Serio correctivo en el Ibex-35, que vuelve a niveles de abril

El selectivo bursátil terminó la sesión con una caída del 1,60%, para dar un último cambio en los 10.531,10 puntos

EUROPA PRESSMadrid

El Ibex-35 comenzaba la sesión en positivo, superando los 10.750 puntos, pero antes de las diez de la mañana ya estaba en negativo y pasadas las cuatro de la tarde marcaba sus mínimos intradiarios en los 10.525 puntos, justo después de la apertura de la Bolsa de Nueva York. En el último tramo de la sesión, el indicador recuperó algo de terreno, pero no lo culminó y cerró muy cerca de sus mínimos intradiarios: dio un último cambio en los 10.531,1 puntos, lo que supone un descenso del 1,6%.

Si hacemos balance, caemos en la cuenta de que el selectivo español sí lleva una buena corrección desde los 11.200 puntos que rozó cuando marcó máximos anuales, a principios de mayo, hasta los actuales 10.500 puntos: la caída es ya de casi un 5,5%.

Aun con ese descenso tan relevante en la sesión, el selectivo español no fue el peor del día. El que más cayó fue el Cac 40 francés, que retrocedió un 1,88%. El Dax alemán, por su parte, se dejó un 1,83%. El Ftse Mib de Milán, se dejó un 1,63%. Los mejores del día fueron el Ftse 100 británico, que cayó medio punto porcentual, y el PSI-20 de Lisboa, que se dejó un 0,89%.

La aceleración de las caídas en los índices de renta variable europeos quizás tuvo que ver con la apertura bajista que observamos en Wall Street, encabezada por el tecnológico Nasdaq que, al cierre de la sesión europea, retrocedía alrededor de un 1,70%. La caída de los valores tecnológicos en Wall Street ensombrecía de esta manera el rally registrado en los bancos americanos debido a los anuncios de recompras de acciones por valor de 92.800 millones de dólares, gracias al permiso obtenido tras aprobar los test de solvencia. También, a la revisión al alza del PIB de EE.UU. del primer trimestre, que creció un 1,4% en tasa trimestral anualizada, por encima del 1,2% previsto.

Además, también tuvimos buenos datos económicos en el Viejo Continente. En particular, el de confianza del consumidor en Alemania, o el de confianza económica en la zona euro, que marcó su nivel más alto en una década. Aunque la inflación en el Viejo Continente se colocó una décima por debajo de lo esperado: subió un 1,5% interanual en junio, según el dato adelantado, frente al 1,6% previsto y al 1,9% en que se situaba el mes anterior.

Solo se salvan Bankinter y Dia

En el selectivo español, únicamente dos valores, Bankinter y Dia, se salvaron de los recortes, con avances minúsculos de un 0,17% y de un 0,04%, respectivamente. Entre los mejores, pero ya en negativo, únicamente Abertis y el Sabadell se dejaron menos de medio punto porcentual.

ACS fue el peor del día, con un recorte del 3,90%. Después se colocaron un buen puñado de valores con caídas de más de dos puntos porcentuales, como Indra, que perdió un 2,83%, mientras que Grifols y Red Eléctrica perdieron cerca de un 2,7%. Aena, Cellnex, Enagás, Ferrovial, Meliá e IAG también bajaron más de dos puntos porcentuales. En general, pues, los valores que más bajaron fueron sobre todo los defensivos. Aunque ello no jugó a favor de los cíclicos.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Adolfo Domínguez encabezó los ascensos, con una subida cercana al 9%. En negativo, el peor fue Pescanova, con un descenso del 10,10%.

En el Eurostoxx 50, también sólo dos valores se salvaron de los recortes: Deutsche Bank y Société Générale. En el índice paneuropeo se vio más claramente el fenómeno de acuerdo con el que subidas de los tipos de los bonos llevan a un mejor comportamiento de las acciones financieras. Así, entre los diez mejores valores (aunque cerraran en negativo) del Eurostoxx 50, siete fueron del sector financiero.

Ventas también de bonos

Las ventas de Bolsa coincidieron también con las ventas de bonos: los intereses de los títulos de deuda subieron con fuerza a nivel mundial, aunque sobre todo en la periferia europea. Los rendimientos de los títulos italianos eran los que más subían: desde el 2,03% hasta el 2,15%, mientras que el interés de los españoles avanzaba desde el 1,40% hasta el 1,52%. Algo menos se incrementaban los tipos de los títulos alemanes (del 0,36% al 0,44%) y de los franceses (del 0,71% al 0,80%).

Ello llevaba consigo una ampliación de las primas de riesgo de la periferia, aunque no demasiado importante: de alrededor de dos puntos básicos, para colocarse, por ejemplo la española, en los 107 puntos básicos. Más discreto era también el incremento de los rendimientos de los bonos americanos: del 2,23% de ayer al 2,27% de este jueves.

En el mercado de divisas, el euro avanzaba medio punto porcentual respecto al billete verde, para colocarse el tipo de cambio en 1,143 unidades, su nivel más alto desde mayo del año pasado. El euro fuerte puede estar penalizando a los índices bursátiles más exportadores, como son el Dax y el Cac 40 francés, por ejemplo.

¿Qué cotiza el mercado con estos movimientos en la renta variable, la renta fija y la divisa?, ¿un endurecimiento monetario en Europa, pese a las aclaraciones que realizó el BCE respecto del mensaje de Mario Draghi el martes en Sintra?, ¿que el ciclo peligra, según podría estar adelantando el Nasdaq 100?

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba por sexta sesión consecutiva y se acercaba a los 48 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, por su parte, también subía por sexto día y superaba los 45 dólares. Y el precio del oro, sin embargo, registraba una caída del 0,39%, para alejarse de los 1.250 dólares que tocaba en la jornada anterior.

Fotos

Vídeos