El Ibex cierra su peor mes desde junio de 2016, desde el Brexit

Sede de la Bolsa de Madrid. /Javier Lizón (Efe)
Sede de la Bolsa de Madrid. / Javier Lizón (Efe)

El euro, al cierre de la sesión, ponía en peligro la cota de 1,22 unidades en favor del dólar

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 conquistaba los 9.900 puntos el lunes. Los mantenía el martes. Pero el miércoles los perdió. Al cierre de la sesión, se dejaba un 0,61%, para dar un último cambio en los 9.840,30 puntos. 

En toda Europa dominaron los números rojos. Los del selectivo español fueron un poco más importantes que los del resto del Viejo Continente, pero en ningún caso fueron muy relevantes. Así, el Ftse Mib de Milán se dejó un 0,51%, mientras que el Dax alemán y el Cac 40 francés bajaron un 0,44% cada uno. Sólo se salvó de los recortes el PSI-20 de Lisboa, que terminó en tablas. 

En el selectivo español, destacó Meliá, con una fuerte subida del 7,82% tras presentar sus resultados de 2017. A continuación se colocó Merlin Properties, con un avance del 3,61%, también tras haber hechos públicos sus números del pasado año. Repsol se situó después, con una subida del 3,5%, también como respuesta a sus números del último año. Además de éstos, pocos valores más lograron cerrar en verde: IAG, Amadeus, Siemens Gamesa, Indra, Mediaset y Acerinox. 

En negativo, Grifols fue el peor, con un descenso del 4,93%. En su caso, la respuesta a los resultados fue bajista. Bankia y Viscofán, con descensos de un 2,82% y de un 2,06%, completaron la terna de peores valores del día.

Un mal mes para las Bolsas

Pero, en todo caso, acaba un mal mes de febrero. Y en el Viejo Continente, el Ibex-35 ha sido el peor de todos, con un descenso de un 5,85%. Se trata del peor mes para el indicador español desde el de junio de 2016, el mes del 'Brexit'. Pero podía haber sido peor, dado que el indicador termina febrero más de 200 puntos por encima del mínimo que marcó el día 9 poco por encima de los 9.600 puntos. 

Mientras tanto, el Dax alemán se ha dejado un 5,77% en febrero. La caída del Ftse Mib no ha llegado al 4% en este periodo. Y la del Cac 40 apenas ha rozado el 3%. 

En este último mes, Meliá se ha colocado en cabeza en rentabilidad dentro del Ibex-35, con su subida de más de un 6%, gracias al determinante fuerte avance de la última sesión. A continuación se ha colocado Mediaset, con una subida del 4,55%. Pero apenas otros cinco valores han cerrado en verde este febrero: Siemens Gamesa, Acerinox, Merlin Properties y Gas Natural. 

En rojo, el peor ha sido Inditex, que se ha hundido un 13,5%, seguido de Grifols, que ha bajado más de un 12,5%, mientras que ACS se ha dejado un 12,3%. 

De nuevo, Europa lo ha vuelto a hacer peor que Estados Unidos en el conjunto del último mes, y eso que la corrección que se extendió entre los últimos días de enero y los primeros de febrero tuvo su origen en Wall Street, sus temores inflacionistas y el miedo a una subida de los tipos de interés más rápida de lo esperado. Las pérdidas de los principales índices de Wall Street en este mes que termina rozan el 3% en el caso del Dow Jones y del S&P 500 y rondan el 1% en el Nasdaq. 

Vuelve el fantasma de los tipos americanos

Por cierto que estos nuevos descensos de ayer (mínimos) y de hoy (algo más importantes) llegaron después de la intervención del presidente de la Reserva Federal norteamericana, Jerome Powell, ante el Congreso estadounidense en la sesión de ayer. El mercado no se lo tomó bien. La comunidad inversora, tras sus palabras, continúa considerando que el riesgo sigue siendo que los tipos de interés suban más rápido de lo esperado. Powell no ayudó a despejar ese peligro y el mercado quizás se lo esperaba. Así, tras los descensos sufridos ayer por Wall Street, la sesión de hoy comenzaba débil. 

Eso sí, los tipos de los bonos, tras la subida de la jornada pasada, hoy se estabilizaban a las puertas del 2,90% en el caso del diez años estadounidense. En el Viejo Continente, el interés de los títulos de deuda se movía ligeramente a la baja. 

El que sí seguía reforzándose era el dólar. La moneda comunitaria perdía terreno frente al billete verde: se dejaba al cierre un 0,20%, hasta poner en peligro la cota de 1,22 unidades. 

Ello, después de conocerse cifras importantes en Estados Unidos. De acuerdo con la segunda lectura del PIB del cuarto trimestre del año pasado, la economía americana creció a un ritmo trimestral anualizado del 2,5%, en coincidencia con lo esperado por los analistas, pero una décima por debajo de la primera revisión. Peor de lo esperado fueron tanto el índice manufacturero de Chicago como las preventas de viviendas.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 1,46%, hasta los 65,6 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se mantenía prácticamente plano en los 63 dólares. 

Fotos

Vídeos