El Ibex-35 lidera las alzas en Europa, aupado por un Wall Street alcista

Rincón de la Bolsa de Madrid. /Chema Moya (Efe)
Rincón de la Bolsa de Madrid. / Chema Moya (Efe)

-El selectivo nacional se anota un 0,79% arriba el viernes, hasta los 9.761 puntos

REGINA R. WEBB

Impulsado por los ‘blue chips’, el Ibex-35 aceleró tras la media sesión el viernes para terminar la semana con una subida diaria del 0,79%. El selectivo nacional salió airoso de una sesión marcada por la ‘cuádruple hora bruja’ (el vencimiento mensual y trimestral de derivados), para dar un último cambio en los 9.761 puntos. Con el apoyo de los grandes valores y de unas renovadas fuerzas en las plazas europeas y norteamericanas, la Bolsa española salvó el conjunto de la semana en las últimas horas de cotización: en los últimos cinco días se anota un alza de 0,77%.

La gran banca lideró las subidas, con alzas superiores al 1,5%. Santander se revalorizó un 1,97%; BBVA, un 1,88%; CaixaBank, un 1,83%; y Bankia, un 1,52%. También destacable fue el 1,86% arriba que se anotó Repsol, así como el +1,81% de Telefónica y el +1,65% de Inditex.

Por debajo, los peores valores fueron Mediaset (-3,33%), Indra (-2,51%) y Melia Hotels (-1,90%).

Los inversores dejaron de lado la incertidumbre que pende sobre la Casa Blanca para dar paso de nuevo al optimista, esta vez con apoyo de la macroeconomía. Este viernes se conoció que la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en febrero en el 1,1%, dos décimas por debajo de la lectura correspondiente a enero y su nivel más bajo desde diciembre de 2016. Esto complicando así los planes del Banco Central Europeo (BCE) para la normalización de su política monetaria y, en consecuencia, es un catalizador positivo para las Bolsas.

En este contexto y con el soporte de los valores de mayor ponderación, el Ibex-35 fue el índice más rentable entre las principales plazas del Viejo Continente. Le siguió muy de cerca el FTSE MIB italiano (+0,63%), así como el 0,35% que subieron el Dax alemán y el FTSE 100 londinense y finalmente el 0,29% que se anotó el Cac francés.

Pero no fue hasta pasada la media sesión y con la apertura del mercado norteamericano cuando las plazas europeas se reanimaron de una sesión casi plana. Wall Street logró romper el viernes la racha bajista iniciada el lunes tras datos mejores de lo esperado en la producción industrial de febrero. Los valores financieros e industriales dominaron las subidas en la Bolsa americana.

Del lado de la renta fija, el dinero también fluyó hacia los bonos gubernamentales europeos. La rentabilidad exigida a la deuda española a 10 años se rebajó al 1,352%, con lo que la prima de riesgo de España se estrechó a los 79 puntos básicos.

La reacción contraria tuvo el Tesoro americano a 10 años, que escaló en su rentabilidad, como también lo hizo el dólar americano. El euro encadena tres sesiones de depreciación frente a la divisa estadounidense. A cierre del mercado europeo, 1 euro se intercambia por 1,2287 billetes verdes.

La próxima semana el foco estará en la primera reunión de Jerome Powell al frente de la Reserva Federal. El mercado ya descuenta la primera subida de tipos de interés en el año, según los analistas de XTB, y la duda está más bien en si serán 3 o 4 las subidas. “La evolución de la inflación y el desempleo condicionará esta decisión”, defiende Joaquín Robles, analista de la firma. “Desde que el mercado americano corrigiera más de un 10%, a principios de febrero, la sensación presente en el mercado es de incertidumbre”, añade.

Fotos

Vídeos