Los Presupuestos contemplan subidas a 6,7 millones de pensionistas y bajan el IRPF

Cristóbal Montoro, durante la presentación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018. / Europa Press

El Gobierno aprueba las cuentas públicas de 2018 con un aumento del gasto que espera compensar con un mayor crecimiento a la espera de lograr los apoyos parlamentarios suficientes

David Valera
DAVID VALERAMadrid

Con seis meses de retraso respecto al calendario ordinario, el Gobierno ha aprobado hoy los Presupuestos Generales de 2018 en un Consejo de Ministros extraordinarios. Unas cuentas públicas expansivas que recogen medidas importantes de gasto como un incremento superior del IPC para las pensiones mínimas, de viudedad y de cuantías más bajas que beneficiará a 6,7 millones de quienes cobran esta prestación. También incluyen una rebaja del IRPF para quienes ganen hasta 18.000 euros y contemplan una revalorización salarial de los funcionarios del 1,75%. Con estas medidas el Ejecutivo espera convencer a los partidos políticos para sumar los apoyos necesarios en el trámite parlamentario, algo que actualmente no está garantizado por el rechazo del PNV ante la situación de Cataluña. De hecho, el Ejecutivo sólo tiene ahora mismo el apoyo insuficiente de Ciudadanos por lo que hoy ha apelado a la «responsabilidad» de los partidos para sacar adelante este proyecto. En este sentido, el secretario general de Coalición Canaria (CC), José Miguel Barragán, ha asegurado hoy que apoyará los presupuestos «si todo va bien». «Esperamos que haya presupuestos y que otros temas colaterales que giran en torno a la aprobación de los presupuestos no se pongan sobre la mesa», ha añadido Barragán en un comunicado, en el que ha indicado que queda por concluir alguna enmienda al presupuesto.

«Son los Presupuestos de los funcionarios, pensionistas y de los trabajadores de rentas medias-bajas» ha señalado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la presentación de las cuentas públicas para enfatizar las principales medidas de unas cuentas públicas que serán presentadas en el Congreso el próximo 3 de abril. De hecho, el techo de gasto del Estado de los Presupuestos de 2018 se incrementó por primera vez desde hace tres ejercicios y alcanzó los 119.834 millones.

El Ejecutivo ha tratado de dar respuesta a las manifestaciones de pensionistas por todo el país que protestaban por la revalorización del 0,25% y ha incluido un incremento de estas prestaciones. En concreto, las pensiones mínimas se elevarán un 3% lo que beneficiará a 2,4 millones de personas. También se incrementarán un 3% en las prestaciones no contributivas -las más bajas- y que afectan a 450.000 pensionistas. Además, quienes cobren una pensión de hasta 700 euros (9.800 euros al año) se elevarán un 1,5% y afectará a 1,5 millones de pensiones. Aquellos que cobren entre 700 y 860 euros (12.040 euros al año) tendrán una revalorización del 1%, lo que beneficiará a 880.000 personas.

Por su parte, las pensiones de viudedad verán cómo se incrementan dos puntos su base reguladora (con la que se calcula la prestación) del 52% al 54%, aunque el incremento hasta el 60% está recogido desde 2011 y todavía no ha sido implementado. Asimismo, los pensionistas también se beneficiarán de ampliar de 12.000 a 14.000 euros de la exención de tributar en el IRPF (algo que afectará a todos los contribuyentes). Asimismo, aquellos que cobren una prestación de entre 14.000 euros y 18.000 euros también verán reducida su tributación. Una medida que también beneficiará a un millón de pensionistas y a 3,5 millones de contribuyentes.

Más dinero para las comunidades

La mayor revalorización de las pensiones tendrá un coste de 1.000 millones y las rebajas del IRPF tendrán un impacto de 2.000 millones. A esto se suma una subida del sueldo de los funcionarios del 1,75% y otros 600 millones del plan de equiparación salarial para Policías y Guardias Civiles con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad autonómicas. También se incluye una tasa de reposición del 100% en la oferta de empleo público.

También las comunidades autonómicas tendrán 4.000 millones más procedentes de la actualización del sistema de financiación. Un incremento basado en la mejora de la economía. Sin embargo, los Presupuestos no contemplan ningún guiño a la futura reforma del modelo, para la que Montoro volvió a pedir el acuerdo con el PSOE.

Entre otras medidas fiscales las cuentas públicas también incluyen una deducción por gastos de guardería de 1.000 euros anuales; deducción de cónyuge con discapacidad de 1.200 euros anuales; y un aumento de 600 euros anuales de deducción por cada hijo (a partir del cuarto, inclusive). Por otra parte, los Presupuestos también contemplan un aumento de la partida de infraestructuras del 16,5%, así como un alza del 8,3% para la I+D+i.

Récord de ingresos

Sin embargo, Montoro ha explicado que estas medidas de incremento del gasto son «coherentes» con el cumplimiento de los compromisos de estabilidad presupuestaria pactados con la Comisión Europea. Para ello, el Gobierno confía en el incremento de los ingresos. De hecho, los Presupuestos contemplan un aumento de la recaudación tributaria del 6% hasta los 210.015 millones de euros, la mayor cifra de la historia.

Unos incrementos de los ingresos que se basan en un aumento en el IRPF del 6,5% a pesar de la rebaja de este tributo. En este sentido, Montoro ha justificado esta circunstancia por la mayor creación de empleo y «un incremento de los salarios». Asimismo, los Presupuestos también recogen un aumento en Sociedades del 4,8% y del IVA del 5,6% (las cuentas públicas incluyen la rebaja del IVA del cine). Precisamente, el Ejecutivo confía en que estos mayores recursos provocados por la mejora de la economía le permita acometer la reducción del déficit del 3,07% al 2,2% (un ajuste de casi 10.000 millones) sin tener que subir impuestos ni reducir el gasto. Algo que desde el Banco de España han puesto en duda.

En este sentido, el Gobierno ha revisado al alza la previsión de crecimiento para este curso desde el 2,3% al 2,7%. Una mejora de cuatro décimas que está en línea con las previsiones de otros organismos y que es superior incluso al 2,6% estimado hasta el pasado octubre, cuando se rebajó al 2,3% por la incertidumbre de Cataluña. De hecho, el ministro de Economía, Román Escolano, ha señalado que la «normalización de la economía» en esa comunidad es una de las razones de esta mejora, junto a la mejora del entorno, especialmente la zona euro y el aumento de la inversión empresarial.

Más información

Fotos

Vídeos