Ideal

El Ibex cierra con una caída del 0,39% y se aleja de los 10.800 puntos

Interior de la Bolsa de Madrid.
Interior de la Bolsa de Madrid. / Gerard Julien (Afp)
  • La prima de riesgo se sitúa en el entorno de los 128,70 puntos básicos y la rentabilidad en el 2,350%

Ésta es una semana llena de incertidumbres y no podemos pedir que las Bolsas suban. En primer lugar, tenemos la reunión ordinaria de política monetaria de la Reserva Federal norteamericana. Al parecer, de acuerdo con la propia institución, los mercados esperan una política monetaria más benévola de lo que ella misma espera. La presidenta de la Fed, Janet Yellen, podría aprovechar para que todos pongamos un poco los pies en el suelo. Porque, de lo que no hay duda es de que el programa de compra de activos llega a su fin ya en octubre. Y que a partir de ahora (aunque ya llevamos un periodo importante pensando en ello) será el momento de comenzar a especular con las subidas del precio del dinero. De acuerdo con una encuesta realizada por Bloomberg entre economistas, Janet Yellen subirá los tipos de interés sólo gradualmente entre 2015 y 2017, dado que también prevén que la inflación se mantendrá contenida. Las palabras de Yellen pueden ayudar al mercado a distinguir si la primera subida de tipos tendrá lugar en el segundo o en el tercer trimestre de 2015. Al parecer, los inversores no esperan un endurecimiento cercano de la política monetaria, dado que ayer la rentabilidad del bono a diez años americano bajó desde el 2,60% hasta el 2,57%.

En Europa, la gran incertidumbre de la semana viene dada por el referéndum por la independencia de Escocia y por las consecuencias que puede tener en el conjunto del continente europeo, por los movimientos independentistas más o menos latentes que existen. En el caso en que gane el “no”, comenta Daniel Pingarrón, de IG, la alegría de los mercados variará según el margen de diferencia de la victoria.

Desde el punto de vista económico, ayer contamos con la publicación del índice de confianza en la economía alemana, el Zew correspondiente al mes de septiembre. En su componente de expectativas superó previsiones, pero volvió a caer: desde los 8,6 hasta los 6,9 puntos, frente a los 5 puntos en que se esperaba que se colocara. Lleva cayendo todo el año y se encuentra en mínimos desde principios del año 2013. En la evaluación de la situación actual sí decepcionó, al caer de los 44,3 hasta los 25,4 puntos, cuando los expertos esperaban que se situara en los 40.

Pero hubo buenas noticias procedentes de China. A la vista de la inversión extranjera directa y la reducción de la confianza externa en el país hasta su nivel más bajo en los cuatro últimos años, la autoridad monetaria china anunció una inyección de liquidez de 81.000 millones de dólares a las cinco principales entidades financieras del país. Quizás por esa razón los índices de renta variable estadounidense sí comenzaban la sesión en positivo. Porque los planes de la autoridad monetaria china cuajaron en el mercado de materias primas. El barril de Brent rebotó un 1,42%, hasta los 99,27 dólares y el de West Texas, un 1,89%, para rozar los 95 dólares. El precio del oro se mantuvo estable en los 1.233 dólares.

Los índices europeos reducen sus descensos

Las subidas de Wall Street ayudaron a reducir las pérdidas que sufrían los índices europeos. Pero muy poco. Los indicadores estadounidenses sólo comenzaron a subir pasadas las cinco de la tarde. El indicador que peor se comportó fue el Cac 40 francés, que retrocedió un 0,44%, seguido del Ibex-35, que se dejó un 0,39%, para dar un último cambio justo por debajo de los 10.800 puntos, en concreto, en los 10.798,70 puntos. Había marcado mínimos del día en los 10.737 puntos. El Dax alemán, por su parte, cedió un 0,28%, mientras que el Ftse 100 británico y el PSI-20 de Lisboa se dejaron un 0,18% y un 0,08%, respectivamente.

En el selectivo español, Jazztel encabezó los ascensos, con una revalorización del 6,10%, después de confirmarse la oferta de Orange. La española dio un último cambio en los 12,78 euros por acción, es decir, por debajo de los 13 euros que pagará la francesa. Los analistas dicen que esto descuenta dos cosas: que no habrá mejora de la oferta y el riesgo de que algo tumbe la oferta, al estar condicionada a que acuda el 50% del accionariado, sin contar el presidente, Leopoldo Fernández Pujals, que se ha comprometido a vender.

Tras Jazztel, Abengoa, que se apuntó un 1,58%. Viscofán, por su parte, avanzó un 0,86%. Bankia y ArcelorMittal se apuntaron cerca de medio punto porcentual. Bankinter, Telefónica y Repsol completaron la lista de valores en verde.

En negativo, BME fue el peor, con un recorte del 3,55%. A continuación, FCC y Gamesa, que también se dejaron más de tres puntos porcentuales. IAG, Mediaset, Indra, Enagás, Grifols, Red Eléctrica Y OHL retrocedieron más de un punto porcentual.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Edreams fue el valor que más subió, con una revalorización del 14%. A continuación, Natra, que avanzó un 6,52%. Fueron los dos únicos valores que ganaron más que Jazztel. En negativo, Inypsa fue el peor, con un recorte del 9,73%. Quabit, por su parte, cedió un 6,54%. Cementos Portland fue el otro valor que cayó más que BME Y FCC, que cedieron más de un 3%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de la deuda española bajó apenas un punto: desde los 128 hasta los 127 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años cayó desde el 2,35% hasta el 2,33%. La del bono alemán bajó desde el 1,07% hasta el 1,06%.

En el mercado de divisas, el euro ganó posiciones respecto al dólar. En concreto, se apreció un 0,37%, hasta alcanzar el nivel de 1,2979 unidades.

Temas