El Ibex-35 pierde un 1,20% en la semana y mantiene ‘in extremis’ los 10.600 puntos

Bolsa de Madrid./Efe
Bolsa de Madrid. / Efe

Con la caída de hoy, la Bolsa española encadena su cuarta sesión consecutiva a la baja

ESTHER GARCÍA LÓPEZMadrid

El Ibex-35 cierra la semana en los 10.630 puntos, cediendo un 1,20% y liderando las caídas de los principales índices europeos. El escaso apetito comprador que los mercados experimentaron durante la semana se contagió al viernes y el índice de referencia español terminó la sesión con una bajada del 0,74%, manteniendo ‘in extremis’ la cota psicológica de los 10.600 enteros, lastrado por la banca y las utilities.

El petróleo, en mínimos anuales, ha sido el protagonista de la jornada en las plazas europeas en ausencia de otras referencias. El FTSE 100 de Londres es el índice que mejor se ha comportado con una bajada del 0,20%, seguido por el Cac 40 de París, que ha cedido un 0,30%, el FTSE Mib de Milán (-0,46%), y el Dax 30 alemán (-0,47%).

En estas caídas generalizadas han influido los datos del indicador PMI de actividad total de la Eurozona elaborado por Markit, que han sido peor de lo esperado. El crecimiento de la zona euro ha caído en junio a mínimos de los últimos cinco meses. Markit ha situado al indicador en 55,7 puntos en junio, por debajo de los 56,8 que obtuvo en mayo. Este es su peor dato de los últimos cinco meses.

En el parqué español las caídas han seguido por cuarta sesión consecutiva impulsadas, entre otros, por el sector bancario debido a los problemas que se han derivado de la compra del Banco Popular por el Santander. Acerinox fue el valor que más sumó, con una subida del 1,22%, seguido por Indra (+1,08%), IAG (+0,75%), Amadeus (0,54%) e Inmobiliaria Colonial (+0,50%).

Gas Natural lideró los descensos dejándose un -3,86% en la sesión, seguido por Banco Sabadell (-2,18%), Grifols (-2,07%), CaixaBank (-1,97%) y Viscofan (-1,49%).

Entre los protagonistas empresariales del día destacan Santander y BBVA, cuyas filiales en Estados Unidos han aprobado la fase cuantitativa de los test de estrés anuales de la Reserva Federal. Mientras que ACS se ha adjudicado, a través de un consorcio en el que participa su filial australiana Cimic, las obras de construcción de la segunda fase del metro de Sydney. Se trata de un proyecto de 1.900 millones de euros. Por su parte, OHL ha puesto en marcha un proceso de prospección del mercado para evaluar la posibilidad de incorporar un socio minoritario en su filial OHL Concesiones.

En este contexto, la Bolsa de Tokio ha cerrado con una subida del 0,11% impulsada por el freno en la caída del precio del petróleo. El índice Nikkei de los 225 principales valores subió hasta los 20.132 enteros, mientras que el índice Topix de todos los valores sumó un 0,06%, hasta situarse en los 1.611 puntos.

En el mercado de deuda español, la prima de riesgo se coloca en 112 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,37%. Mientras que en el mercado de divisas el euro se intercambiaba a 1,12 dólares.

En cuanto al mercado de materias primas, la oscilación del precio del crudo ha marcado el ritmo del mercado. El precio del barril de Brent se sitúa en los 45 dólares y el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, en los 43 dólares. Pero “sería necesario un fuerte rebote que nos alejase de estos niveles de soporte para que los inversores dejasen de considerar este activo como un factor negativo clave a la hora de lastrar los objetivos de inflación fijados por los bancos centrales”, asegura José Antonio Martín Quiroga, jefe de ventas de IG.

Temas

Ibex 35

Fotos

Vídeos