El Ibex se deja arrastrar por el batacazo de Wall Street al perder un 2,5%

El Ibex se deja arrastrar por el batacazo de Wall Street al perder un 2,5%

El selectivo cierra en los 9.810 puntos, junto al resto de parqués europeos, en una corrección que no pone en duda la recuperación económica, según los expertos

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El Ibex-35 no ha tenido más remedio que sucumbir al desplome que ayer registró el mercado bursátil norteamericano, y que hoy ha tenido su continuación tras la apertura de Wall Street a mediodía. El selectivo español se ha dejado un 2,5% de su valor y ha cerrado la sesión, a punto de perder los 9.800 puntos. El índice se ha convertido en el peor parado de una sesión dominada por la volatilidad, con bruscos movimientos de ventas que han azotado a todos los parqués. Hace apenas dos semanas, cotizaba muy cerca de los 10.600 puntos.

Los mayores descensos del Ibex-35 -con todos sus títulos en negativo, a excepción de Siemens Gamesa- se han concentrado en Cellnex (-4,2%), ACS (-4%), Iberdrola (-3,9%), Mapfre (-3,8%), ArcelorMittal (-3,8%) y Gas Natural (-3,5%). Precisamente el consejo de administración de la gasiste se encuentra aún reunido desde mediodía para tratar la posible destitución de su presidente, Isidro Fainé, y su consejero delegado, Rafael Vilaseca, en favor del actual CEO de Abertis, Francisco Reynés. También han caído con fuerza otros grandes títulos como Repsol (-2,9%), Santander (-2,9%), Telefónica (-2,5%), BBVA (-2,3%) o CaixaBank (-2%).

Ninguna plaza europea se ha librado de la sangría generalizada, aunque las caídas han sido menores en otros puntos del Viejo Continente, como en el DAX alemán, que se ha dejado un 1,9%; el CAC francés, que ha perdido un 2,3%; el FTSE italiano, que ha cedido un 1,5%; o el índice inglés, que ha retrocedido un 1,5%.

Las minusvalías del Ibex-35 son consecuencia de los drásticos recortes sufridos por los mercados norteamericanos, que cerraron anoche con caídas como las del Dow Jones, del 4,6%, lo que supuso el mayor retroceso en puntos de toda su historia. Aunque en el inicio de la sesión de hoy, los valores que cotizan en el mercado estadounidense han apuntado hacia ciertas subidas, finalmente se han dado la vuelta en los últimos minutos y siguen registrando depreciaciones. A media tarde, el Dow pierde un 0,6%, el tecnológico Nasdaq un 0,5% y el S&P un 1%.

El 'efecto dominó' tiene su epicentro en el nombramiento del nuevo presidente de la Reserva Federal estadounidense (FED), el banco central de la primera economía del mundo. Desde ayer, Jerome Powell es el responsable de esta institución, al relevar en su cargo a Janet Yellen. Powell se encuentra mucho más cerca de las tesis republicanas del presidente de EE UU, Donald Trump. Y los mercados temen que impulse la escalada de tipos de interés del país, por los buenos datos de evolución económica que se registran en esa potencia económica. Hasta ahora, la subida de tipos había situado el precio oficial del dinero entre el 1,00% y el 1,25%. Pero con Powell los analistas no descartan que se pueda cerrar el año en el entorno del 2% e incluso por encima de esa referencia.

Sin embargo, los analistas consideran que esta corrección de los mercados bursátiles es un acontecimiento puntual. Y que no pone en duda los visos de recuperación económica que registran las grandes potencias mundiales, con EE UU a la cabeza. "No hay necesidad de entrar en pánico por la corrección ya que el subyacente de la economía global es fuerte", explica Lukas Daalder, director de Inversiones de Robeco. Para Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank en España, "el escenario sigue siendo favorable" por el alza de EE UU y la solidez de los resultados empresariales.

Por otro lado, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, cotizaba a la baja, a un precio de 67 dólares con un retroceso del 0,67%.

En los mercados de deuda, la prima de riesgo española se colocaba en los 73 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,45%, al tiempo que la cotización del euro frente al dólar se situaba en 1,2414 billetes verdes', tras haber abierto en 1,2366 dólares.

Fotos

Vídeos