El Ibex-35 aguanta los 10.300 puntos, pese al recorte

Interior de la Bolsa de Madrid./J.P. Gandul (Efe)
Interior de la Bolsa de Madrid. / J.P. Gandul (Efe)

El selectivo español cierra la sesión con un recorte del 0,14%, para dar un último cambio en los 10.306,90 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

La subida del viernes llevó al Ibex-35 a rebasar los 10.300 puntos, nivel que no veía desde principios de noviembre, y en la jornada de hoy, aunque no ha logrado escalar por encima de ese nivel, sí ha conseguido mantenerse sobre esa cota. Al cierre, el indicador daba un último cambio en los 10.306,90 puntos, lo que supone un descenso del 0,15%.

En el resto de Europa, comportamiento parecido, con una sola excepción, la del Ftse 100 británico, que terminó el día en verde, con una subida significativa del 0,80% ante la caída de la libra esterlina en la sesión, ante la posibilidad de que la primera ministra británica, Theresa May, pueda sufrir presiones para un 'Brexit' duro.

También se salvó de los recortes el PSI-20 de Lisboa, que ganó un 0,05%. Mientras, el Ftse Mib de Milán retrocedió un 0,36%, mientras que el Cac 40 francés se dejó un 0,23%. 

Acerinox encabezó los ascensos del selectivo español, con una revalorización del 2,23%. A continuación se colocó Cellnex, con un avance del 1,83%. Grifols, Siemens Gamesa y ArcelorMittal también cerraron con ganancias superiores al 1%. Después, Dia, Bankia y CaixaBank, con avances de entre un 0,6% y un 0,5%. 

Pocos valores más terminaron en verde, pero entre ellos se colocaron algunos de los grandes: Inditex, que subió un 0,24%, mientras que BBVA y el Santander se anotaron un 0,17% y un 0,11%, respectivamente. 

En rojo, Mediaset fue el peor, con una caída del 1,58%, seguido de Ferrovial, que retrocedió un 1,50%, mientras que Amadeus y Endesa retrocedieron un 1,30% y un 1,15%, respectivamente. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Coemac fue el peor valor del día, con un descenso del 3,33%. A continuación, se situó Reig Jofre, también con un descenso de más del 3%. En verde, PharmaMar fue el mejor, con una subida del 11,30%.

La Bolsa de Nueva York aguanta, pese al atentado

Wall Street, al cierre de la sesión europea, se mantenía en positivo, aunque con ganancias muy limitadas en el caso del Dow Jones y del S&P 500, aunque algo más amplias en el caso del Nasdaq. Ello, después de la explosión cerca de Times Square, en Nueva York, que el alcalde de la ciudad ha calificado de intento de atentado. La subida de los indicadores tenía su base tanto en el sector tecnológico como en el energético.

En el mercado de divisas, el euro ganó posiciones frente al billete verde. La moneda única recuperaba la cota de 1,18 unidades que perdía el pasado viernes, cuando se publicó un informe de empleo de Estados Unidos mejor de lo esperado por los analistas, al crearse 228.000 nuevos empleos en noviembre, por encima de los 195.000 que se preveía.

En el mercado de bonos, ligeras bajadas de las rentabilidades. El interés del título americano a diez años retrocedía desde el 2,38% hasta el 2,36%, mientras que el de los títulos alemanes caída por debajo del nivel del 0,30%.

Las únicas excepciones eran España e Italia, aunque los rendimientos de sus diez años avanzaban muy poco, casi de manera imperceptible, hasta el 1,40% y hasta el 1,65%, respectivamente.

Atentos a los bancos centrales

Esta semana, atención a la reunión de la Reserva Federal norteamericana, que previsiblemente subirá los tipos de interés el próximo día 13, sobre todo tras conocerse el pasado viernes un informe de empleo que muestra el vigor de la primera economía del mundo. Al día siguiente será el turno del Banco Central Europeo, que debería dar detalles sobre la reducción de compras de bonos, y del Banco de Inglaterra, tras anunciar el mes pasado su primera subida de los tipos de interés de la última década. Otro de los bancos centrales que también se reunirá será el de Suiza.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, ganaba un 1,77% en su tercera sesión consecutiva de ascensos, hasta los 64,52 dólares, su nivel más alto desde el año 2015. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se anotaba un 0,19%, hasta los 57,47 dólares. Ello, ante el anuncio de un cierre de un pozo en el Mar del Norte que necesita reparación. También, por la tensión creciente en Oriente Medio después de que Donald Trump haya reconocido Jerusalén como capital de Israel.

El precio de la onza de oro, en cambio, se dejaba un 0,19%, hasta los 1.246 dólares la onza.

Fotos

Vídeos