El Ibex-35 dejó escapar los 9.600 al final del día

El Ibex-35 dejó escapar los 9.600 al final del día

El selectivo cerró la sesión con un mínimo descenso del 0,04%, para dar un último cambio en los 9.586,80 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

No ha podido sumar una segunda sesión consecutiva de ascensos el Ibex-35. El indicador hoy ha dibujado un gráfico con altibajos y con merma de los avances a medida que fueron pasando las horas. Así, el selectivo español arrancaba el día en los 9.670 puntos y lo acabó tratando de defender los 9.600 puntos, cota que no fue capaz de mantener al final. El indicador daba un último cambio en los 9.586 puntos, lo que supone un mínimo descenso del 0,04%.

Indra fue el valor más rentable del Ibex-35, con una subida del 3,02%, seguido de Amadeus (2,86%) y de Cellnex (2,32%) y a continuación, de Colonial, que sumó un 1,32%.

En negativo, los peores fueron Ferrovial (-1,91%), Acciona (-1,80%) y Mediaset (-1,78%). También Endesa, ACS e IAG perdieron más de un punto porcentual.

Restaron al indicador español algunos grandes valores, como el Santander, que cayó un 0,93%, mientras que Iberdrola perdió un 0,83%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Solaria y Sniace encabezaron las ganancias, con subidas de más de un 4%. Nyesa fue el peor, con un descenso del 6,68%.

La plaza italiana, la mejor

El resto de indicadores europeos cerraron en verde y, entre todos, el más rentable fue el Ftse Mib de Milán, que ganó un 1,75%. Quizás por la rebelión que se está gestando en el seno del Partido Democrático: si su candidato y ex primer ministro Matteo Renzi se ha mostrado contrario a gobernar con extremistas, según el calificativo utilizado por el ex mandatario, cada vez hay más voces dispuestas a negociar la formación de un gobierno con el Movimiento Cinco Estrellas o a dar su apoyo a una coalición más amplia.

El Ftse Mib de Milán se mantuvo al margen de las consecuencias que trajo consigo que Wall Street mostrara debilidad en la apertura de su sesión. De hecho, las subidas de la Bolsa italiana fueron a más conforme fueron pasando las horas. El resto de indicadores europeos sí mermaron sus avances con el arranque de la jornada bursátil en Nueva York. De este modo, el Dax alemán terminó el día con un discreto avance del 0,19%, mientras el Cac 40 francés se tuvo que conformar con una subida del 0,06%.

Wall Street, entre el miedo a los aranceles y Corea del Norte

Pérdidas en Wall Street y eso que el secretario del Tesoro americano, Steven Mnuchin, afirmó que la Administración Trump no busca provocar una guerra comercial con los aranceles anunciados la semana pasada. Bien es verdad que el presidente tuiteó el viernes "las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar". Mnuchin aclaró que Canadá es un suministrador de acero y que los aranceles sobre los metales no se aplicarán ni a Canadá ni a México si el Nafta se renegocia con éxito, algo que es una prioridad para Estados Unidos, así como alcanzar con China una relación justa. En todo caso, Donald Trump está encontrando una gran oposición dentro de sus propias filas republicanas a sus ideas proteccionistas, lo que puede tranquilizar a los inversores, aunque no ha logrado anular la preocupación existente al respecto.

Así, al cierre de la sesión europea, el Dow Jones perdía un 0,5%, mientras el S&P 500 y el Nasdaq se dejaban alrededor de un 0,10%.

El euro ganaba posiciones

En el mercado de divisas, el euro ganaba con fuerza, sobre todo a partir de las doce de la mañana: la moneda comunitaria avanzaba al cierre un 0,6%, hasta el nivel de 1,241 unidades, su nivel más alto en un mes.

Uno de los factores que explican la caída del dólar es la noticia que ha saltado por la mañana según la que Corea del Norte estaría abierta a conversaciones sobre su desnuclearización con Corea del Sur. Quizás ello reduce la necesidad que los inversores tienen de protegerse en dólares. La respuesta de Estados Unidos a la propuesta del Kim Jong Un ha sido favorable: el presidente Donald Trump ha señalado que también está abierto a hablar con Corea del Norte: "Por primera vez en muchos años, todas las partes involucradas están haciendo un esfuerzo serio".

En el mercado de deuda, el interés de los bonos americanos a diez años retrocedía desde el 2,88% hasta el 2,86%. Pero el rendimiento de sus comparables subía desde el 0,70% hasta el 0,67%. Estabilidad, mientras tanto, en la periferia europea: el rendimiento de los títulos alemanes a diez años se mantenía por debajo, pero cerca del 2%, mientras que el de sus comparables españoles continuaba por debajo del 1,50%.

Temas

Ibex 35

Fotos

Vídeos