Ideal

Montoro rechaza el déficit asimétrico que reclaman las comunidades gobernadas por el PSOE

vídeo

Soraya Sáenz de Santamaría (c) y Cristóbal Montoro (i), tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera. / Chema Moya (Efe) I Atlas

  • La medida también fue defendida por la AIREF, pero al final todas las regiones tendrán en 2017 el objetivo del 0,6%

Todas las comunidades autónomas tendrán el mismo objetivo de déficit para 2017: el 0,6% del PIB. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, rechazó la petición de la mayoría de consejeros regionales del PSOE y de Cataluña de diferenciar el desfase entre ingresos y gastos en función de las capacidades de cada autonomía. Una idea defendida también por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), pero que no gusta nada en el Gobierno al considerar que puede provocar una relajación en el esfuerzo para reducir el déficit. El último Consejo de Política Fiscal y Financiera del año sirvió ayer para volver a mostrar las discrepancias entre las comunidades del PP y el PSOE después de que en el anterior encuentro se alcanzase el acuerdo entre ambos sobre la senda de déficit hasta 2019 de manera general. Sin embargo, el encuentro de ayer, que también estuvo presidido por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, debía fijar el reparto individual. Y ahí surgió el choque.

«Creemos que atenta contra la equidad que el ministro haga un reparto uniforme entre las comunidades», explicó el consejero de Hacienda de la Comunidad Valenciana, Vicent Soler. El secretario de Economía de Cataluña, Pere Aragonés, (no acudió el consejero Oriol Junqueras) solicitó un objetivo el próximo año del 1,2% (el doble que el establecido). Algo que no ocurrirá. De hecho, los déficit asimétricos sólo fueron realidad en 2013. Un año en el que las dificultades económicas justificaron ese reparto, según el Gobierno.

Sin embargo, desde entonces Hacienda y las regiones del PP se niegan en redondo a repetirlo. «Estamos satisfechos de que el esfuerzo que se nos pide sea a todos por igual», señaló la consejera de Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo.

Esto significa que todas las comunidades deberán cerrar este año en el 0,6%. Además, la senda de estabilidad establece que en 2018 el déficit autonómico se sitúe en el 0,3% y en 2019 haya equilibrio presupuestario. La deuda autonómica, por su parte, tendrá que situarse en el 24,1% del PIB el año que viene para bajar al 23,6% en 2018 y al 22,7% en 2019.

Inyección de 4.548 millones

Por otra parte, Hacienda comunicó también ayer a las comunidades autónomas la inyección de otros 4.548 millones. La mayor parte de estos recursos (2.900 millones) proceden de la ampliación del objetivo de déficit regional en 2016 del 0,3% previsto en un principio al 0,7% suavizado tras la prórroga de Bruselas. Esta partida, que permite un mayor margen de gasto para las comunidades, será aprobada oficialmente hoy en el Consejo de Ministros. Los otros 1.638 millones provienen del ExtraFla, es decir, de los recursos del mecanismo extraordinario de financiación no utilizados por otros territorios.

De este nuevo reparto, Cataluña recibirá 1.200 millones, la Comunidad Valenciana otros 950 millones y Andalucía 780 millones. Estas tres autonomías han acaparado alrededor del 75% de los fondos repartidos durante 2016 al ser también unas comunidades con elevado déficit y deuda.