en la apertura, en los 9.720 puntos, y mínimos a las once y media de la mañana en los 9.650 puntos. Al cierre daba un último cambio en los 9.684,2 puntos, lo que supone un limitado descenso del 0,04%. El selectivo español perdió los 9.700 puntos el martes después de recuperarlos el lunes (no los veía desde el 1 de marzo) y ahora parece que le es imposible volver a rebasarlos. 

El selectivo español se ha quedado muy rezagado en la jornada de hoy respecto al resto de Europa, que ha reaccionado con mucha mayor potencia alcista a los avances que finalmente se terminaban instalando en Wall Street. Así, el Ftse Mib de Milán ha sido el índice más rentable, con una revalorización del 1,16%. A continuación se ha colocado el Dax alemán, que ha sumado un 0,88%, mientras que el Cac 40 francés ha ganado un 0,65%. 

Al cierre de los parqués europeos, el Dow Jones subía un 0,9%, mientras que el S&P 500 avanzaba un 0,26%, y el Nasdaq, un 0,05%. Con ello, la Bolsa de Nueva York daba por finalizada, de momento, su secuencia bajista de tres jornadas seguidas de caídas. Ello, gracias al rebote registrado por el sector industrial, que ha sido el que más ha sufrido por la amenaza de guerra comercial en los últimos días. 

En la jornada de hoy hemos contado con una buena agenda económica al otro lado del Atlántico. Por ejemplo, con el índice manufacturero de Nueva York, que ha superado expectativas, al subir desde los 13,1 hasta los 22,5 puntos, cuando el consenso esperaba que se situara en los 15 puntos. También se colocó por encima de lo esperado el índice de negocios de la Fed de Filadelfia. Además, el dato de paro semanal fue mejor de lo previsto por los analistas. El único que decepcionó fue el índice de confianza del sector de la promoción inmobiliaria. 

En el mercado de divisas, vimos una caída importante del euro frente al dólar. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión, bajaba un 0,4%, hasta el nivel de 1,232 unidades. En ello pudo influir la elección del nuevo asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, que declaró hoy a favor de un dólar fuerte. El US Dollar Index, que mide la evolución de la divisa frente a las principales monedas del mundo, por su parte, avanzaba un 0,36% al cierre de la sesión europea. 

Quizás ese fortalecimiento del billete verde era el que ayudaba a las plazas europeas a subir, además del buen tono que por fin se respiraba en la plaza bursátil neoyorkina.

Los bancos y algunos grandes valores

¿Qué le pasó al selectivo español para firmar una sesión en peores condiciones que sus comparables europeos? En primer lugar, que los bancos cerraron en negativo: BBVA cedió un 0,64%; además, Caixabank perdió un 0,52%. Santander, por su parte, se dejó un 0,30%. También en negativo terminaron Bankia y el Sabadell, que se dejaron un 0,11% y un 0,06%, respectivamente. 

Además, también terminaron con pérdodas otros 'blue chips', como Repsol, que se cayó un 0,29%, mientras que Telefónica bajó un 0,16%. 

Aunque los peores valores del día fueron Indra, que retrocedió un 2,45%, y Cellnex, que se dejó un 1,71%. Acerinox y Dia también perdieron más de un punto porcentual. 

En verde, Grifols fue el mejor, con una subida del 2,01%, seguido de Viscofán, que se anotó un 1,27%. A continuación se colocaron Merlin e Inditex, ambos con subidas de algo más de un 1%. También en verde Iberdrola, que avanzó algo más de medio punto porcentual. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, OHL fue el valor más rentable, con una subida del 6,59%. 

En rojo, Tubos Reunidos fue el peor, con un desplome del 32,35%, ante las dudas que su auditor ha mostrado respecto a su viabilidad futura. Después se colocó Duro Felguera, que se dejó un 10,78%. 

Tranquilidad en el mercado de deuda

En el mercado de deuda, el rendimiento de los bonos americanos subía marginalmente, desde el 2,82% hasta el 2,83%. En Europa, sin embargo, los intereses se movían a la baja: la rentabilidad del título alemán a diez años bajaba desde el 0,59% hasta el 0,57%, mientras que la de su comparable italiano se alejaba del 2% y la del español marcaba distancias con el 1,40%.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanza un 0,25%, hasta los 65,05 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se apuntaba un 0,61%, hasta los 61,33 dólares. 

Fotos

Vídeos