Ideal

El acero y la banca salvan al Ibex del recorte mientras los intereses de los bonos siguen al alza

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Kiko Huesca (Efe)
  • El selectivo cierra la sesión con un avance del 0,22%, para dar un último cambio en los 8.658,20 puntos

  • ArcelorMittal encabezó los ascensos del Ibex-35, con un avance del 5,30%. Enagás, Aena y Red Eléctrica fueron los peores del día, con pérdidas de más de un 3%

  • La rentabilidad del bono español a diez años terminaba el día por encima del 1,50%, después de haber superado el 1,60% por la mañana. La prima de riesgo terminaba el día rondando los 120 puntos básicos

El selectivo español comenzaba la jornada en verde y tocando máximos en los 8.760 puntos. Se fue viniendo abajo hasta que a las doce de la mañana entró en negativo y así estuvo hasta las tres de la tarde en que volvió a los números verdes. Al cierre de la jornada, daba un último cambio en los 8.658 puntos, lo que supone un avance del 0,22%. Le ganaron en rentabilidad el Cac 40 francés, que se anotó un 0,43%, mientras que el Ftse 100 británico ganó un 0,34%. El Dax alemán, por su parte, se revalorizó un 0,24%. Sí hubo índices que terminaron el día en rojo: el peor fue el Ftse Mib de Milán, con un descenso del 0,75%. El PSI-20 de Lisboa, por su parte, se dejó un 0,14%.

ArcelorMittal y Acerinox encabezaron las ganancias del Ibex-35, con subidas de un 5,30% y un 3,42%, respectivamente. Junto a la banca, ayudaron al selectivo a salvar la sesión, compensando las pérdidas de los valores más defensivos. Así, Mapfre se anotó un 3,13%, mientras que Bankia y CaixaBank avanzaron un 2,73% y un 2,16%, respectivamente. Santander, por su parte, ganó un 1,67%. Bankinter y BBVA terminaron la sesión con ganancias de un 0,64% y un 0,32%, respectivamente. Sabadell, por su parte, avanzó un 0,15%.

En negativo, el peor fue Enagás, con un descenso del 3,48%, seguido de Aena y de Red Eléctrica, que se han dejado también más de tres puntos porcentuales. Después, Gamesa, que se dejó un 2,79%. Gas Natural, mientras, retrocedió un 1,62%. Abertis también se colocó entre los peores, con un retroceso del 1,39%. Y más de un punto porcentual también se dejaron Iberdrola, Cellnex y Acciona. También, el Popular, el único banco que terminó el día en negativo.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Coemac fue el único valor que ganó más que ArcelorMittal, con su avance del 7,29%. Entre los mejores del día, también Liberbank, que se anotó un 5,30%. En rojo, Urbas fue el peor, con un descenso del 8,33%.

La Bolsa americana mostraba poca fuerza en la apertura, pero veíamos cómo la banca, por ejemplo, seguía tirando con ganas. De hecho, desde el día de las elecciones, Goldman Sachs y JP Morgan son los valores que más ganan del Dow Jones, con revalorizaciones de un 15% y de un 13%, respectivamente, seguidos de Caterpillar, el fabricante de maquinaria pesada, que se anota un 10%. En el otro lado de la tabla, tres valores con pérdidas de más de un 5%: Visa, Procter & Gamble y Apple.

La subida de los intereses de los bonos se aminora

La subida de los intereses de los bonos continuó en la sesión de hoy, pero a un ritmo más reducido. El interés de los títulos españoles a diez años acabó la sesión en el 1,52%, aunque llegó a superar el 1,60%. El rendimiento de los italianos se situaba en el 2,10% al cierre, aunque por la mañana llegó al 2,20%. El rendimiento del bono alemán a ese mismo plazo llegaba al término de la jornada a situarse en el 0,33%, aunque por la mañana se colocaba en el 0,35%. La rentabilidad del bono estadounidense a diez años superaba el 2,20%.

La prima de riesgo de España se colocaba en los 120 puntos básicos al término de la jornada, aunque por la mañana llegaba a los 125 puntos básicos. La de Italia, que por la mañana tocaba los 180 puntos básicos, al término del día se situaba en los 176 puntos básicos.

El euro, por su parte, continuaba perdiendo posiciones respecto al billete verde. La moneda única comunitaria retrocedía un 1,25%, para colocarse en 1,0719 unidades.

El dólar no sólo ganaba posiciones respecto a la moneda europea. Con respecto a la cesta de principales monedas del mundo avanzaba alrededor de un 1,15%.

Sigue siendo Donald Trump quien mueve tanto a los bonos como al dólar o, más precisamente, las perspectivas de un mayor gasto público bajo su Administración que incremente tanto las emisiones de deuda al mercado para financiar a la mayor economía del mundo, como la inflación. La duda está en si los bonos europeos se sostendrán en estos niveles, teniendo en cuenta que el Banco Central Europeo podría prorrogar más allá del mes de marzo del año que viene sus compras de activos en la zona euro. Aunque por delante está también el referéndum italiano que, de salir "no", podría seguir provocando incrementos en las rentabilidades de los títulos de la periferia.

Aunque las ventas de bonos favorecen a las compras de acciones, sobre todo si responden a un escenario de mayor inflación y crecimiento, la continua subida del interés de los bonos también puede provocar que los precios de las acciones parezcan más elevados. Al menos, de acuerdo con el único indicador según el que las acciones americanas continuaban baratas, el modelo de la Fed. Por eso, hay que tener cuidado con la renta variable. Puede que éste no sea aún el esperado trasvase entre la deuda y la bolsa.

En todo caso, las mayores subidas de rentabilidades de los bonos tuvieron lugar en los países emergentes.

En el mercado de materias primas, fuerte caída de nuevo para el crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 2,30% al cierre, para colocarse por debajo de los 44 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía un 1%, hasta situarse por debajo de los 43 dólares.

El oro también cotizaba a la baja: retrocedía un 0,74%, hasta los 1.218 dólares. Hace poco más de una semana la onza se cambiaba por algo más de 1.300 dólares.