Los cambios en la Casa Blanca llevan al Ibex-35 a perder los 9.700 puntos

Los cambios en la Casa Blanca llevan al Ibex-35 a perder los 9.700 puntos

El selectivo cerró la sesión con un descenso del 0,37%, para dar un último cambio en los 9.691,70 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 comenzó el día de menos a más: arrancó la jornada prácticamente plano, en el entorno de los 9.740 puntos, para una hora después de la apertura asentarse en los 9.800 puntos. Así estuvo hasta más o menos la una y media de la tarde, momento a partir del cual empezó a perder posiciones para entrar en números rojos pasadas las cuatro de la tarde. Al cierre, el índice daba un último cambio en los 9.691,7 puntos, lo que supone un descenso del 0,37%.

El resto de índices europeos se movieron en paralelo y todos cerraron en negativo. El peor de todos fue el Dax alemán, que retrocedió un 1,59%. A continuación se colocó el Ftse 100 británico, que se dejó un 1,05%. El Cac 40 francés, por su parte, perdió un 0,64%. El Ftse Mib de Milán y el PSI-20 de Lisboa fueron los mejores, con recortes de un 0,33% y de un 0,23%, respectivamente.

¿Qué ocurrió a la una y media que desalentó a los inversores y les hizo dejar de comprar y comenzar a vender acciones? En primer lugar, se publicó el dato de inflación de febrero en Estados Unidos. Los precios subieron a un ritmo del 2,2% interanual, una décima más que en enero, y de acuerdo con lo esperado por el consenso de los analistas. La inflación subyacente, que no tiene en cuenta sus elementos más volátiles, subió un 1,8%, según lo anticipado por el consenso y en línea con el mes anterior.

Este dato es acorde con el informe de empleo publicado el pasado viernes: el crecimiento económico es sólido, fuerte, pero no está provocando que se disparen los precios, lo que hace pensar que la Reserva Federal norteamericana no se verá obligada a acelerar las subidas de los tipos de interés.

La clave política del día

A la debilidad en los mercados de acciones también pudieron contribuir los últimos movimientos de la Casa Blanca, que también trascendieron a eso de la una y media de la tarde. El presidente Trump ha destituido a su secretario de Estado, Rex Tillerson, para reemplazarlo por Mike Pompeo, hasta ahora director de la CIA, institución que queda a cargo de Gina Haspel. Con Tillerson cae otro de los moderados de la Administración Trump, después de que la semana pasada dimitiera Gary Cohn, el consejero económico, contrario a la política de aranceles. El Gobierno de Estados Unidos sigue dando la sensación de una gran inestabilidad y, quizás, de radicalizarse hacia posiciones más nacionalistas. Mike Bailey, de FBB Capital Partners, en declaraciones a Bloomberg, apuntaba: "Aunque la nueva persona ya ha ocupado cargos con anterioridad, los inversores pueden estar preocupados sobre lo que va a hacer. ¿Podría estar el nuevo secretario de Estado más en línea con Trump?, ¿podría estar más inclinado hacia el proteccionismo?". (¿Por eso el Dax alemán, el índice más exportador, fue el que peor se comportó, porque el mercado descuenta una radicalización de la Casa Blanca?).

Terry Haines, de Evercore ISI, escribió en una nota recogida por Bloomberg: "Los mercados un día pueden agotarse si continúa la rotación del personal y la inestabilidad percibida de la Casa Blanca. Trump y la administración tendrán que hacer algo para tranquilizar a los mercados". De momento, de acuerdo con The New York Times, se esperan más cambios en la Casa Blanca esta semana.

Wall Street sufría descensos, aunque moderados: el Nasdaq era el peor, con un recorte del 0,70%, mientras que el S&P 500 y el Dow Jones perdían alrededor de un 0,35%. El castigo lo sufría, por tanto, la tecnología, pero también la energía y las acciones financieras. La energía, en particular, por la caída del precio del petróleo, ante el temor de que la demanda global podría no absorber el incremento del bombeo de crudo de EE.UU. 

El euro sube y los intereses de los bonos bajan

Tras el dato de inflación y las noticias políticas de Estados Unidos, el euro recuperó posiciones frente al dólar. La moneda comunitaria avanzaba al cierre de la sesión un 0,5%, hasta 1,24 unidades de billete verde. Quizás ése fue otro elemento que dañó especialmente al Dax alemán, el indicador que peor lo hizo en Europa, además del refuerzo a las posiciones duras de la Administración Trump.

En el mercado de bonos, rentabilidades a la baja. El interés del bono estadounidense a diez años retrocedió desde el 2,87% hasta el 2,85%. El interés del título alemán a diez años pasaba desde el 0,63% hasta el 0,61%.

Mayor estabilidad se observaba, sin embargo, en los bonos de la periferia europea.

ArcelorMittal, el mejor del Ibex; Dia, el peor

Hablando de valores, en el Ibex-35, ArcelorMittal fue el valor más rentable del día, con una subida del 1,20%. A continuación, Técnicas Reunidas, que se anotó un 0,73%. Después Colonial, que ganó un 0,67%. Aena y Acerinox avanzaron medio punto porcentual.

En rojo, el peor, Dia, que retrocedió un 2,53%. Le siguió Mediaset, también con un retroceso de más de dos puntos porcentuales. Siemens Gamesa y Telefónica perdieron alrededor de un 1,75%. También con pérdidas de más de un 1%, Meliá, Grifols y Bankia.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, fuerte recogida de beneficios en Audax y Solaria, que perdieron un 11% y un 7,89%, respectivamente. También más de un 7% recortó Duro Felguera.

En verde, Natra fue el mejor, con una subida del 22,43%.

Temas

Ibex 35

Fotos

Vídeos