Ideal

«El objetivo de montar una 'startup' no debe ser pegar un pelotazo para venderla»

Antonio Serrano, director del Máster de Emprendimiento y 'Startup'.
Antonio Serrano, director del Máster de Emprendimiento y 'Startup'. / R.C.
  • Antonio Serrano dirige un Máster de Emprendimiento y Startups en el que además de formar a los emprendedores busca inculcarles valores como la transparencia y generosidad en este negocio

El emprendimiento cada vez gana más peso como solución a los problemas del mercado laboral. Sin embargo, no se trata sólo de tener una buena idea, sino de tener los conocimientos necesarios para ponerla en marcha con éxito. Ese es el objetivo del Máster de Emprendimiento y Startups que dirige Antonio Serrano y que se impartirá a partir del 6 de febrero y hasta junio en el Centro de Estudios Garrigues. Este licenciado en Derecho y letrado asesor de empresas por la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid considera necesario encauzar el 'boom' actual del emprendimiento a través de la formación para enseñar los requisitos legales, financieros y de marketing. Pero también valores como la transparencia y el esfuerzo. También considera necesario una mayor inversión de las administraciones.

¿Puede resumir qué características debe tener un emprendedor?

Tiene que tener pasión por lo que haga. Dedicarle el 100%. Y debe tener una formación adecuada.

¿Por qué apostar ahora por este máster?

Creemos que el Centro de Estudios Garrigues puede aportar mucho al emprendimiento. De hecho queremos convertirlo en un punto de encuentro para emprendedores. También porque en este 'boom' del emprendimiento es necesario la formación. Hay que ordenar ese emprendimiento y formar a la gente que quiera ser emprendedora. El máster pretende ser multidisciplinar y formar a los alumnos en distintas ramas del conocimiento. En varias de ellas el centro es potente, sobre todo en el área legal. También en la financiera. Además, hemos añadido otros conocimientos como el marketing digital, los recursos humanos y el ámbito tecnológico, donde también hay profesores excelentes.

¿Hace hincapié en el enfoque multidisciplinar?

Es muy importante tomar una panorámica de todo lo que hay. Luego puedes especializarte más en alguna de las diferentes ramas. Pero es necesario tener una noción general de cómo poner en marcha una idea desde el punto de vista económico, legal y el marketing. Necesitas conocer los puntos especiales de cada una de esas herramientas. El que dirige el proyecto necesita conocer las diferentes patas y entender la panorámica.

¿Cuáles son las claves del emprendimiento?

Hay que tener una idea que además aporte algún valor y solucione algún problema. Ideas hay muchas, pero hay que canalizarlas. Nosotros lo hacemos con alguno de los talleres de creatividad, innovación. Luego hay que entender temas más concretos como el balance de esa sociedad, cómo funciona el pasivo el activo y entender así la financiación. La gestión del marketing para saber poner el producto en el mercado. También un plan para la expansión internacional si todo va bien, etc.

¿Qué mensaje trasladaría a alguien que dude sobre formarse para emprender?

En el máster vamos a contar no sólo cuestiones teóricas, sino que vamos a ir al barro y vamos a enseñarles práctica. Es decir, cómo se monta una empresa, cómo lo hemos hecho bien y cómo lo hemos hecho mal. Los alumnos se lo van a pasar muy bien. Además, algo que nos diferencia de otros másters es que queremos formar en valores. Es muy importante que no piensen que el objetivo de montar una 'startup' debe ser pegar un pelotazo y vender después. Eso puede pasar pero lo que tienen que ver es que hay valores como la transparencia, la generosidad y el esfuerzo que a largo plazo es lo que acaba funcionando.

¿Con la crisis el emprendimiento ha sido una solución a la falta de empleo?

Ha habido un poco de todo. El autoempleo no lo califico de emprendimiento. El emprendimiento es ir mucho más allá. Mejorar la sociedad con algo que sea innovador. Algo que pueda ser disruptivo y que pueda ir más allá de darte empleo a ti mismo. Pero es verdad que hay un 'boom' de emprendimiento y con ideas muy buenas porque en este país hay mucho talento.

¿La innovación es clave?

Sí. Aunque no toda la innovación tiene que estar asociada a la tecnología. Pero es fundamental para el desarrollo, para el conocimiento y para la empresa. Y al ritmo que vamos quien no esté al día en este ámbito estará perdido en el futuro.

¿La internacionalización es un paso cada vez más necesario?

Es clave porque al final los mercados se quedan pequeños. Los emprendedores que vemos tienen la ambición de que su producto pueda escalar en el campo internacional. Además una manera de prosperar en el emprendimiento es el crecimiento sostenible y hay un momento en el que tu país te pone un tope y tienes que acceder a otros mercados.

¿La crisis ha potenciado la internacinalización?

Sin ninguna duda. De hecho, es una manea de diversificar el riesgo. Si hay una crisis en un país no la hay en otros.

¿Cómo fluye el crédito para financiar el emprendimiento?

La gente sigue pensando que la única forma de financiación es la bancaria. Es verdad que España es un país muy bancarizado pero existen otros tipos de intermediarios. Están las redes de capital riesgo o los 'Business Angels'. Durante la crisis se han tomado medidas para el acceso a otras fuentes de financiación, por ejemplo a plataformas de 'crowdfunding'. También los préstamos realizados por fondos que no son bancos, aunque a un interés un poco más alto.

¿Hay suficiente apoyo de las administraciones al emprendimiento?

Las administraciones han hecho un esfuerzo significativo. Han permitido que se constituyan las sociedades mucho más rápido. Tenemos financiación pública a través del ICO o de la UE. Dicho esto la administración tiene que hacer todavía más. Tendrían que aumentar las partidas presupuestarias destinadas a políticas de financiación del emprendimiento y fomentar la innovación y la formación en universidades públicas y privadas. Eso sería fundamental porque ayudaría a mejorar el modelo productivo del país. Pero tiene que ser algo sostenido en el medio y largo plazo.