El Ibex-35 pincha con el resultado electoral en Cataluña

Panel informativo en la Bolsa de Madrid./EFE
Panel informativo en la Bolsa de Madrid. / EFE

El selectivo español corrige el viernes un 1,19%, hasta los 10.182 puntos

REGINA R. WEBBMadrid

Con el peor desenlace electoral para los mercados, el selectivo español vuelve a la casilla de salida. Bastó la sesión del viernes para borrar casi todas ganancias de la semana. El Ibex-35 no titubeó: desde los primeros cambios marcó una tendencia clara a la baja, para finalmente dar un último cambio en los 10.182 puntos, con una caída del 1,19%. Pese a que en las últimas jornadas los inversores se arriesgaron a apostar por una mayor calma política en Cataluña, el viernes deshicieron posiciones en los valores más afectados. De ahí que las mayores caídas se registraran en CaixaBank (-3,60%) y Banco Sabadell (-3,43%).

Pese a la victoria de Ciudadanos, el bloque independentista formado Junts pel Catalunya, ERC, y la CUP reuniría los escaños suficientes para la mayoría parlamentaria. Así las cosas, el dinero opta por mantenerse al margen del revuelo político que se avecina en las próximas jornadas, lo que se refleja negativamente en los sectores más sensibles al consumo doméstico y a la economía nacional. Por eso, tampoco se han librado del castigo la banca, con caídas del 2,15% en Banco Santander o del 1,47% en BBVA, ni las inmobiliarias, como Colonial (-1,91%) o Merlin Properties (-1,79%).

Solo han mantenido la calma valores más defensivos, como las eléctricas. Endesa sube un 1,23% y Enagás un 0,33%. Destaca el 0,48% que ha repuntado Meliá Hotels, pese a ser de un sector en el punto de mira como el turismo.

La prolongación de la incertidumbre en Cataluña también hizo mella en el resto del parqué europeo, que volvió a ceder a las ventas sin el apoyo de un Wall Street a la baja. Los grandes índices del Viejo Continente registraron tibias correcciones: del -0,39% en el Cac francés, del -0,49% en el Eurostoxx 50, del -0,14% en el FTSE MIB italiano y del -0,28% en el Dax alemán. A la Bolsa alemana apenas le impactó el buen dato de confianza de los consumidores alemanes, que subió hasta los 10,8 puntos, según los datos del Instituto GfK, lo que supone una décima más de lo esperado por el consenso de analistas.

Una primera lectura del resultado desestabilizó al euro, que se debilita ante el dólar americano hasta intercambiarse por 1,1840 billetes verdes al cierre de las Bolsas de Europa.

Dicho lo cual, el batacazo pudo haber sido peor. La Bolsa española se hace más fuerte, más que acostumbrada a los disgustos políticos y falta de claridad tras las urnas. De hecho, el Ibex-35 recuperó terreno tras una apertura en la que llegó a dejarse un 2%. Y en el terreno de la renta fija, terminó la semana con mejor diagnóstico que la deuda de países como Estados Unidos. Si bien el Tesoro americano se estabilizó, los títulos estadounidenses dejan atrás su mayor corrección semanal desde septiembre. En similar línea el bund alemán, que cae a mínimos de cinco semanas. En cambio, el bono español a 10 años terminó casi plano la sesión, con un repunte testimonial de la rentabilidad exigida al 1,454%. La prima de riesgo de España se ha mantenido firme en los 105 puntos.

Fotos

Vídeos