Ideal

Los trabajadores de Barajas irán a la huelga los días 15 y 17 de agosto por la privatización de Aena

  • El sindicato de CGT advierte de que afectará a la subida de tasas

Trabajadores del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, convocados por CGT-Aena, realizarán paros los días 15 y 17 de agosto en contra de la privatización de Aena, paros que afectarán a empleados del aérea encargada de la seguridad operacional del aeropuerto.

De esta forma, señadores, médicos, bomberos y personal de atención al pasajero han sido convocados a los paros que tendrán lugar desde las 15 hasta las 20 horas del día 15, y entre las 7 y las 11 de la mañana, y las 20 y las 23 horas del siguiente día de huelga.

Desde el sindicato también se ha hecho un llamamiento a los controladores del aeródromo para que se unan a las movilizaciones que tienen previsto extenderse a otros 15 aeropuertos en diferentes fechas, en lo que consideran la "única forma de que el debate llegue a la ciudadanía".

Los sindicatos mayoritarios como CC.OO. o UGT no tienen intención de secundar los paros de los próximos días en Barajas.

En una rueda de prensa celebrada en Barajas, el delegado sindical de CGT-Aena Barajas, Alonso Muñoz, ha avanzado movilizaciones similares en más de 15 aeropuertos de la red en distintas fechas, como el de Pamplona, el de Málaga-Costa del Sol, Ibiza y San Sebastián, entre otros.

En el caso de los aeropuertos de Tenerife Norte y Tenerife Sur los comités sindicales ya han confirmado una huelga desde el 27 año 30 de agosto.

El sindicato ha asegurado que intentará cooordinarse con el resto de comités en otros aeropuertos y no descarta que las fechas de paros se amplíen en meses sucesivos. "Esperamos que haya una huelga general a nivel nacional a final de este mes", indicó otro de los delegados sindicales.

La CGT espera que se ofrezcan entre un 100% y un 110% de servicios mínimos ya que no confían en llegar a un acuerdo durante la asamblea negociadora de este miércoles y sea el Ministerio de Fomento el que en última instancia fije dichas cifras.

Con estos paros, la delegación del sindicato CGT en Madrid ha mostrado su rechazo una vez más a la entrada de capital privado que pretende llevar a cabo Aena este año al considerar que aumentará las tasas aeroportuarias y por tanto elevará el precio de los billetes de avión.

Así, advierten de que la privatización supondrá un aumento exponencial de dichas tasas a pesar del pacto de congelación pactado con las aerolíneas hasta 2018.

Monopolio privado

En esta línea, el ente critica que la nueva sociedad aeroportuaria se convierta en "un monopolio privado que imponga sus decisiones al Estado" --pese a que este ostentará el 51% de la compañía-- más aún, teniendo en cuenta las más de 6.500 empresas que dependen del sector aéreo.

La CGT considera que la entrada de capital privado en Aena afectará a todos los trabajadores de la red al subcontratarse empresas que realicen los servicios, e incluso a la seguridad al reducir los servicios al "mínimo imprescindible".

"La Administración no puede hacer negocio, debe garantizar un servicio público. La empresa privada solo garantiza la subcontratación de ese servicio", afirmaron.

Asimismo, el sindicato se ha mostrado totalmente en contra de que se ceda el 'núcleo duro' del ente a capital privado "por una cifra irrisoria". A este respecto, considera ridícula la cifra de venta que se maneja, unos 12.000 millones de euros, al compararla con los 19.000 euros invertidos en los últimos 11 años en los 46 aeropuertos que conforman la red.

"No se puede permitir que los mismo que vana a comprar fijen el precio, desfasado en un 60%, y que al día siguiente las acciones valgan el doble", explicaron desde el sindicato.

Con todo, consideran que el proceso se está realizando de manera "oscura", con "prisas", "sin consultar" y en un momento en el que Aena comenzaba a recuperarse y a reducir su deuda.