Ideal

El Ibex-35 cierra un 0,37% arriba, pero deja escapar los 9.400 puntos

Sede de la Bolsa en Madrid.
Sede de la Bolsa en Madrid. / EFE
  • El selectivo español termina en los 9.367,70 puntos. Un 0,48% menos en el conjunto de la semana

Ha sido el tercer día de digestión de la devolución de las cláusulas suelo y a la mayoría de los bancos les sigue costando pasar el mal trago. Si bien los ‘blue chips’ del sector, BBVA y Banco Santander terminaron al alza, con lo que en su conjunto subieron un 0,07%, los inversores siguieron vendiendo sus posiciones en las financieras españolas. En este contexto, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35 cerró el viernes con una subida del 0,37%, en los 9.367,70 puntos. Pero no logra salvar ni la cota psicológica de los 9.400 puntos ni la semana, donde pierde en su conjunto un 0,48%.

Por tercer día consecutivo, Banco Popular cerró como el peor valor de la jornada: un 3,29% abajo. En la semana se deja un 9,80%. Tras el espectacular recorrido que llevan en el año, toca recogida de beneficios en las sectoriales de materias primas. En la bolsa española, ArcelorMittal y Acerinox se dejaron el viernes un 1,15% y un 0,62%, respectivamente. Casi un 1% perdió ACS.

Al alza, Telefónica aupó la sesión con una subida del 1,43%. Más de un 1% ganaron Grifols, Merlin Properties, Endesa, Amadeus y Melia Hotels.

Al otro lado del Atlántico hay poco movimiento. Los principales índices de Wall Street se mueven por tercer día consecutivo en un rango muy estrecho. Al cierre de las plazas europeas, el Dow Jones y el S&P 500 se movían con caídas testimoniales del 0,2-0,6%.

A falta de referencias claras, los índices del Viejo Continente cerraron en verde. El más alcista fue el FTSE MIB italiano (+1,17%), seguido del Eurostoxx 50 (+0,14%), del CAC 40 francés (+0,10%) y del FTSE 100 londinense (+0,06%). La excepción fue el Dax alemán, que perdió un 0,05%.

La Banca marca la agenda

La noticia de mayor calado ha sido el rescate de Monte Paschi. El Gobierno italiano aprobó el uso de 20.000 millones de euros para ayudar a las entidades en apuros; y este es el caso del banco de Sienna, el más antiguo del mundo, que ha fracasado en su intento de levantar 5.000 millones y será nacionalizado. Aunque la rápida actuación del nuevo Gobierno en Italia aclara bastante la incertidumbre a corto plazo, el impacto político interno y externo a largo plazo tiene sus complicaciones. Como señalan los analistas de Link Securities, si Italia se ajusta a las nuevas reglas establecidas en la UE-28 para el rescate de entidades de crédito en problemas, los pequeños inversores y depositantes sufrirán algún quebranto, y si no se ajusta serán los socios de Italia en la UE-28 los que mostrarán su desacuerdo.

Otra noticia clave, ahora en Estados Unidos: Deutsche Bank ha aceptado pagar 7.200 millones de dólares para cerrar el litigio de las hipotecas 'subprime'. Y no es una mala noticia para el banco alemán, pues la cantidad es menos de la mitad de lo que en principio reclamaban las autoridades estadounidenses. Eso sí, la cifra supera el máximo de 5.000 millones que, como mucho, esperaba el mercado. En Europa, además, Credit Suisse pagará 5.280 millones a Estados Unidos por las mismas razones. Y es más, Barclays, que no ha aceptado llegar a ningún acuerdo en términos similares, será llevado a juicio por la administración estadounidense.

En el mercado de divisas, el euro sigue aparcando su camino hacia la paridad con el dólar. Tras tocar mínimos de 14 años este martes, al término del viernes se intercambiaba 1 euro por 1,0455 dólares estadounidenses.

Pocos cambios en el mercado de materias primas, con el Brent, el de referencia en Europa, estable en los 55 dólares por barril.

El segundo día sin la mano del Banco Central Europeo (la compra de bonos se ha pausado hasta el 30 de diciembre con el fin de no distorsionar el mercado) ha sido positivo para la renta fija. Al igual que el jueves, este viernes los inversores han salido de compras en el segmento de deuda gubernamental. El rendimiento del bono español a 10 años cayó hasta el 1,3718%. Con ello, la prima de riesgo de España se situó en los 116 puntos y el diferencial con el bono alemán a 10 años se estrechó al 1,388%.

De ello y del mejor comportamiento de los sectores más defensivos se puede leer una vuelta hacia la cautela por parte de los inversores. Aunque técnicamente un rally de Navidad solo hace referencia a las sesiones de la bolsa entre el 24 y el 31 de diciembre, las principales plazas tanto americanas como europeas se han anotado importantes avances a inicios de mes. Esta semana los mercados se han dado un respiro. Lo que estará por ver es si será una pausa para retomar las subidas en la última semana del año o si los inversores colgarán el cartel de cerrado por vacaciones.