Draghi impulsa al euro a máximos de 2015

Bolsa de Madrid. / Efe

En el lado de las ganancias se situaban Aena, Repsol, Cellnex Telecom, Acerinox, Mediaset, IAG e Inditex

ESTHER GARCÍA LÓPEZMadrid

Por fin llegó el acontecimiento más esperado por los mercados durante la semana, la reunión del BCE y la posterior rueda de prensa de su presidente. Mario Draghi habló y las bolsas europeas y el euro no se hicieron esperar y emprendieron el camino de subida. Lo que dijo no sorprendió: el BCE seguirá con su programa de compra de deuda y mantendrá los tipos de interés al 0%. Pero los ascensos fueron breves y una hora después de su intervención las bolsas europeas giraron y emprendieron el camino de bajada, a excepción del Ftse 100 que continuó en solitario su remontada, mientras el euro conquistaba máximos de 2015. El Ibex-35 terminó la sesión cediendo un 0,22%, alejándose de la cota psicológica de los 10.600 puntos y situándose en los 10.564 enteros.

El Ftse 100 de Londres se colocó a la cabeza de las ganancias con una subida del 0,77%, y fue el único índice que vistió de verde. Le seguían en rojo el Dax 30 de Fráncfort con pérdidas del 0,04%, el Ftse Mib de Milán (-0,19%) y el Cac 40 de París (-0,32%).

En el parqué madrileño CaixaBank lideró los avances con ganancias del 1,21%, seguida por Banco Santander (+1,15%), Dia (+1,14%), Telefónica (+0,67%) e Indra (+0,65%). 

IAG lideró las pérdidas con un descenso del 5,20%, seguida por Aena (-2,50%), ArcelorMittal (-2,17%), Iberdrola (-2,11%) y Viscofan (-1,75%). 

En la bolsa española los protagonistas del día han sido Iberdrola, Banco de Santander y Oryzon. La primera porque ha presentado sus resultados semestrales. De enero a junio la eléctrica ganó 1.518 millones de euros, lo que supone un 4,2% más que en el mismo periodo del año anterior. Llevó a cabo inversiones por valor de 2.512 millones de euros, un 35% más. No obstante, su resultado de explotación cayó un 3,6%, hasta los 3.751 millones. Estos números no han gustado al mercado y el valor terminó la sesión bursátil con una caída del 2,11%.

El segundo protagonista fue Banco de Santander cuyo periodo de suscripción preferente y de solicitud de acciones adicionales de su ampliación de capital de 7.000 millones de euros ha terminado hoy. Según los expertos, todo hace pensar que la ampliación originada por la compra de Banco Popular ha sido bien acogida por los inversores. Santander fue el valor que más remontó en la jornada bursátil con una subida del 1,15%.

Por su parte, Oryzon Genomics ha liderado las pérdidas del Mercado Continuo con una caída del 27,46%, después de que Roche decidiera "discontinuar" el desarrollo clónico de un fármaco experimental para pacientes con leucemia y tumores, que se realizaba mediante un acuerdo de licencia entre las dos compañías.

Las bajadas de las bolsas del Viejo Continente han contrastado con los buenos resultados que logró Wall Street en su cierre de ayer. Otra vez en máximos históricos. En esta ocasión debido al aumento del precio del petróleo y a las sólidas ganancias de las empresas que presentaron sus resultados del primer semestre. El Dow Jones subió un 0,31%, el S&P500, un 0,54%, y el Nasdaq, un 0,64%. También las bolsas asiáticas han cerrado hoy en positivo. El Nikkei lo ha hecho con subidas del 0,6%, después de que el banco de Japón haya mantenido sin cambios su política monetaria, bajando sus previsiones de inflación y subiendo las de crecimiento. 

Hoy ha sido un día de presentación de resultados empresariales, al de Iberdrola se han sumado los de Unilever, ABB o SAP, entre otros. Unilever logró un beneficio neto atribuible de 3.110 millones de euros en el primer semestre del año, un 23,8% más que en el mismo periodo de 2016.

El grupo de ingeniería suizo ABB logró un beneficio neto hasta junio de 1.086 millones de euros, un 37,8% más que en el mismo semestre del año anterior. Mientras que la compañía de software germana SAP consiguió un beneficio neto atribuido de 1.189 millones en el primer semestre, lo que supuso un 14,3% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Pero el gran protagonista de la jornada ha sido el euro que ha vuelto a superar la cota de los 1,16 dólares situándose en máximos de 2015. Su remontada ha tenido lugar después de que Draghi anunciara que el Consejo de Gobierno del BCE ha decidido por unanimidad mantener las compras de deuda y los tipos de interés. 

Las declaraciones de Draghi también han influido en el mercado de deuda. La prima de riesgo española ha bajado hasta los 93 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,46%. Mientras que la rentabilidad del bono alemán se situó en el 0,53%.

Por su parte, el Tesoro Público ha colocado hoy 4.576 millones de euros en una subasta de bonos y obligaciones, dentro del rango medio previsto, y ha rebajado la rentabilidad en los bonos a tres y cinco años, pero ha aumentado el interés ofrecido a los de diez años. La demanda ha superado los 10.000 millones de euros, más del doble de lo que se ha adjudicado.

En el mercado de materias primas el oro amplía su escalada hasta los 1.246 dólares por onza, y en el mercado del crudo, el barril de Brent roza los 50 dólares, mientras que el barril tipo West Texas, de referencia en Estados Unidos, sube de los 46.

Fotos

Vídeos