Ideal

El Ibex cierra por debajo de los 10.200 enteros, lastrado por Wall Street

Paneles de la Bolsa de Madrid
Paneles de la Bolsa de Madrid / EFE
  • El selectivo gana un 0,26%, con la prima de riesgo en 120,1 puntos básicos

Los índices de renta variable europeos comenzaron la sesión con descensos importantes. El Ibex -35 abría situado en los 10.050 puntos. Pero, poco a poco, fue recuperando posiciones. Pasadas las diez de la mañana, el índice entraba en números verdes, para tocar el máximo de la sesión en los 10.273 puntos a eso de la una y veinte de la tarde. A partir de ese nivel fue desinflándose ligeramente. A las cuatro y media de la tarde el índice tentaba de nuevo los números rojos. Pero se resistió y, al cierre, daba un último cambio en los 10.187,30 puntos, tras anotarse un 0,36%. Al indicador no le fue suficiente la subida para recuperar los 10.200 puntos.

Al resto de indicadores les sucedió lo mismo. Comenzaron a la baja y, poco a poco, fueron recuperando posiciones. El mejor de todos los indicadores fue el Ftse 100 británico, que ganó un 0,41%. Después del selectivo español, el Dax alemán y el PSI-20 de Lisboa, que se apuntaron alrededor de un 0,25%. Mientras, el Cac 40 francés se anotó un 0,12%.

En negativo, el peor fue el Ftse Mib de Milán, con un descenso del 0,32%.

Volatilidad, pues. Felipe López, de Self Bank, comenta que esta semana será determinante para comprobar si los mercados se encuentran en un momento similar al del pasado verano, con fuertes caídas en Bolsa que se recuperaron en tiempo récord, o bien asistimos al inicio de una tendencia bajista de mayor calado. Para ello será fundamental ver, como señala el analista técnico Roberto Moro, si el S&P 500 es capaz de aguantar por encima de los 1.900 puntos. Y ayer no parecía muy claro que se fuera a mantener por encima. Un indicador negativo para el S&P 500 es el Vix, que mide la volatilidad y que ayer marcaba los 22,22 puntos, un nivel al que no se acercaba desde finales del año 2012. Además, la caída coincide con el mes en el que la Reserva Federal acaba definitivamente con las compras de activos. Ayer habló el presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, que prevé pequeñas subidas de inflación y aconseja paciencia con vistas a las subidas de los tipos de interés que tendrá que comenzar a acometer la Reserva Federal. De hecho, cree que hay que esperar incluso que la inflación suba por encima de los niveles que tiene como objetivo la autoridad monetaria estadounidense. Precisamente, estas declaraciones de Evans ayudaron a Wall Street a mejorar su aspecto.

OHL, el mejor; Dia, el peor

En el selectivo español, OHL fue el valor más rentable, con una revalorización del 4,35%. A continuación, ArcelorMittal, el Popular y Acciona, con subidas de más de dos puntos porcentuales. Gamesa, Abengoa, Bankinter y CaixaBank avanzaron más de un punto porcentual. El resto de entidades financieras también cerraron la sesión en verde. Así, Bankia y el Sabadell avanzaron un 0,66% y un 0,64%, respectivamente. Santander y BBVA, mientras, subieron cerca de medio punto porcentual.

En negativo, Dia fue el peor, con un recorte del 2,83%. A continuación, Amadeus, con una caída del 0,96%. FCC, por su parte, se deja un 0,88%. IAG e Inditex cedieron más de medio punto porcentual. Viscofán, Grifols y Jazztel completaron la lista de valores en negativo. Mapfre, por su parte, cerró en tablas. Gas Natural, por su parte, terminó la jornada con una revalorización del 0,11%, justo después de que se haya conocido la operación por la cual comprará la compañía chilena CGE tras lanzar una oferta pública de venta por valor de 2.600 millones de euros. Los analistas dicen que compra caro, pero en el mercado no ha sufrido demasiado castigo.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Urbas encabezó los ascensos, con una revalorización del 10%. A continuación, eDreams y Prisa, que se apuntaron más de un 8%. Azkoyen, por su parte, ganó más de un 5%. En el otro lado de la tabla, GAM, que retrocedió un 5,71%. Tecnocom, por su parte, se dejó un 4,14%. Montebalito, Lingotes, las acciones B de Grifols y Alba cedieron más de un 3%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España se amplió mínimamente hasta los 119 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español a diez años subiendo desde el 2,07% hasta el 2,09%. La del bono alemán se mantuvo estable en el 0,89%. La rentabilidad del bono de Grecia sí se amplía: desde el 6,53% hasta el 6,70%. Y la del portugués: desde el 2,96% hasta el 3,05%.

Aunque lo verdaderamente relevante en el mercado de deuda europeo fue la bajada de la perspectiva de la deuda francesa por parte de S&P desde "estable" a "negativa". Los inversores no parecieron muy preocupados a la vista de que la rentabilidad del bono a diez años apenas subió desde el 1,26% hasta el 1,27%.

El euro gana posiciones respecto al dólar

En el mercado de divisas, el euro se apreció un 0,42% con respecto al dólar, para terminar la jornada en el nivel de 1,2679 unidades.

En el de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, cedió casi dos puntos porcentuales, hasta los 88,44 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, cedió un 1,19%, hasta los 84,80 dólares. El oro sí subió: un 0,85%, hasta los 1.231 dólares. El comportamiento del oro sigue indicando, pues, que nos encontramos en un momento difícil para los mercados. José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, nos decía por la mañana que está claro que las caídas son oportunidades para comprar más barato, pero dudaba de que éste fuera el momento para entrar, puesto que, de momento, los flujos son vendedores y puede haber inestabilidad de aquí a final de año.

Las materias primas cayeron incluso después de que publicaran datos positivos en China. Sí es verdad que su balanza comercial tuvo menos superávit del que se esperaba en el mes de septiembre, pero tanto las exportaciones como las importaciones crecieron más de lo previsto. Eso significa que, aunque sea coyunturalmente, tanto la economía doméstica como la internacional gozan de cierta salud.

Por lo demás, pocas referencias macroeconómicas más. Sólo el índice de precios al por mayor en Alemania, que bajó un 0,9% en septiembre en cambio interanual, lo que supone una aceleración del descenso respecto a un mes antes.