Ideal

La banca devuelve al Ibex-35 a los 9.371,70 puntos

vídeo

Bolsa de Madrid. / Zipi (Efe) | Atlas

  • El selectivo español cierra con una caída del 0,38%

El Ibex-35 se ha topado con el primer gran bache en su rally navideño. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea falló este miércoles a favor de la devolución total y con retroactividad de las cláusulas suelo opacas de las hipotecas. Según estimaciones del Banco de España, el coste total sería de unos 4.000 millones de euros. Como era de esperar, la escabechina ha sido total para la banca española y, al ser el sector de mayor peso del índice, también para el Ibex-35. El principal indicador de la bolsa española cerró en los 9.371,70 puntos tras una caída del 0,38%.

El gran damnificado fue Banco Popular, que terminó un 5,82% abajo, aunque llegó a dejarse hasta un 9,8%. Esta entidad estima en 684 millones de euros la retroactividad total, de los que tiene cubiertos con provisiones 350 millones. El Sabadell se dejó un 1,30% a pesar de que la entidad defendiese que sus cláusulas suelos cumplían los requisitos para ser consideradas "transparentes" y, por lo tanto, no están afectadas «directamente» por la sentencia. Bankia, que cifra en unos 200 millones de euros la retroactividad total y de los que ya ha provisionado unos 100 millones, cedió un 1,01%. El BBVA perdió un 0,92%; CaixaBank, un 0,91%; y Banco Santander, un 0,44%. Bankinter, en cambio, ganó un 0,19%.

Más de un 1% se dejaron también Acerinox y Telefónica.

Al alza, Gamesa subió un 2,03%, seguido de Ferrovial (+1,50%) e Indra (+1,02%).

No fue una gran jornada para los mercados europeos. Salvo el Dax (+0,03%), que se libró de las pérdidas, el Cac 40 francés cedió un 0,33%; el FTSE 100 londinense un 0,04%; y el Eurostoxx un 0,26%.

El FTSE MIB italiano (-0,16%) tiene sus propios problemas. El regulador italiano suspedió de cotización a Monte Paschi este miércoles tras dejarse casi un 6% después de anunciar que se podría quedar sin liquidez en cuestión de cuatro meses. El banco tiene pendiente levantar una ampliación de capital de 5.000 millones de euros. Si no lo consigue, estará abocada al rescate, pero Bloomberg informaba esta mañana que lo más probable es que fracase en el intento. Para atajar los problemas, Italia ya ha aprobado un fondo de 20.000 millones con objeto de apoyar a sus entidades en apuro. En todo caso, cualquier noticia respecto a la entidad italiana puede mover las bolsas, especialmente en estas sesiones de menor volumen.

Las plazas europeas encontraron poco consuelo en Wall Street, que abrió a la baja y con poca fuerza. Los índices norteamericanos siguen liquidando máximos históricos aunque ya con menos volumen de negociación, como es habitual por estas fechas festivas. El ritmo imparable que marcan desde la victoria del candidato republicano Donald Trump puede plantear a los inversores que quizás sea momento de recoger algo de beneficios. Al cierre europeo, el Dow Jones sigue atacando a las puertas de los 20.000 puntos. La cifra no tiene gran trascendencia más allá de ser una cota psicológica, pero habrá que estar atentos a si el mercado lo interpreta como una señal de vender o seguir comprando.

En el mercado de las materias primas, el barril de Brent, el de referencia en Europa, perdió un 0,60%, pero logró retener los 55 dólares por barril.

En el mercado de divisas, el euro/dólar frenó su camino a la paridad. Al cierre de sesión se intercambiaba 1 euro por 1,0425 dólares.