El Ibex-35 se hace fuerte en los 9.800 puntos

El Ibex-35 se hace fuerte en los 9.800 puntos
EFE

El más brillante de todos los índices europeos ha sido el Ftse 100 británico, que se ha apuntado alrededor de un 1,25%

CRISTINA VALLEJO

 El Ibex-35, que ayer conquistaba el nivel de los 9.800 puntos, después de varios días intentándolo sin éxito, hoy se ha reforzado sobre esos niveles. Al cierre, daba un último cambio en los 9.857,3 puntos, lo que supone un ascenso del 0,54%. Y eso que por la mañana hubo dudas de que pudiera aguantar sobre ese nivel.

Si en la jornada de ayer el selectivo español se colocó entre los peores del día, en la de hoy no le ha ocurrido lo mismo y se ha situado más o menos en la media.

El más brillante de todos los índices europeos ha sido el Ftse 100 británico, que se ha apuntado alrededor de un 1,25%. Ello, después de la publicación de datos de inflación por debajo de lo esperado por los analistas, lo que redujo los temores sobre los precios que introdujo ayer el indicador de evolución de los salarios.

El PSI-20 de Lisboa se apuntó un 0,78%. El Cac 40 francés y el Ftse Mib de Milán se anotaron alrededor de medio punto porcentual, como el Ibex-35. Mientras, el Dax alemán cerró prácticamente plano.

Fuertes subidas en algunos valores del Ibex-35

El Ibex-35 se apoyó, en primer lugar, en Dia, que se disparó casi un 5%. A continuación se situó ArcelorMittal, con un avance del 4,14%, mientras que Acerinox avanzó un 3,58%. Después se colocó Cellnex, con una revalorización del 2,56%.

Entre los grandes valores, destacó Repsol, que se anotó un 1,88%, mientras que BBVA se apuntó un 1,41%. El Santander ganó un 1,15%.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 0,54%, para dar un último cambio en los 9.857,30 puntos.

- Dia lideró los ascensos del Ibex-35, con una subida del 4,99%. Viscofán y Grifols fueron los peores, con caídas de alrededor de un 1,65%.

- El precio del barril de Brent, de referencia en Europa, superó los 73 dólares por primera vez desde finales de 2014.

En rojo, Viscofán fue el peor, con un descenso del 1,67%, inmediatamente después seguido por Grifols, que perdió un 1,66%. Red Eléctrica, por su parte, se dejó un 1,29%.

Pocos valores más terminaron con pérdidas: Merlín Properties, Inditex, IAG, Sabadell, Mapfre y Bankia. Los valores que terminaron con pérdidas no llegaron a la decena.

Bancos y bonos

Pero entre las acciones que cerraron en negativo destacaron algunas del sector financiero. Ello, porque la inflación del mes de marzo en la zona euro terminó colocándose por debajo de lo esperado: en el 1,3% y no en el 1,4%. Ello y la suposición de que no hay urgencia para retirar los estímulos del BCE ocasionó una reducción de los tipos de los bonos, sobre todo en la periferia europea, que fue más intensa en Italia, donde van dándose pasos para la formación de Gobierno.

Los tipos de los bonos más seguros, los de Estados Unidos y Alemania, sí se movieron al alza, quizás al observarse un menor temor geopolítico, al iniciarse conversaciones directas entre Estados Unidos y Corea del Norte.

A este último elemento se atribuye la pérdida de posiciones del dólar frente al euro. Aunque fue un movimiento muy limitado: al cierre de la sesión, la divisa comunitaria se apuntaba un 0,10% contra el billete verde, hasta el nivel de 1,2378 unidades.

Avances en Wall Street por los resultados y el crudo

Wall Street arrancaba la jornada en verde, aunque con subidas menos potentes que las registradas en la sesión anterior. Ello, de nuevo, gracias a la aportación de los resultados del primer trimestre, aunque en esta ocasión, restaron los de IBM, que no sentaron bien. A cambio, las cuentas de Morgan Stanley marcaron récord. «Los beneficios son muy buenos, lo que se esperaba. Pero hasta cierto punto, estamos viendo algunos resultados tecnológicos y entre los grandes bancos incluso superando las expectativas», declaró a Bloomberg Chris Zaccarelli, de Independent Advisor Alliance.

En el mercado de materias primas, subidas para el petróleo después de la publicación nuevas caídas de los inventarios de Estados Unidos. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 2% al cierre de la sesión, hasta los 73 dólares, un nuevo máximo desde finales del año 2014. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se anotaba un 1,89%, hasta los 67,78 dólares. Este fue un factor también a favor de la Bolsa americana, que vio cómo ganaban posiciones los títulos del sector energético.

Levemente al alza se movía el oro: al cierre, el precio de la onza se apuntaba un 0,25%, hasta los 1.350 dólares la onza.

Fotos

Vídeos