Más de un millón de personas en una manifestación «histórica»

Vista de la Gran Vía durante la marcha del 8M. / Efe

Transportes, telecomunicaciones y televisiones públicas fueron los sectores que más secundaron la huelga, según UGT

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

“Histórica”. Éste es uno de los adjetivos más repetidos el día después de una jornada que todo apunta que marcará un antes y un después en la lucha por la igualdad. Y es que no es nada habitual congregar en una manifestación a un millón de personas. Ésta es la cifra que hoy ha estimado la Comisión del 8 de Marzo, la impulsora de la primera huelga de mujeres en España, y que se basa en que “en varios momentos” el itinerario de Atocha a la Plaza de España estuvo lleno. Este dato contrasta con los apenas 170.000 manifestantes que confirmó ayer la delegación del Gobierno.

De cualquier forma, todo indica que se trata de una de las protestas más multitudinarias que se han desarrollado en la capital, similar a muchas de las movilizaciones que tuvieron lugar tras algunos atentados de la banda terrorista ETA, la guerra de Irak o el vertido del Prestige, que también congregaron en el centro de Madrid a un millón de manifestantes. Nada comparable a los más de 11,3 millones de personas que se echaron a la calle en las distintas ciudades españolas tras los ataques del 11-M.

Más información:

"Estamos muy contentas. Este 8 de marzo ya ha supuesto un cambio de mentalidad y está hablando de la exigencia a las instituciones para que trabajen por la igualdad. Ha sido muy bonito el reconocernos juntas, ver cuántas somos, cuántas queremos un cambio y tenemos la confianza de que va a ser posible juntas", explicó con satisfacción la portavoz de la Comisión 8-M, María Álvarez.

Otro modo de medir el éxito de esta convocatoria es cifrar el seguimiento que se hizo de la huelga, algo complicado por no tratarse de una huelga al uso y existir varias posibilidades para secundarla: o una huelga de 24 horas o paros laborales de entre 2 y 4 horas en diferentes tramos horarios.

Sin embargo, el sindicato UGT ha aportado hoy sus datos de seguimiento en algunos sectores. Así, considera que los transportes, las empresas de telecomunicaciones y las televisiones públicas fueron algunas de las actividades donde hubo mayor seguimiento, según informa la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo. En concreto, el sector ferroviario fue uno de los que secundó “con mayor contundencia” la jornada de huelga, al tener un apoyo del 70,4%. También Metro de Madrid, con paros de tres horas por turno que fueron seguidos por el 75% de la plantilla. En el transporte aéreo fueron canceladas un 2% de las operaciones y en la aerolínea más importante del país, Iberia, pararon un 6% de los trabajadores.

Los profesionales de las principales empresas de telecomunicaciones del país (Telefónica, Vodafone, Telyco, Yoigo, Orange…) secundaron los paros con un seguimiento de entre el 50% y el 55%.

Apoyo “dispar” en el comercio

Por su parte, el comercio y los grandes almacenes registraron apoyos “dispares” según centros de trabajo y territorios. Si el pequeño comercio fue un segmento en el que el impacto de la huelga pudo calificarse como “tímido” -en palabras del propio sindicato-, en los grandes centros y cadenas de moda, éste fue “significativo”. Así, el Corte Inglés registró un 33% de seguimiento de la huelga mientras las tiendas de moda H&M cerraron en su gran mayoría, con un 95% secundando el paro, así como la mitad de las perfumerías de Bodybell en Madrid.

En el sector financiero, el seguimiento de la huelga fue de un 20%, tomando como referencia algunas de las entidades más importantes de banca. Por su parte, en las empresas de servicios de seguridad privada y limpieza, secundaron la huelga entre un 22% y un 27% de los trabajadores, algunos de ellos pertenecientes a empresas multiservicios.

En medios de comunicación, UGT resalta el seguimiento que realizaron los profesionales de televisiones públicas –tanto estatales como regionales–, con especial relevancia en el caso de RTVE, donde hubo que suspender toda la programación en directo (excepto servicios informativos) y con dos centros de referencia como Torrespaña y Prado del Rey, donde los paros fueron secundados por el 80% y el 75%, respectivamente.

UGT considera que se trata de unas cifras “muy aceptables”, pero hace hincapié en la implicación de toda la sociedad en las concentraciones, movilizaciones y manifestaciones que se llevaron a cabo, “un hecho trascendental en sí mismo pues, por vez primera, el Día Internacional de la Mujer ha tenido un impacto en la opinión pública y los medios de comunicación sin precedentes”. “La jornada de ayer es un punto de inflexión”, concluye.

Fotos

Vídeos