Ideal

El Ibex, incapaz de recuperar los 10.000 puntos

Paneles de la Bolsa de Madrid.
Paneles de la Bolsa de Madrid. / Efe
  • El selectivo español cerró la sesión con una revalorización del 0,21%, para dar un último cambio en los 9.891,40 puntos

De nuevo la volatilidad mandó en el parqué. La vemos en el gráfico del Ibex -35. El indicador comenzó la sesión al alza. Sufrió un primer revés a las diez de la mañana, cuando se vino abajo y entró en números rojos durante unos minutos, para rebotar después y marcar los máximos de la sesión en los 10.050 puntos a las doce de la mañana. Los 10.000 puntos estuvo rondando el índice hasta las tres y media de la tarde, cuando volvió desinflarse. Se salvó de los números rojos por poco. Al cierre subió un 0,21%, para dar un último cambio en los 9.891,40 puntos. Otros indicadores no se libraron de los recortes. El peor fue el indicador griego, que retrocedió un 1,46%. A continuación, el portugués, que se dejó un 0,73%, mientras que el Ftse Mib de Milán cayó un 0,11%. El mejor fue el Ftse 100 británico, que subió un 0,84%, mientras que el Cac 40 francés se anotó un 0,72% y el Dax alemán ganó medio punto porcentual.

En la sesión contamos con dos referencias fundamentales. La primera, procedente de la zona euro, donde se conoció el dato adelantado de IPC correspondiente al mes de diciembre. Se situó en el -0,2% interanual, con lo que fue peor de lo esperado por los analistas (-0,10%). Se trata del primer registro en negativo desde octubre del año 2009. No sentó mal en Europa porque, posiblemente, mete presión al Banco Central Europeo para que ponga más medidas cuanto antes. Aunque, en realidad, numerosos analistas atribuyen este primer conato deflacionista a la fuerte caída del precio del petróleo de los últimos meses.

Esta referencia europea cotizó de manera diferente en la deuda y en las divisas. Porque los inversores se deshicieron de los bonos, es decir, no descontaron la próxima puesta en marcha de un programa de compra de activos en Europa, mientras que el euro cayó con mucha fuerza, para perder el nivel de 1,19 unidades.

Subidas de las rentabilidades de todas las deudas

La rentabilidad del bono español a diez años subió desde el 1,65% hasta el 1,69%. En la misma dimensión lo hizo el bono alemán, que terminó el día en el 0,49%. Con ello, la prima de riesgo de España terminó el día en los 120 puntos básicos. Peor se comportó la rentabilidad del bono griego a diez años, que subió desde el 9,81% hasta el 10,84%, con lo que la prima de riesgo superó los 1.000 puntos básicos. Y eso que cada vez más son las voces que apuntan que, sea cual sea el Gobierno que resulte de las elecciones del próximo 25 de enero, se impondrá una solución negociada a la deuda, de acuerdo con los parlamentarios de la coalición de Gobierno, con la condición de que continúen sus medidas de austeridad. Pero fue una noticia que se conoció ya con los mercados europeos cerrados, pero de la que sí pudo aprovecharse Wall Street.

En la caída del euro pudo influir el buen informe de empleo privado publicado por la ADP, según el que, durante el mes de diciembre se habrían creado 241.000 nuevos empleos, por encima de los 225.000 estimados por los analistas. Además, la cifra del mes de noviembre se revisó al alza desde los 208.000 hasta los 227.000. Se trata del anticipo del informe oficial que se publicará el viernes y que los expertos prevén que recoja una caída de la tasa de paro desde el 5,8% hasta el 5,7% después de haberse creado 240.000 nuevos empleos en la economía no agrícola.

A Wall Street también le ayudó que el crudo diera tregua. El barril de Brent, de referencia en Europa, se mantuvo en el entorno de los 51 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, recuperaba un 1,77%, hasta acercarse otra vez al nivel de los 49 dólares. Más avanzada la sesión, ya con los índices europeos cerrados se conocerían las actas de la última reunión de la Reserva Federal norteamericana, que mostrarían detalles sobre los próximos pasos a dar por parte de la autoridad monetaria.

Este dato, muy probablemente, animara la apertura de los índices de Wall Street, que comenzaban la jornada con subidas de más de un 1%. Con esa apertura se ponía fin a una secuencia de cinco sesiones consecutivas de descensos en los indicadores americanos.

Abengoa vuelve a encabezar las subidas

En el selectivo español, Abengoa lideró otra vez los ascensos, con una revalorización del 5%, seguido de BME y Abertis, que ganaron cerca de un 2%. Después, Mapfre e Inditex, que fueron los otros dos valores que subieron más de un punto porcentual. Entre los grandes, subidas también para el Santander, que se anotó un 0,64%; mientras que Repsol ganó algo más de medio punto porcentual; BBVA, un 0,30%; y Telefónica, un 0,04%.

En negativo, la banca doméstica se llevó la peor parte, con Popular y Bankia a la cabeza, con pérdidas de alrededor de un 1,90%. Sabadell, por su parte, se dejó un 1,72%. Mediaset, Dia, Indra, Gamesa, FCC y Red Eléctrica también perdieron más de un punto porcentual.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Edreams fue el mejor, con una revalorización del 13,68%. Después, Deoleo, que ganó un 5,41%. Fueron los dos únicos que subieron más que Abengoa.

En negativo, el peor fue Prisa, que retrocedió un 5,77%, seguido de Natra, Quabit, Uralita, Biosearch y Tubacex, que perdieron más de un 4%.

Temas