Ideal

El Ibex-35 toma aire, de vuelta a los 9.453,5 puntos

Bolsa de Ibex.
Bolsa de Ibex. / Efe
  • El selectivo español perdió un 0,42%, en la sesión del viernes y un 0,49% en el conjunto de la semana

  • Los inversores recogen parte de los beneficios cosechados en las últimas jornadas

  • Valores como Indra, IAG y Telefónica recogen los frutos de la temporada de resultados

Las bolsas se han dado un respiro en la última sesión antes del fin de semana. Tras 10 sesiones del Dow Jones rompiendo máximos históricos y el EuroStoxx 600 en máximos de 14 meses, los inversores recogieron beneficios a la espera de una confirmación más clara del estado de las economías desarrolladas. Así, el Ibex-35 cerró este viernes con una caída del 0,42%, hasta los 9.453,5 puntos. En el conjunto de la semana cede un 0,49%.

Ha sido una sesión mixta para los valores del Ibex-35. Los que han presentado buenos resultados han recogido sus frutos. Indra se disparó un 8,97% este viernes tras comunicar ayer jueves, tras el cierre de mercados, que cerró el ejercicio 2016 con un beneficio neto de 69,9 millones de euros, lo que le ha permitido dejar atrás las pérdidas de 641,2 millones de euros.

Ha sido una buena jornada también para IAG (+ 4,13%) después de presentar unas cuentas sólidas. El grupo ganó el año pasado, con el Brexit siendo una realidad desde junio, 1.952 millones de euros, un 28% más, aunque ha reportado una ligera caída de los ingresos del 1,3%. La depreciación de la libra ha tenido un impacto de 460 millones, pero la buena noticia es que el beneficio de las operaciones se situó en 2.484 millones, lo que significa un repunte interanual del 8,6%.

También gustaron las cifras de Gamesa, con lo que subió un 2,99%. Telefónica siguió la estela de ayer jueves y remontó otro 0,97%. Los más bajistas de la sesión fueron Acciona (-2,64%), Acerinox (-1,83%) y CaixaBank (-1,77%). De nuevo ha sido la banca el lastre del selectivo español. Y, de nuevo, el farolillo rojo de la semana ha sido Banco Popular. La primera semana de Emilio Saracho al frente de la entidad se ha saldado con una caída del 5,69%, hasta los 0,80 euros por acción. En similar línea se movió en el conjunto de las 5 sesiones el Sabadell (-5,53%), CaixaBank (-4,63%) y Bankia (-3,98%).

La semana ha cerrado con un paso atrás por parte de los inversores tanto en Europa como en Estados Unidos. Los grandes ganadores del rally post-Trump, las mineras, encadenaron tres sesiones de correcciones. Los problemas del Viejo Continente vuelven a estar ligados a la política. No solo por las elecciones en Francia, Alemania y los Países Bajos. También se acerca la negociación del ‘Brexit’ entre Reino Unido y Europa, así como el problema de la deuda griega.

Dudas e ilusiones con Trump

A esto se le suman las dudas con las ilusiones que ya se ha hecho el mercado con las reformas de Donald Trump. Este lunes hará tres semanas que el presidente de Estados Unidos prometiera anunciar las medidas fiscales y las bolsas ya han recogido ese primer mensaje. Según anunció el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, la esperada rebaja de impuestos llegará a partir de agosto, pero operadores de Wall Street, sin huir aún del mercado, se están tomando las cosas con mucha más calma.

"Comienzan a aparecer las dudas sobre si los mercados bursátiles no han ido demasiado lejos celebrando algo que todavía es una gran incógnita", comentaron en su informe diario los analistas de Link Securities respecto a la reforma fiscal. Así, a la espera de catalizadores más claros y del discurso que Trump pronunciará el próximo martes en el Congreso la semana que viene, la renta variable salda la semana a la baja.

Quien recogió los frutos de una vuelta a la cautela fue la renta fija. Los bonos a 10 años de los principales gobiernos europeos cayeron sin excepción en la última jornada. El precio del bono español subió un 0,69% el viernes, con lo que su rentabilidad bajó un 4,21%, hasta el 1,688%. Así, la prima de riesgo se rebajó a los 151 puntos.