Ideal

El Ibex-35 no llega a los 9.500 puntos pese al apoyo de los grandes valores

La Bolsa de Madrid.
La Bolsa de Madrid. / Efe
  • La prima de riesgo española se situaba en los 144,7 puntos básicos al cierre de la sesión

Jornada de comportamiento mixto en los mercados de renta variable europeos. El selectivo español encabezó los ascensos, con una revalorización del 0,17%, para dar un último cambio en los 9.493,40 puntos. Se frustró, pues, la recuperación de los 9.500 puntos, nivel sobre el que se mantuvo durante gran parte de la sesión que perdía en la jornada de ayer tras seis días seguidos manteniéndose por encima, aunque sin llegar a los 9.600 puntos.

El Ibex-35 fue pese a su pequeña subida el mejor de todos los índices en Europa. El peor fue el PSI-20 de Lisboa, que recortó un 0,74%. El Ftse 100 británico y el Dax alemán se dejaron alrededor de un 0,42%. El Dax alemán no celebró la publicación del PIB alemán del cuarto trimestre, que cumplió expectativas, con una composición que batió previsiones en cuanto a las exportaciones y las importaciones. El Ftse Mib de Milán perdió un 0,35%, y el Cac 40 francés cedió un 0,09%. 

A las Bolsas europeas no les vino bien que Wall Street se pusiera a corregir: al cierre de la sesión del Viejo Continente, el Dow Jones perdía cerca de un 0,10%, mientras que el S&P 500 se dejaba un 0,30%, y el Nasdaq, un 0,8%. Aunque tras el término de la jornada europea, el Dow Jones entraba en verde y los otros indicadores reducían sus descensos.

Para el selectivo español fueron fundamentales los resultados que presentaron algunos de sus componentes, debido a la extraordinaria acogida que tuvieron. En primer lugar, los de Dia, que terminó la sesión encabezando los ascensos con una revalorización del 2,69%. La última pequeña reducción de los posiciones cortas sobre el valor anticipaba buenos resultados. Después se colocaron, Iberdrola, con una subida del 2,50%, Telefónica, con una revalorización del 1,80%, y Repsol, con un avance del 1,42%: la operadora de telefonía y la petrolera rindieron cuentas por la mañana para entusiasmo de los inversores, mientras que la 'utility' presentaba sus números el día anterior. Aena rebotó un 1,35% tras las caídas de cerca de un 3% en la jornada pasada, después de presentar sus números de 2016. También Enagás se anotó más de un punto porcentual.

Los tipos de la deuda pesan sobre la banca

La buena marcha de estos valores compensaron medianamente las caídas con las que terminaron los bancos como consecuencia de las caídas de las rentabilidades de los bonos que observamos, sobre todo centradas en los países "core": el interés de los títulos americanos a diez años cayó por debajo del 2,40%, mientras que el de los títulos alemanes retrocedió desde el 0,27% hasta el 0,22%.

En cambio, observamos subidas de los rendimientos en los títulos españoles, portugueses y sobre todo en los italianos, que volvieron a superar el 2,20% y, por tanto, su prima de riesgo, a alcanzar los 200 puntos básicos. Sin embargo, el interés de los bonos franceses caía de nuevo por debajo del 3%, quizás porque sigue pesando en el ánimo de los inversores que la alianza centrista de Macron con Bayreu eleva su probabilidad de éxito con vistas a la segunda vuelta contra la ultraderechista Marine Le Pen. 

El peor de todos los valores del Ibex-35 fue el Sabadell, que retrocedió un 2,56%. CaixaBank perdió un 1,86%, mientras que Bankia cedió un 1,70%, y el Popular retrocedió un 1,47%. BBVA, por su parte, se dejó un 0,87%, y Bankinter, un 0,19%.

Entre los peores, también se colocaron ArcelorMittal e Indra, con pérdidas de alrededor de un 2%. Y también Acerinox cedió más de un punto porcentual. En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Nicolás Correa fue el mejor, con una subida del 6,80%. En rojo, Prisa fue el peor, con un descenso del 7,05%. En el Eurotsoxx 50, Airbus encabezó las ganancias, con una subida del 3,52%. El peor fue CRH, que se dejó un 2,90%.

El euro rebota y el crudo sigue al alza

En el mercado de divisas, mientras, vimos un rebote del euro de un 0,27%, hasta el nivel de 1,0587 unidades, lo que ponía fin a cuatro jornadas consecutivas de caídas que llevó al tipo de cambio de niveles por encima de 1,065 unidades hasta poner en peligro la cota de 1,05 unidades. El billete verde también caía con respecto a la cesta de principales monedas: perdía un 0,3%. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 1,67%, hasta los 56,77 dólares, tras conocerse que el aumento de oferta en Estados Unidos fue menor del previsto. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 2,05%, hasta los 54,38 dólares. 

También al alza se movía la onza de oro: ganaba un 0,8%, hasta los 1.247 dólares, su nivel más alto desde el pasado mes de noviembre. Lleva subiendo casi sin cesar desde finales del mes de diciembre desde niveles en el entorno de los 1.125 dólares.