Ideal

El Tesoro coloca 5.000 millones en una emisión sindicada con vencimiento en 2033

  • Los inversores siguen confiando en los títulos de deuda pública española, a pesar de ofrecer rentabilidades negativas en los vencimientos a más corto plazo

El Tesoro Público ha colocado 5.000 millones de euros en una emisión sindicada con vencimiento en julio de 2033, cuando las peticiones superaban los 14.000 millones de euros, según informaron en fuentes del mercado.

La operación se ha establecido en 121 puntos básicos por encima de los midswaps, un tipo de referencia utilizado en este tipo de operaciones.

De la colocación sindicada de este miércoles se han encargado Barclays, BBVA, HSBC, JP Morgan, NatWest Markets y Banco SAntander, con JP Morgan como "duration manager", según informa Reuters.

El Tesoro ya lanzó el pasado 24 de enero una emisión sindicada a 10 años dirigida a entidades institucionales con la que colocó 9.000 millones, con una demanda cuatro veces superior, por encima de los 34.000 millones de euros.

Además, se produce un día después de que el Tesoro colocase 2.240 millones de euros, por debajo del rango medio previsto (2.500 millones), en la subasta de letras a tres y nueve meses, en la que ofreció tipos menos negativos que los registrados en la emisión previa de las mismas referencias.

La demanda más que triplicó lo finalmente colocado en los mercados y superó los 7.200 millones de euros. Los inversores siguen confiando en los títulos de deuda pública española, a pesar de ofrecer rentabilidades negativas en los vencimientos a más corto plazo.

Un bono sindicado es una emisión de deuda pública que no se realiza mediante subasta, por lo que tiene un componente de espontaneidad. El Gobierno decide un precio concreto o un rango de precios y una serie de bancos que serán los encargados de colocar dicha emisión.

El organismo adscrito al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad volverá a los mercados el 2 de marzo, con una subasta de bonos y obligaciones del Estado, y posteriormente el 7 de marzo, con una nueva puja de letras a seis y doce meses.