Ideal

El Ibex-35 cierra al alza antes de la Fed y de los comicios holandeses

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Efe
  • El selectivo español sube un 0,79%, se queda a las puertas de los 10.000 puntos y lidera los ascensos en Europa

  • En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 140,6 puntos básicos

El Ibex-35 comenzaba la jornada de este miércoles en positivo, para asentarse en el entorno de los 9.950 puntos hasta que a las doce y media registró un nuevo tirón de veinte puntos y a las dos y media, otro, que le llevó a acariciar los 10.000 puntos. Pero no tuvo fuerza suficiente como para atacar esa cota que recuperaba el pasado viernes por primera vez desde diciembre de 2015 y perdía el lunes. Al cierre, daba un último cambio en los 9.983,20 puntos, lo que supone una subida del 0,79%.

Bankia encabezó los ascensos, con una revalorización del 3,22%, en la jornada en la que el FROB ha decidido que se fusionará con Banco Mare Nostrum. Aunque los analistas comentan que las dos entidades tienen un buen encaje, ahora la gran incógnita está en saber con qué valoraciones se realizará la operación. A continuación se colocaron Acerinox, CaixaBank y el Popular, con ganancias de más de dos puntos porcentuales. Entre los mejores, Mafpre, que subió casi un 1,7%, mientras que IAG avanzó algo más de un 1,5%. Dia, Santander, Repsol, ArcelorMittal, Amadeus y el Sabadell también ganaron más de un punto porcentual. 

Inditex, que presentó sus cuentas de su último ejercicio fiscal, terminó el día prácticamente plano, con un mínimo avance del 0,05%. En rojo, dominaron las compañías defensivas, con Red Eléctrica, que retrocedió un 0,81%, y Endesa, que perdió un 0,42%, en cabeza. Después se situó Meliá, que bajó un 0,4%, mientras que Gamesa cayó un 0,3%. Iberdrola e Indra cedieron un 0,19% y un 0,04%, respectivamente.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Urbas encabezó los ascensos, con una revalorización del 9,52%. Después se colocó Natra, con un avance del 5,97%. En rojo, el peor fue Inypsa, con un descenso del 3,39%. Adolfo Domínguez se colocó después, con una caída del 2,52%. Subidas en la jornada en la que la Reserva Federal norteamericana elevaría previsiblemente los tipos de interés después del cierre de las Bolsas europeas y en el día en que se celebran las elecciones holandesas. Al Ibex-35 sólo le ganó el Ftse Mib de Milán en rentabilidad, al avanzar un 1,21%.

Muy lejos se colocaron los otros indicadores: el Cac 40 francés se anotó un 0,23%, mientras que el Dax alemán se apuntó un 0,18%. El Ftse 100 británico sumó un 0,15%. En rojo cerró el PSI-20 de Lisboa, al retroceder un 0,17%. En el Eurostoxx 50, Adidas encabezó las subidas, con una revalorización del 2,28%. Después, las dos petroleras, Total y Eni, con avances de alrededor de un 1,4%. En rojo, el peor fue E.On, que se dejó un 3,52%.

Wall Street arranca la jornada al alza

Las ganancias también dominaban en la Bolsa americana: al cierre de la sesión europea, el Dow Jones y el Nasdaq avanzaban alrededor de un 0,25%, mientras que el S&P 500 se apuntaba cerca de un 0,4%. Ello, antes de la cita con la Fed y después de la publicación de datos de inflación en EE UU: en tasa interanual los precios subieron un 2,7% en febrero; la inflación subyacente, sin sus componentes más volátiles, subió un 2,2%. Son referencias que dan más argumentos a la Fed para subir los tipos de interés.

Además, el índice de confianza del sector constructor inmobiliario ha subido en marzo desde los 65 a los 71 puntos por sorpresa. ¿Empujarán todas estas referencias a que la Reserva Federal norteamericana revise al alza sus previsiones de inflación? Si las revisa al alza, ello contrastaría con lo sucedido en las dos últimas reuniones ordinarias de política monetaria celebradas en un mes de marzo, cuando rebajó las perspectivas de evolución de los precios.

Ahora las expectativas de inflación están soportadas no sólo por el repunte del precio del crudo, que puede tener un efecto fugaz, sino también por la mejora del mercado laboral, en el que sigue creándose empleo activamente y que comienza a registrar intensas subidas de salarios. En el mercado de divisas, el euro ganaba posiciones respecto al billete verde. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión, ganaba un 0,25%, hasta el nivel de 1,0628 unidades. El US Dollar Index registraba una caída del 0,27% respecto al conjunto de principales monedas del mundo.

Y en el mercado de deuda, vimos descensos en las rentabilidades de los bonos de manera generalizada: el interés de los títulos americanos a diez años retrocedía desde el 2,60% hasta el 2,57%. El interés de los bonos alemanes bajaba desde el 0,45% hasta el 0,41%. Además, el interés de los títulos franceses caía desde el 1,08% hasta el 1,03%. El rendimiento de los bonos italianos a diez años bajaban desde el 2,32% hasta el 2,26%; y el de los españoles, desde el 1,85% hasta el 1,80%.

En el mercado de materias primas, rebote en el precio del crudo: el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 1,45%, después de seis sesiones consecutivas de descensos, hasta los 51,66 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, rebotaba un 1,91%, después de siete días seguidos a la baja, hasta los 48,63 dólares. El precio del oro registraba una mínima subida del 0,05%, para colocarse mínimamente por debajo de los 1.200 dólares.