Ideal

El Ibex-35 se templa las alzas a media sesión

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Efe
  • El selectivo español sube un 0,55%, hasta los 9.562,10 puntos

El tono más agresivo de la Reserva Federal ha dado alas al sector bancario europeo. El discurso de la presidente de la Fed, Janet Yellen, ayer por la tarde lleva a los inversores a optar por comprar valores financieros, más sensibles a las subidas de tipos y celebran vea la recuperación lo suficientemente sostenida como para acelerar la normalización de la política monetaria. En este contexto, la banca española sube un 1,30% a media sesión. Con el impulso del sector de mayor peso, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, sube a media sesión un 0,55%, hasta los 9.562,10 puntos. Se mantiene el tono positivo del arranque, aunque los ánimos se han templado ya que llegó a superar la cota psicológica de los 9.600 puntos al filo de las 10 horas.

BBVA lidera las alzas, con una subida del 2,75%. Le sigue el Sabadell (+1,21%), el Santander (+0,93%) y Telefónica (+0,82%). Por abajo, Mediaset cede un 1,59%, Dia un 1,32% y Amadeus un 1,24%.

Las demás plazas europeas también celebra el optimism en el sector. El EuroStoxx 600 se revaloriza un 0,4%, liderado igualmente por los bancos y muy favorecido por los resultados de Credit Agricole. Con ello, el Cac francés sube un 0,51%, el Dax alemán un 0,19% y el FTSE 100 londinense un 0,38%.

Los inversores siguen la estela alcista de Wall Street, que volvió a marcar ayer nuevos máximos históricos tras la comparecencia en el senado de Janet Yellen. La presidenta de la FED se mostró algo más agresiva que en anteriores comparecencias al sugerir que podría subir los tipos antes de lo que espera el mercado. Ello provocó un repunte del dólar, subida de los bonos y alzas en bolsa de los sectores más ligados al precio del dinero, en particular los bancos, lo que finalmente llevó al Dow Jones y al S&P 500 a anotarse alzas en torno al 0,4%.

A la espera de con qué tono abrirá hoy Wall Street, habrá que prestar atención a la importante batería de datos macro que llegarán desde Estados Unidos, entre los que sobresale la inflación, una variable clave ahora mismo para la FED. El consenso de analistas espera un incremento del 0,3% en enero, con lo que la tasa anual se colocaría en el 2,4%. También saldrán las ventas minoristas, la producción industrial y la encuesta de manufacturas de la FED de Nueva York.