Ideal

El Ibex pierde más de un 1% a media sesión y cede los 9.800 puntos

Interior de la Bolsa de Madrid
Interior de la Bolsa de Madrid / EFE
  • El selectivo cambia de signo y pierde además la cota de los 9.800 puntos por primera vez desde mediados de octubre

El Ibex-35 marcó su mínimo del día en los 9.662 puntos. Si hubiera cerrado en ese nivel, el indicador hubiera marcado nuevos mínimos anuales. Pero, afortunadamente, desde ese momento, desde la una y media de la tarde, comenzó a remontar, tendencia que se aceleró a partir de las cinco de la tarde, cuando entró en números verdes, para recuperar los 10.000 puntos y terminar en los 10.081,90 puntos, es decir, con un fuerte avance del 1,80%. Esta subida fue superada por el Ftse Mib de Milán, que se disparó un 3,27%, mientras que el Dax alemán y el Ftse 100 británico subieron alrededor de un 2,4%. El Cac 40 se anotó un 2,19%.

El que no remontó fue, de nuevo, el índice ruso, que se hundió otro 12%, lo que eleva sus pérdidas anuales a prácticamente el 60%. El remedio usado por Rusia para frenar la depreciación del rublo, una fortísima subida de los tipos de interés desde el 10,5% hasta el 17%, castiga aún más a su maltrecha economía afectada tanto por la fuerte caída del precio del petróleo como por las sanciones que sufre por su apoyo a los prorrusos de Ucrania. La Bolsa rusa no se ha podido aprovechar de lo que al cierre de la sesión ha animado a los activos a uno y otro lado del Atlántico. Y es que parece que es la evolución del crudo lo que lleva de la mano a los mercados.

El crudo se recupera y anula el efecto de los malos datos macro

El barril de Brent, de referencia en Europa, en lo peor del día, ha llegado a marcar los 58,50 dólares. A las cinco de la tarde rebotaba hasta rozar los 61 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, que llegó a marcar niveles por debajo de los 55 dólares, volvió a recuperar esa psicológica cota. Gracias, al parecer, a esa reducción de las caídas del oro negro, el rublo también relajó su caída y ello animó a los mercados de renta variable. No sólo a los europeos, porque también los índices estadounidenses comenzaban su andadura en positivo. Y eso que las referencias económicas publicadas al otro lado del Atlántico fueron malas. Tanto la construcción de viviendas nuevas como los permisos de construcción decepcionaron. Lo mismo ocurrió con el índice de gestores de compras del sector manufacturero estadounidense, que se colocó por debajo de los 55,2 puntos previstos por los analistas.

En Europa también tuvimos referencias de relevancia. El índice de gestores de compras del sector manufacturero europeo subió desde los 50,1 hasta los 50,8, por encima de lo previsto por los analistas. Lo mismo sucedió con el de la zona euro. Aunque el alemán decepcionó y el francés no llegó a los 50 puntos que marcan la frontera entre la expansión y la contracción. Mucho mejor lectura ofreció el índice Zew, que mide las expectativas económicas de Alemania y de la zona euro. En cuanto a la economía alemana, el indicador subió desde los 3,3 hasta los 10 puntos, cuando los analistas habían previsto que se situara en los 5 puntos. Para la zona euro, el índice se disparó desde los 11 hasta los 31,8 puntos. Pero ya hemos dicho que son otras las razones por las que se mueven los mercados.

En el selectivo español, únicamente tres valores cerraron la sesión en negativo. Y ninguno de ellos llegó a caer un punto porcentual. El peor fue Telefónica, que sufrió un recorte del 0,66%. A continuación, Repsol, que perdió un 0,35%, mientras que Gamesa se dejó un 0,28%.

En verde, el mejor valor del día fue Grifols, que ganó un 7,11%. A continuación se situó FCC, que se anotó un 5,08%. Más de cuatro puntos porcentuales ganaron BME, el Popular, Sabadell y Bankinter. Más de un 3%, otro puñado de valores: Sacyr, Mediaset, Acciona, Dia y Enagás. Y más de un 2%, algunas entidades financieras, como Santander, CaixaBank y Bankia.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Amper fue el único valor que subió más que Grifols, con una revalorización del 7,50%. En el otro lado de la tabla, el peor fue Urbas, que se dejó un 5,88%. Biosearch y Adolfo Domínguez perdieron más de un 4%. Montebalito, Lingotes y eDreams cedieron más de un 3%.

Bajada de las rentabilidades de la deuda, menos en Grecia y Rusia

En el mercado de deuda, bajaron las rentabilidades de todos los bonos. La de los españoles, desde el 1,82% hasta el 1,80%. La de los alemanes, desde el 0,62% hasta el 0,60%, un nuevo mínimo histórico. La excepción fue Grecia: la rentabilidad de los bonos helenos a diez años volvió a subir ayer por encima del 9%.

En Rusia, las rentabilidades de los bonos subieron con muchísima fuerza. La de los bonos a tres años alcanzaron el 18,59%, por encima de la de los bonos a cuatro años, que se situó en el 18,21%, y de la de los bonos a diez años, que se colocó en el 15,88%, y que de la deuda a quince años: 15,71%. La rentabilidad de los bonos a tres y cuatro años subió más de 400 puntos básicos. La de los bonos a 10 y 15 años, cerca de 300. Los seguros contra el impago también se encarecieron, lo que aumenta la probabilidad de la quiebra del país, aunque su deuda es de apenas un 15% del PIB y su deuda externa, un 30%, sobre todo en manos privadas.

El miércoles, la Reserva Federal norteamericana celebra su reunión ordinaria de política monetaria, la última del año. El inestable panorama actual no invita a pensar en un mensaje demasiado severo, sino todo lo contrario.

Temas