Ideal

El Ibex-35 salva los 9.800 puntos al límite

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Efe
  • Las principales plazas europeas cerraron la sesión en números rojos, con París perdiendo un 0,54%, Londres un 0,17% y Fráncfort un 0,06%

  • El indicador de la Bolsa española cedió un 0,02%, para dar un último cambio en los 9.801,70 puntos

El Ibex-35 ha logrado mantener los 9.800 puntos que lograba superar ayer por muy poco. Y por muy poco también ha logrado mantenerlos. No ha estado en verde en ningún momento salvo en el arranque de la jornada. Pero tampoco ha caído en ningún momento por debajo de los 9.770 puntos. Por lo tanto, ha tenido muy poco movimiento y, al cierre, daba un último cambio en los 9.801,70 puntos, lo que supone una mínima caída del 0,02%.

Pero los pequeños descensos han sido los que han dominado en los mercados del Viejo Continente, a excepción de en el selectivo Ftse Mib de Milán y el Dax alemán, que no restaron nada y sumaron alrededor de un 0,05%. El peor de todos fue el Cac 40 francés, que retrocedió un 0,35%, seguido del Ftse 100 británico, que se dejó un 0,15%, mientras que el PSI-20 de Lisboa retrocedió un 0,10%.

También los índices de Wall Street registraban ligeros números rojos, como en la sesión anterior. Los mercados muestran signos de agotamiento. O de consolidación. Sólo el tiempo nos dirá si de una cosa o de la otra. Y ello puede depender de las próximas reuniones de los bancos centrales (el jueves en el Viejo Continente y la semana que viene en Estados Unidos), pero también de las citas políticas, como la más inmediata: las elecciones holandesas de dentro de una semana.

Respecto a la más cercana de estas citas, la reunión del BCE, si bien el crecimiento económico en la eurozona no se ha acelerado demasiado desde que comenzó el programa de compra de bonos y la inflación subyacente sigue en niveles reducidos, Mario Draghi podría de nuevo volver a defender sus medidas porque, sin ellas, la economía del Viejo Continente iría peor.

Y también podría dar su respaldo a la continuidad de la expansión monetaria hasta al menos el final de este año sin más cambios frente a quienes advierten de que la inflación ha repuntado a niveles del 2% y, por tanto, se encuentra en el objetivo que marca el BCE, lo que aconsejaría pisar el freno. Pero ello podría no ocurrir hasta el mes de septiembre, cuando podría anticiparse el inicio del 'tapering', o la reducción paulatina de la compra mensual de activos por parte del Eurobanco.

Cellnex, el más rentable; Acerinox, el que más cayó

Cellnex encabezó los ascensos del selectivo español, con una revalorización del 2,17%. A continuación se colocó Dia, con un avance del 1,11%. Entre los valores más rentables, también varios de los grandes, como Telefónica e Iberdrola, que avanzaron alrededor de medio punto porcentual. Además, Repsol avanzó un 0,14%, mientras que el Santander se anotó un 0,06%. 

En rojo, Acerinox fue el valor que más cayó, con un descenso del 1,74%, seguido de Meliá, Grifols e IAG, que retrocedieron más de un punto porcentual. Entre los 'blue chips', los valores que terminaron en rojo fueron Inditex y BBVA, que se dejaron un 0,29% y un 0,15%, respectivamente. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Amper fue el valor más rentable, con una subida del 11,57%, seguido de Fersa, que ganó un 7,63%. En rojo, el peor fue Alantra, la antigua Nmas1, que perdió un 4,61%, seguido de Montebalito, Reig Jofre, Biosearch y Almirall, que se dejaron más de dos puntos porcentuales. 

En el Eurostoxx 50, Vivendi fue el valor más rentable del día, con una subida del 1%. En el otro lado de la tabla se colocó E.On, que se dejó un 2,25%, seguido de Deutsche Bank, que perdió otro 1,80%.

Referencias económicas del día

En la agenda económica de la sesión, contamos con la publicación de los pedidos de fábrica en Alemania, que fueron muy decepcionantes, al caer un 0,8% interanual, cuando se esperaba un crecimiento del 4,3%. El PIB del cuarto trimestre de la zona euro en su revisión final cumplió expectativas, al crecer un 1,7% interanual y un 0,4% en tasa trimestral. 

De Estados Unidos no tuvimos datos de relevancia, pero los inversores siguen muy expectantes respecto a la próxima reunión de la Reserva Federal norteamericana. Antes de esa cita, tendremos más información para prever si habrá subida de los tipos de interés, o no: el viernes se publica el informe oficial de empleo correspondiente al mes de febrero. Se espera que se hayan creado 190.000 nuevos puestos de trabajo y que los salarios hayan crecido un 2,8% interanual. Quizás no se quieran tomar más posiciones antes de tener resueltas esas dos cuestiones. 

Los inversores también prestan atención a Donald Trump, que con un tuit sobre el sector farmacéutico y sus precios, provocó una caída en Bolsa del sector. Así, Pfizer y Merck, en el Dow Jones, se encontraban entre los valores que más bajaban del día. A cambio, el sector tecnológico registraba fuertes subidas. En el mercado de divisas, el tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantenía más o menos estable en el entorno de 1,0578 unidades. El billete verde ganaba un 0,16% respecto a la cesta de principales monedas del mundo.

En el mercado de deuda, subían las rentabilidades de los bonos, pero muy levemente. En Estados Unidos, el interés de los títulos estadounidenses a diez años superaba el 2,5%. En Europa, subía el rendimiento de los títulos españoles hasta el 1,70%, mientras que el de los italianos se acercaba al 2,20%. El de los franceses continuaba por debajo del 1%. 

Pero bajaba el rendimiento de los bonos alemanes, hasta situarse más cerca del 0,30% que del 0,35% que ha llegado a rondar en los últimos días. Quizás ése es un síntoma de precaución entre los inversores. Aunque el precio del oro caía por segunda sesión consecutiva hasta los 1.217 dólares la onza, desde niveles que llegaron a rozar los 1.260 dólares.

El precio del barril de Brent, de referencia en Europa, se mantenía plano en los 56 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 0,98%, hasta los 53,72 dólares.