Ideal

Recogida de beneficios tras siete semanas al alza

Imagen de la Bolsa de Madrid.
Imagen de la Bolsa de Madrid. / Archivo
  • El Ibex-35 cerró la sesión con un descenso del 1,21%, para dar un último cambio en los 9.218,40 puntos

Después de siete sesiones consecutivas de ascensos en que el índice pasó de los 8.600 a los 9.300 puntos, se impuso la recogida de beneficios. El selectivo español cerró la jornada con un descenso del 1,21%, para dar un último cambio en los 9.218,4 puntos. Las pérdidas del indicador fueron de menos a más: a primera hora de la mañana, el selectivo español lograba mantener los 9.300 puntos, pero a partir de las diez los dio por perdidos y terminó el día en los mínimos de la jornada, quizás porque en Wall Street la apertura fue ligeramente en negativo, a la expectativa de la decisión de la Reserva Federal norteamericana tras el cierre de la sesión europea. El mercado en su conjunto apostaba por la prudencia antes de la decisión de la autoridad monetaria estadounidense y de las palabras de su presidenta, Janet Yellen. 

El selectivo español fue el peor del día, seguido muy de cerca por el Ftse Mib de Milán, que perdió un 1,18%. El PSI-20 de Lisboa, por su parte, perdió un 1,07%. El Cac 40 francés se dejó un 0,72%, mientras que el Dax alemán cedió un 0,35% y el Ftse 100 británico, un 0,28%. 

Mediaset encabezó los ascensos dentro del Ibex-35, con una revalorización del 2,24%. Después se colocaron ArcelorMittal y Acerinox, con ganancias de un 1,35% y de un 1,12%, respectivamente. A continuación, Indra y Dia, que se apuntaron un 0,55% y un 0,46%, respectivamente. Meliá y Merlin Properties avanzaron un 0,33% y un 0,22%, respectivamente. Amadeus, el Popular y Repsol completaron el listado de valores en verde. Y sólo otro valor, Aena, esquivó los descensos, terminando el día en tablas. 

En rojo, CaixaBank fue el peor valor del día, con un recorte del 4,37%, después de que Criteria haya realizado la venta de un 1,7% del capital de la entidad a un precio de 3,15 euros por título. Al cierre, los títulos de la entidad se cambiaban por 3,127 euros. 

Después se colocó Inditex, que retrocedió un 3% en la jornada en la que hizo públicos sus números del tercer trimestre.  A continuación, IAG y Mapfre, que se dejaron un 2,82% y un 2,68%, respectivamente. 

Entre los peores, más entidades financieras: así, Bankinter se dejó un 1,63%, mientras que BBVA y el Santander cedieron un 1,55% y un 1,29%, respectivamente. El Sabadell, por su parte, perdió un 1,09%.  También alguno de los 'blue chips' al margen de los bancos sufrieron retrocesos: Telefónica perdió un 0,83%, mientras que Iberdrola cayó un 0,8%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Amper fue el valor que más ganó, con una revalorización del 14,29%. En rojo, el peor y único que cayó más que CaixaBank fue Urbas, con un descenso del 8,33%.

Sigue la caída de las rentabilidades en los bonos

Las pérdidas en Bolsa se vieron acompañadas por entradas de dinero en el mercado de deuda. El rendimiento de los títulos españoles a diez años bajó desde el 1,42% hasta el 1,38%, con lo que paulatinamente va distanciándose del 1,5% que llegó a rebasar a finales de la semana pasada, mientras que el de los italianos retrocedía desde el 1,86% hasta el 1,77%, superando el trauma que le llevó al 2,1% hace unos días. La rentabilidad de los títulos alemanes pasaba desde el 0,35% al 0,3%, tras haber rozado el 0,4%. También a la baja se movía el rendimiento de los bonos americanos, al pasar desde el 2,46% hasta el 2,43%, con lo que se alejaba del 2,5% que ha tocado en los últimos días. Y eso que se esperaba que tras el cierre de la sesión de hoy la Reserva Federal norteamericana anunciara la segunda subida de los tipos de interés tras el estallido de la crisis un año después de la primera. 

El euro se movía al alza respecto al billete verde, al avanzar un 0,3%, para colocarse en 1,066, algo sorprendente también si tenemos en cuenta que la subida de tipos en Estados Unidos debería favorecer un repunte del dólar. 

Quizás influyera en los tipos de interés de los bonos y en el mercado de divisas la agenda económica de la sesión en Estados Unidos, puesto que las ventas al por menor del mes de noviembre fueron un poco decepcionantes, al crecer un 0,1%, por debajo del 0,3% estimado por los analistas. También se colocó por debajo de lo esperado la producción industrial del mes de noviembre, al retroceder un 0,4%, frente al descenso del 0,3% estimado por los analistas. Además, el porcentaje de uso de la capacidad instalada retrocedió desde el 75,4% hasta el 75%, cuando los expertos esperaban que se situara en el 75,1%. 

El precio del oro, mientras tanto, subía un 0,37% al cierre de la sesión, hasta los 1.162 dólares la onza. 

El barril de Brent, mientras tanto, se dejaba algo más de medio punto porcentual, hasta los 55,43 dólares, en su primera caída tras cuatro sesiones de ascensos. Lo mismo le ocurría al barril de West Texas, que se dejaba un 1,47%, hasta los 52,20 dólares.

Temas