Ideal

Subidas generalizadas, en el Ibex, hasta los 10.100 puntos

Paneles de la Bolsa de Madrid.
Paneles de la Bolsa de Madrid. / Efe
  • La prima de riesgo de España se estrechó desde los 124 hasta los 117 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español retrocediendo hasta el 1,68%

Los índices europeos tuvieron este jueves una sesión muy positiva, casi explosiva. Por fin. La primera globalmente en verde del año 2015. El índice que más ganó fue el Ftse Mib de Milán, con una revalorización del 3,69%. A continuación, el Cac 40 francés, que se anotó un 3,59%. El Dax alemán también subió más de tres puntos porcentuales, con lo que ya entró en números verdes en el año. La revalorización del PSI-20 de Lisboa rozó el 3%. El Ibex -35, por su parte, ganó un 2,26%, para colocarse en los 10.115 puntos.

En este panorama, de todas maneras, hubo una gran excepción, la de Grecia. La Bolsa helena cedió algo más de dos puntos porcentuales. Y la que más subió fue la rusa, que se disparó cerca de un 9%, con lo que, al igual que la Bolsa alemana, entró en números verdes en el año. Y lo de Rusia no fue por el precio del petróleo, porque siguió a la baja. El barril de Brent, de referencia en Europa, cedió un 0,68%, hasta los 50,80 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, cedió un 0,12%, hasta los 48,59 dólares.

¿Qué pasó para que los índices de renta variable subieran con esa fuerza? En primer lugar, gustaron las actas de la última reunión de la Reserva Federal norteamericana. En ellas, se afirmaba que no habrá subida de tipos de interés, al menos, hasta el mes de abril. A ese tranquilizador mensaje de la autoridad monetaria europea se une la probabilidad creciente de que el Banco Central Europeo anuncie más medidas, ante la caída de los precios en la zona euro en diciembre por primera vez desde el año 2009. Por eso, el euro cayó otra vez. Llegó a perder el nivel de 1,18 dólares, pero al cierre se colocaba por encima de esa cota.

El oro se mantiene por encima de los 1.200 dólares

La aversión al riesgo se redujo, pero algunos activos refugio siguieron subiendo. Por ejemplo, el oro, que se anotó un 0,30%, hasta los 1.214,2 dólares. Aunque de otros activos refugio el dinero salió. Por ejemplo, de la deuda alemana. La rentabilidad del bono alemán a diez años subió desde el 0,47% hasta el 0,51%. Pero entró en otros títulos de deuda, en los de la periferia. Así, la rentabilidad del bono español a diez años cayó del 1,71% hasta el 1,68%. Y la del bono portugués bajó desde el 2,73% hasta el 2,61%. Incluso la del bono griego se redujo, aunque se mantuvo aún por encima del 10%.

Con ello, las primas de riesgo se estrecharon. La de España, por ejemplo, desde los 124 hasta los 117 puntos básicos.

No sólo ayudaron las especulaciones respecto a los posibles movimientos de los bancos centrales. También, algunos datos económicos publicados. Por ejemplo, las ventas minoristas, que en Europa crecieron un 1,5% en tasa interanual en noviembre, por encima del 0,2% previsto por los analistas. Aunque también hubo otros decepcionantes, como los pedidos de fábrica de Alemania del mes de noviembre, así como algunos indicadores de confianza.

En Estados Unidos, la referencia más importante del día fue el número de solicitudes iniciales de subsidios por desempleo, que fue algo peor de lo esperado por los analistas.

En el selectivo español, apenas cuatro valores terminaron la jornada con descensos. Abengoa fue el que más cayó, con un recorte del 2,49%. A continuación, IAG, que retrocedió un 1,29%. Técnicas Reunidas y Jazztel completaron la lista de valores en negativo, con pérdidas de un 0,20% y de un 0,04%, respectivamente.

En el otro lado de la tabla, Dia fue el valor que más subió, con un avance del 6,79%. Después, Gamesa, que también subió más de seis puntos porcentuales. Acciona, por su parte, ganó más de un 5%. Sacyr e Inditex, más de un 4%. ArcelorMittal, BME, OHL y Mediaset, más de un 3%. Santander también subía más de un 3% cuando la CNMV suspendía al banco de cotización. Minutos después, la entidad que preside Ana Botín comunicaba la convocatoria de un consejo de administración con carácter extraordinario para aprobar una ampliación de capital de 7.500 millones de euros. Podría ser para mejorar sus ratios de capital, pero también se especula con la posibilidad de que la entidad vaya a utilizar ese dinero para realizar alguna operación de compra. Quizás NovoBanco. Quizás Monte dei Paschi, que en la Bolsa de Italia ha subido más de un 12%.

Santander provoca el único traspié del índice

La operación ha contagiado, pero sólo moderadamente al resto del sector financiero. Aunque maticemos. El primer impacto fue muy negativo. Se notó, incluso, en el gráfico del Ibex -35. Y es que, por ejemplo, BBVA, tras conocerse la noticia, se hundió desde el entorno de los 7,65 hasta los 7,35 euros por acción. Algo parecido ocurrió en el Popular. Pero, al cierre, BBVA subía un 1,12% (fue el peor de todos los bancos del Ibex -35), el Popular se anotó un 1,27%, CaixaBank, un 1,51%, mientras que el Sabadell y Bankinter ganaron un 1,70% y un 1,80%, respectivamente. Las subidas de Bankia sí superaron los dos puntos porcentuales.

También los de otros grandes valores de la Bolsa: Repsol y Telefónica. Y prácticamente un 2% ganó Iberdrola.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Natra lideró las subidas, con una revalorización del 12,41%, seguido de Tecnocom y eDreams, que ganaron más de un 7%. En negativo, el peor fue Renta Corporación, con un recorte del 7,78%.

Temas