Ideal

El Ibex-35 minimiza el golpe pero no retiene los 10.700 puntos

Interior de la Bolsa de Madrid.

Interior de la Bolsa de Madrid. / Emilio Naranjo (Efe)

  • El euro retrocedía al cierre un 0,7%, hasta el nivel de 1,114 unidades

Pérdidas generalizadas en los índices de renta variable mundiales. El ánimo ya estaba bajo, sobre todo por los malos síntomas que lanzaba el Nasdaq y las compañías tecnológicas, que suelen anticipar el comportamiento del resto de los activos, desde hace unos días, y la Reserva Federal norteamericana vino a rematar la preocupación de los inversores, no ya por la subida de tipos de interés, ya descontada, sino por su discurso más agresivo de lo esperado por el mercado, después de haberse conocido datos mediocres tanto de crecimiento como de inflación. En la jornada de hoy, en la misma línea de debilidad de referencias anteriores, hemos conocido un paro semanal algo peor de lo esperado, así como una producción industrial algo decepcionante, al registrar su segunda caída de los tres últimos meses. Y el indicador de confianza del sector promotor inmobiliario ha bajado por sorpresa. Sólo ha superado expectativas la encuesta manufacturera de Nueva York.

El Ibex-35 comenzó la jornada a la baja y marcó los mínimos en los 10.600 puntos poco antes de las tres de la tarde. A partir de ahí recuperó un poco el tono para intentar recuperar los 10.700 puntos. Al cierre daba un último cambio en los 10.699,60 puntos, lo que supone un descenso del 0,71%. El selectivo no perdía los 10.700 puntos desde el pasado 18 de mayo.

Lo hicieron peor que el selectivo español tanto el PSI-20 de Lisboa, que retrocedió un 1%, como el Dax alemán (-0,89%) y el Ftse 100 británico (-0,74%). Y mejor lo hicieron el Ftse Mib de Milán y el Cac 40 francés, que bajaron alrededor de medio punto porcentual.

CaixaBank, el mejor; Mapfre, el peor

Ni una decena de valores del selectivo español se salvó de los recortes. El que más ganó fue CaixaBank, con una revalorización del 1,15%. Después se colocó Grifols, con un avance del 0,69%. Después se situó Abertis, con un avance de algo más de medio punto porcentual. Cellnex y Gas Natural, por su parte, se apuntaron algo más de un 0,20%. Endesa, Bankinter, Red Eléctrica y Bankia completaron la lista de compañías al alza. 

En rojo, el peor fue Mapfre, con un descenso que rozó el 3%. Después se colocaron ArcelorMittal y Acerinox, con pérdidas de un 2,77% y de un 2,42%, respectivamente. IAG, Repsol, Indra, Telefónica y Dia también bajaron más de dos puntos porcentuales. 

En el Mercado Continuo, Pescanova volvió a las andadas y se disparó un 45%. Después se colocó San José, con una subida del 21,30%, mientras que OHL terminó el día con un avance del 10,47% tras lanzar una opa sobre su filial mexicana.  En negativo, Service Point fue el peor, con un recorte del 37,23%.  En el Eurostoxx 50, únicamente once valores terminaron en verde, liderados por Vivendi, que ganó un 1,49%. El peor fue Ahold, que se dejó un 4%. 

En Estados Unidos, las caídas persistían, especialmente en el Nasdaq, que se dejaba un punto porcentual. La caída de los últimos días ha borrado 250.000 millones de dólares del valor del sector tecnológico y amenaza con poner fin a la secuencia alcista más larga de esta industria en más de dos décadas. Dentro del Dow Jones, Apple, Microsoft, Intel y Cisco se colocaban entre los peores del día. 

Bonos, divisas y materias primas

En el mercado de bonos hubo un repunte de los tipos de los bonos como respuesta a la última reunión ordinaria de política monetaria. Pero fue más importante en Europa que en Estados Unidos. El interés del título americano a diez años apenas alcanzó el 2,15% frente a niveles del 2,10% en que se situaba ayer al cierre de los mercados europeos. Mientras tanto, el interés de los títulos alemanes se acercaba al 0,30%, cuando ayer cerró en el 0,23%. El rendimiento de los títulos españoles volvía al 1,40%, tras terminar ayer la sesión en el 1,35%. 

Pero el movimiento más importante tuvo lugar en el bono británico, que subió desde el 0,93% hasta el 1,03%. Ello, después de que en la reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra surgieran las voces de tres de sus miembros a favor de subir los tipos de interés este mes ante el repunte de la inflación que hemos visto últimamente. Ello, además de un repunte de los intereses de los bonos provocó también una apreciación de la libra. Y eso que los datos económicos del Reino Unido que se publicaron hoy no fueron muy positivos, tales como las ventas al por menor (aunque pueden tener como causa la creciente inflación que merma el poder de compra de los consumidores).

Hablando de divisas, el euro fue perdiendo posiciones paulatinamente con respecto al dólar conforme fue transcurriendo la sesión. Al cierre, se dejaba un 0,7%, hasta el nivel de 1,114 unidades. Antes de la decisión de la Reserva Federal norteamericana, rondaba el nivel de 1,128 unidades. 

El precio del crudo continuaba a la baja: el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 0,36%, hasta los 46,83 dólares, tras haber bajado un 3,5% en la sesión anterior. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía un 0,42%, hasta los 44,73%, después de bajar un 3,7% y perder los 45 dólares en la jornada anterior. Con ello, este último marca mínimos desde el pasado mes de noviembre. 

El precio del oro terminaba la jornada con una caída del 0,5%, hasta los 1.254 dólares.