Ideal

El presidente de El Corte Inglés evoluciona favorablemente

  • Isidoro Álvarez permanece ingresado en el madrileño Hospital Universitario Puerta de Hierro tras sufrir ayer una insuficiencia respiratoria

El presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, permanecía este jueves ingresado en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda en Madrid, aunque evoluciona favorablemente de la insuficiencia respiratoria por la que fue hospitalizado el miércoles, según han informado fuentes del grupo de distribución.

Álvarez ingresó ayer de urgencia, a las cuatro de la madrugada, en dicho centro hospitalario como consecuencia de un cuadro de insuficiencia respiratoria, lo que aconsejó su hospitalización para practicarle las pruebas médicas pertinentes.

Fuentes facultativas han explicado que el objetivo de las pruebas sería determinar si dicha insuficiencia es un episodio puntual o deriva de un funcionamiento inadecuado de órganos vitales como pulmones o corazón.

La última aparición pública del máximo directivo del gigante de la distribución, de 79 años de edad, tuvo lugar el pasado 31 de agosto, coincidiendo con la junta general de accionistas del grupo.

Fichajes

Días antes a la celebración de la junta, El Corte Inglés fichó al empresario Manuel Pizarro como adjunto a la presidencia del grupo, un nombramiento que se suma al de Dimas Gimeno, sobrino de Isidoro Álvarez, como director general de la compañía.

El ingreso hospitalario de Álvarez se produjo el mismo día en el que falleció el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, también de 79 años de edad, a causa de un infarto.

El presidente de El Corte Inglés es uno de los máximos exponentes del mundo de la distribución comercial y lleva vinculado al grupo desde los dieciocho años, cuando comienzó a trabajar en la firma, simultaneando su labor con los estudios de Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad Complutense. En 1959, a los 24 años, es nombrado consejero del gigante de la distribución y en 1966, consejero director general.

Tras el fallecimiento de Ramón Areces, fue nombrado presidente de El Corte Inglés por el consejo de administración, el 2 de agosto de 1989 y ratificado por la junta General de accionistas el día 27 de agosto del mismo año.