El Ibex cae presionado por los grandes valores

El Ibex cae presionado por los grandes valores

Ferrovial encabezó los ascensos, con una revalorización de cerca de un 2%

CRISTINA VALLEJOMadrid

La de hoy ha sido una jornada en la que ha habido dudas entre los números rojos y los verdes. El selectivo español ha oscilado entre los 10.510 puntos que marcaba en la apertura y los 10.590 puntos que marcaba en su mejor momento, entre las diez y las diez y media de la mañana. Al cierre, el indicador no ha logrado colocarse al alza: ha registrado un nuevo recorte del 0,41%, para dar un último cambio en los 10.523 puntos.

El índice español se situó entre los peores del día, junto al Ftse Mib de Milán, mientras que el resto de índices europeos terminaron en positivo. El índice italiano se dejó un 0,44%. El mejor fue el PSI-20 de Lisboa, con una revalorización del 0,43%. El Ftse 100 británico y el Dax alemán se anotaron alrededor de un 0,15% y el Cac 40 francés, un 0,10%. 

Al Ibex-35 le presionó el comportamiento de los grandes valores. De hecho, Repsol fue el peor del día, con un recorte del 1,70%. A continuación se colocó Telefónica, con un descenso del 1,36%. Entre los 'blue chips' también cerró a la baja el Santander, que sufrió un descenso de algo más de un 0,6%. Entre los peores, también ArcelorMittal, CaixaBank e Indra, que bajaron más de un punto porcentual. 

En verde, Ferrovial fue el mejor, con una subida cercana a los dos puntos porcentuales. Abertis se colocó después, con una revalorización del 1,33%. Muy cerca, Grifols y Cellnex, que ganaron un 0,97% y un 0,89%, respectivamente. Entre los grandes, los que terminaron al alza fueron Inditex, que se anotó un 0,28%, mientras que BBVA e Iberdrola cerraron prácticamente en tablas. 

En el Eurostoxx 50, los valores que más cayeron fueron Total y Eni, con descensos de alrededor de un 1,45%. El mejor fue Adidas, que se anotó un 4,90%, gracias a una buena recomendación de HSBC, que ha elevado un 27% su precio objetivo. 

Wall Street y el crudo

En el mercado americano, mientras el Dow Jones y el S&P 500 se encontraban en tablas al cierre de la sesión europea, el Nasdaq ganaba medio punto porcentual. Tras el festivo de ayer en la Bolsa de Nueva York por el Día de la Independencia, han cambiado las tornas y hoy lo hace mejor el sector tecnológico que los demás. 

Quizás tuvo que ver, además de con el rebote de la tecnología, con la nueva caída del precio del petróleo, algo que puede considerarse normal después de casi una decena de sesiones consecutivas de avances. Aunque el retroceso fue bastante virulento, y aquí encuentra su explicación que tanto en el Ibex-35 como en el Eurostoxx los peores valores hayan sido petroleros. El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 3% al cierre de la sesión europea, para situarse en los 48,12 dólares. Ayer llegó a rozar los 50 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, perdía alrededor de un 1,15%, hasta los 46,54 dólares. Ese descenso del oro negro se atribuye a declaraciones de Rusia según las cuales el país estaría en contra de aplicar nuevos recortes de producción o profundizar los actuales. De acuerdo con Rusia, posiblemente reducir más la producción lanzaría el mensaje equivocado al mercado: quizás los inversores interpretarían que los precios son incontrolablemente bajistas. El oro, mientras tanto, se mantenía prácticamente plano respecto al cierre de ayer a las puertas de los 1.225 dólares la onza.

En el mercado de divisas, el euro retrocedía de nuevo frente al billete verde. La moneda comunitaria cedía alrededor de 1,10 al cierre de la sesión europea, para situarse el tipo de cambio en 1,1335 unidades. Debilitamiento del euro, pese a que los datos publicados en el Viejo Continente fueron buenos, tanto el de actividad del sector servicios como el de ventas minoristas. El dólar ganaba posiciones no sólo respecto a la divisa comunitaria, sino también frente al conjunto de las divisas del G-10 antes de la publicación de las actas de la última reunión de la Reserva Federal norteamericana. Y eso que las referencias económicas publicadas en Estados Unidos fueron negativas, como los pedidos de fábrica, que cayeron en mayo un 0,8%, frente al descenso del 0,5% previsto, y después de haberse revisado a la baja las cifras del mes de abril. 

En el mercado de deuda, leve descensos en los tipos de los bonos más 'core' (tanto los americanos y los alemanes) e incremento de las rentabilidades de los bonos de la periferia europea, en particular de los de Italia y España. Con ello, se incrementaron ligeramente las primas de riesgo.

Claves de la sesión

El Ibex-35 cerró la sesión con un descenso del 0,41%, para dar un último cambio en los 10.523,60 puntos.

Ferrovial encabezó los ascensos, con una revalorización de cerca de un 2%. Repsol y Telefónica fueron los peores, con descensos de un 1,70% y de un 1,36%, respectivamente.

El precio del petróleo caía con fuerza: el barril de Brent, tras casi una decena de jornadas de avances, retrocedía más de un 3%, para volver a los 48 dólares el barril.

Fotos

Vídeos