El Ibex estropea la sesión al final y se aleja de los 10.300

Inditex fue el valor más rentable, con un avance del 1,72%. En rojo, el peor fue Gas Natural, con un descenso del 2,26%

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 comenzaba la sesión en verde y superando los 10.300 puntos, para marcar máximos del día en los 10.350 puntos. Pero sólo duró minutos en esa cota. Pronto se vino abajo y durante la mayor parte de la jornada estuvo rondando los 10.310 puntos. Eso, hasta que a partir de las cuatro de la tarde entró en negativo. Al cierre daba un último cambio en los 10.260,5 puntos, lo que supone un descenso del 0,27%. 

El indicador español se vino abajo y eso que los índices de Wall Street arrancaron la jornada con números verdes en la sesión que se preveía que la Reserva Federal iba a subir los tipos de interés. 

De todas maneras, el selectivo español, a diferencia de lo que sucedió ayer, no fue el peor del día. El que más sufrió fue el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 1,44%. El Cac 40 francés cedió un 0,51%. El Dax alemán bajó un 0,44%. El Ftse 100 terminó prácticamente plano. 

Inditex encabezó los ascensos, con una revalorización del 1,72%, tras presentar los resultados de su tercer trimestre. A continuación se colocaron Dia y Siemens Gamesa, ambas con ganancias de más de un punto porcentual. Pocos valores más se salvaron de los recortes: IAG, que se anotó un 0,72%, mientras que Bankia avanzó un 0,52%, después de conocerse que el fondo soberano de Noruega se ha convertido en su segundo mayor accionista y que el Estado prepara la venta de otro 20% a partir del mes de febrero. Cellnex, Meliá, Grifols, Amadeus y Acerinox fueron los otros valores que esquivaron los números rojos. 

En negativo, el peor, Gas Natural, que sufrió un recorte del 2,26%. Después se colocaron Ferrovial, Acciona, Iberdrola, Endesa y Colonial, con descensos de más de un 1%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Montebalito fue el mejor, con una subida del 5,43%. El peor fue Oryzon, que retrocedió un 5,73%. 

Los bonos entre la Fed y las elecciones italianas

Si la Bolsa de Nueva York esperaba a la Fed al alza, en el mercado de bonos había un comportamiento mixto. El interés de los títulos americanos a diez años retrocedía desde el 2,40% hasta el 2,38%. Mientras tanto, en Europa, el rendimiento de los bonos alemanes se mantenía en el entorno del 0,30%, y los tipos de los bonos de la periferia subían con fuerza, sobre todo los italianos: su rendimiento pasaba desde el 1,69% hasta el 1,77%, mientras que el de los españoles pasaba del 1,45% hasta el 1,47%. 

La Bolsa italiana fue, pues, la peor de Europa y los bonos italianos los que peor se comportaron. Ello porque, de acuerdo con varios periódicos del país, como Il Corriere della Sera, la Repubblica e Il Messaggero, informaron que el presidente Sergio Mattarella disolverá el parlamento al final de mes, lo que supondría que las elecciones se celebrarían el 4 de marzo. Los inversores temen que los euroescépticos del Movimiento Cinco Estrellas (y no sólo ellos) supongan un problema para el orden político establecido y reten a la zona euro. Los analistas de ING esperan que, de aquí a marzo, la prima de riesgo de Italia, ahora en el entorno de los 145 puntos básicos, podría subir hasta los 175. 

En el mercado de divisas, el euro subía al cierre de la sesión frente al billete verde: ganaba un 0,2%, hasta el nivel de 1,1766 unidades. Recogida de beneficios en el dólar después de varios días de apreciación anticipándose a la subida de tipos que se prevé acometa hoy la Fed. Aunque también influyó que la inflación en EE.UU. subiera menos de lo esperado, sobre todo la subyacente, sin sus elementos más volátiles, es decir, alimentos y energía: se colocó en noviembre en el 1,7% interanual, por debajo del 1,8% previsto. 

Más allá de los tipos de interés americanos

De vuelta a las decisiones de política monetaria, de acuerdo con Lazard Asset Management, el mercado descuenta que la Fed suba los tipos, pero añade que además de eso, al mercado ha de importarle también quién ocupará las tres vacantes que quedarán libres y con derecho a voto en el comité de mercado abierto de la institución. Aunque la gestora estadounidense cree que Jerome Powell abogará por seguir los pasos de Janet Yellen al frente de la Fed, la nueva composición del comité hace complicado cualquier pronóstico. También quedan incertidumbres tales como si estarán dispuestos a dar respuesta a una nueva recesión con políticas no convencionales o si estarán dispuestos a plantearse objetivos nuevos. 

Otro punto de atención en Estados Unidos es la reforma fiscal. De acuerdo con el número dos de la mayoría del Senado, John Cornyn, la Cámara de Representantes y el Senado están muy cerca de un acuerdo. Quizás antes de que termine el año podría estar listo ese acuerdo. 

En el mercado de materias primas, segunda sesión consecutiva de caídas para el barril de Brent. Se deja esta tarde un 1%, hasta los 62,69 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, en cambio, se mueve al alza: sube un 0,70% y se sitúa en los 57,54 dólares.

El oro sube levemente: avanza un 0,13%, hasta los 1.246 dólares la onza.

Fotos

Vídeos