Ideal

El Ibex recupera los 10.200 puntos

Paneles de la Bolsa de Madrid
Paneles de la Bolsa de Madrid / EFE
  • La prima de riesgo de España cerró la sesión en los 121 puntos básicos

  • La rentabilidad del bono español bajó, pero el alemán bajó todavía más

El selectivo español comenzó la jornada prácticamente plano, pero con cierta tendencia a baja que se confirmó a partir de las diez y media de la mañana, para tocar mínimos de la jornada en los 10.016,70 puntos poco antes de las doce de la mañana. Comenzó a remontar a partir de ese momento para entrar en números verdes a las tres de la tarde. Aunque con algún que otro traspié, al cierre, el selectivo lograba terminar al alza, con una revalorización del 0,17%, para dar un último cambio en los 10.204,90 puntos. El selectivo recupera los 10.200 puntos y se aleja de la pérdida de los 10.000 puntos, lo que podría desatar ventas más importantes.

En general, todos los indicadores cerraron la sesión al alza. El más rentable fue el Ftse 100 británico, con una revalorización del 0,42%. A continuación, el PSI-20 de Lisboa, que ganó un 0,26%, mientras que el Cac 40 francés ganó un 0,23% y el Dax alemán, un 0,15%. También el Ftse Mib de Milán terminó la jornada en verde: avanzó un 0,09%.

La razón de las pérdidas por la mañana tuvo que ver, en gran medida, por la publicación de un mal dato alemán, el índice Zew, que mide la confianza de los inversores en la economía alemana. La evaluación de la situación actual bajó desde los 25,4 hasta los 3,2 puntos, pese a que los analistas habían previsto que se situara en los 15 puntos. En cuanto a las expectativas, bajó desde los 6,9 hasta los -3,6 puntos, cuando los expertos esperaban que se situara en 0. Este indicador se coloca en tasa negativa por primera vez desde noviembre del año 2012. Se trata, además, del décimo mes consecutivo en que este dato empeora.

Además, la producción industrial de la zona euro cayó un 1,9% en agosto en tasa interanual, cuando los expertos esperaban un descenso del 0,9%. Además, se revisó a la baja el dato del mes anterior desde un 2,2% hasta el 1,6%.

Resultados empresariales en Estados Unidos

Después, los ascensos, la recuperación, el rebote, tuvo que ver con los resultados publicados en Estados Unidos. Tanto JP Morgan como Johnson & Johnson batieron las expectativas de los analistas. Aunque los resultados del banco no gustaron dado que sus costes crecieron más de lo esperado y porque los ingresos procedentes de la negociación de deuda se prevé que vayan declinando en próximos trimestres, tal y como expresó el director financiero de la entidad. Tampoco los de J&J cotizaron al alza en sus acciones, pese a que la mejora de las cuentas del tercer trimestre hizo posible que elevara sus previsiones con vistas a todo el ejercicio. Fuera del Dow Jones, destacó Citigroup, que reaccionó al alza a sus cuentas trimestrales, que también batieron las expectativas del mercado.

Si los índices titubearon en su fase de rebote en la segunda mitad de la jornada fue porque el Gobierno alemán rebajó sus perspectivas de crecimiento para 2014 desde el 1,8% hasta el 1,2%. Y para 2015, desde el 2% hasta el 1,3%. El ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, y el presidente del Zew, Clemens Fuest, resaltaron la necesidad de un plan de inversiones en Europa.

La relativa solidez de las cuentas de las empresas del Dow Jones, quizás, ayudó a los inversores a tomar conciencia de que la peor secuencia de tres sesiones consecutivas de descensos para el Dow Jones desde 2011 había sido excesiva. De ahí el rebote que se contagió al Viejo Continente.

En el selectivo español, IAG encabezó los ascensos, con una revalorización del 4,01%. A continuación, OHL, Grifols, el Popular y BME, con avances de más de un 2%. Con subidas de más de un 1%, Indra, ArcelorMittal, CaixaBank, Gamesa, Sabadell, Viscofán, Ferrovial y Gas Natural.

Entre los grandes valores, en verde sólo Iberdrola e Inditex, con ganancias de un 0,40% y de un 0,05%, respectivamente. Prácticamente plano cerró el Santander, mientras que Telefónica se dejó un 0,17%. BBVA, por su parte, retrocedió un 0,48%, y Repsol, un 1,17%.

En negativo, Sacyr fue el peor, con un descenso del 2,59%, seguido de Abengoa, con pérdidas de un 2,32%. Junto a Repsol, Dia y Abertis se dejaron un 1,17% cada uno.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Prisa fue el valor más rentable, con una revalorización del 7,69%. Fue el único valor más rentable que IAG. Después, Iberpapel, Funespaña, Amper y Gam, que ganaron más de un 3%.

En rojo, Baviera fue el valor que más cayó, con un descenso del 5,90%. Inypsa, por su parte, se dejó un 4,76%. Nicolás Correa, San José y Natra se dejaron más de un 3%.

Las señales que emite la deuda

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España subió hasta los 121 puntos básicos, pese a que la rentabilidad del bono español a diez años bajó desde el 2,08% hasta el 2,05%. Pero es que la del bono alemán retrocedió desde el 0,90% hasta el 0,84%. La del bono estadounidense, por su parte, retrocedió desde el 2,29% hasta el 2,23%. Este comportamiento de la deuda implica que los inversores esperan bajo crecimiento y que, pese a las subidas de la Bolsa, presentan una elevada aversión al riesgo.

La que subió mucho fue la rentabilidad del bono griego a diez años: desde el 6,82% hasta el 7,05%.

Esto es coherente también con el comportamiento de las materias primas. El barril de Brent, de referencia en Europa, bajó un 2,8%, hasta los 86,41 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, cedió un 2,44%, hasta los 83,65 dólares. De acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía, el crecimiento de la demanda de crudo este año será el menor desde el año 2009.

El oro, en cambio, volvió a ganar posiciones: subió un 0,53%, hasta los 1.235 dólares la onza.