Ideal

El Ibex capea la tensión geopolítica con una subida del 0,76%

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Chema Moya (Efe)
  • Sube hasta los 9.407,9 puntos y roza máximos del año. Recupera la tendencia alcista con el apoyo de Mediaset y la banca

Tras la corrección de ayer lunes, las bolsas europeas reanudaron este martes el rally de fin de año con el apoyo de un euro en mínimos de 14 años. El Ibex-35 subió un 0,76% hasta los 9.407,9 puntos. Con ello, recupera la cota psicológica de los 9.400 puntos gracias, en gran parte, al apoyo del sector bancario y de Mediaset.

La compañía de comunicación se disparó un 4,70% en España y un 23% en la bolsa italiana después de que el grupo francés de ocio y telecomunicaciones Vivendi anunciase ayer que pretende incrementar su participación en el grupo audiovisual italiano hasta el 30%, lo que obligaría a lanzar una OPA. Vivendi ha ido informando a los reguladores de que había superado los umbrales del 3%, 5%, 10%, 15% y 20% entre los días 12 y 14 de diciembre a través de la adquisición de títulos de la compañía italiana en los mercados con lo que se sitúa como segundo segundo accionista de Mediaset, tan solo por detrás del 34,7% de Fininvest, sociedad de Silvio Berlusconi.

La banca también sigue gozando de la confianza de los inversores. Ayer se conoció que el Consejo de Ministros solicitó al Parlamento que autorice al Gobierno italiano a endeudarse por 20.000 millones de euros en caso de que los bancos del país necesiten asistencia financiera. La medida debería introducir cierta calma, pero las incertidumbres son muchas, en especial con la situación de Monte Paschi. En este contexto, Banco Santander rebotó un 1,61%; CaixaBank un 0,97%; el Sabadell un 0,87%; Bankia un 0,72%; y BBVA un 0,63%. El Popular y Bankinter cedieron un 0,39% y un 0,48%, respectivamente.

También destaca el 2,20% que recuperó ArcelorMittal después de la corrección en el sector de materiales ayer lunes. En torno al 2% subieron también Técnicas Reunidas y Dia.

A la baja, Acerinox se dejó un 0,96%, seguido de Aena (-0,60%). Las demás plazas europeas también lograron absorber sin mucho sobresalto la tensión geopolítica tanto del atentado en Berlín como del asesinato del embajador ruso en Turquía. El FTSE MIB (+1,47%) lideró las alzas, seguido del Eurostoxx (+0,66%) y del Cac 40 francés (+0,56%). El Dax alemán cerró un 0,33% arriba y el FTSE 100 recuperó un 0,38%.

Quizás donde más se puede percibir ese temor al rebrote de la amenaza terrorista es en las divisas. El euro vuelve a perder fuera frente al dólar y aviva de nuevo las expectativas de que alcance la paridad. Después de alejarse de máximos ayer, la moneda europea se intercambia por 1,0375 billetes verdes, su nivel más bajo desde 2002.

Los inversores retoman la venta de sus activos de renta fija a favor de la renta variable. Las rentabilidades de los bonos gubernamentales de Alemania, Francia y Estados Unidos, entre otros, siguen subiendo aunque la deuda de países como España e Italia siguen atrayendo interés. Con ello, la prima de riesgo de España cae a los 107 puntos y el diferencial con el bono alemán a 10 años se reduce al 1,344%.

Al cierre europeo, los ojos se quedan pendientes de Wall Street. Los índices norteamericanos perdieron fuelle anoche por los atentados. Pero al igual que en las plazas europeas, reina el optimismo. El Dow Jones se mueve a menos de 50 puntos enteros de la cota psicológica de los 20.000 puntos. Un hito histórico.

Pocos cambios en el mercado de materias primas. No ha habido huida hacia activos refugios, con lo que el oro cede un 0,72%, hasta los 1.130,06 dólares la onza. El barril Brent, el de referencia en Europa, sube un 1,5% hasta los 55,74 dólares el barril.