Caja Rural ofrece líneas de financiación para la modernización de regadíos

Caja Rural ofrece líneas de financiación para la modernización de regadíos

La entidad renueva los paquetes financieros para la compra de maquinaria agroganadera

R. I.

La entidad de crédito granadina acaba de renovar dos líneas especiales de financiación destinadas a la modernización de regadíos y para la adquisición de maquinaria agrícola de explotaciones agrícolas y ganaderas.

La línea de modernización de regadíos financiará proyectos destinados a mejorar el aprovechamiento de los recursos hídricos. Se financiarán las inversiones realizadas en obras de instalación y mejora de regadíos como canalizaciones, revestimientos, construcción de depósitos, pozos, instalaciones de riego por goteo y cualquier proyecto que redunde en un mejor aprovechamiento del agua.

Podrán acogerse a esta línea de financiación ofrecida por la Entidad granadina los titulares de explotaciones agrarias, tanto propietarios como arrendatarios. Esta nueva línea permitirá avalar las operaciones a través de la Sociedad de Garantía Recíproca Saeca. Caja Rural concederá hasta el 80% del presupuesto de la inversión en unas condiciones preferentes, con un plazo de amortización de hasta 15 años. El beneficiario puede elegir la periodicidad de la amortización de capital con carácter anual o semestral.

Conseguir la máxima eficiencia del agua de riego es fundamental, sobre todo en una zona como Andalucía, donde las precipitaciones son escasas y los periodos de sequía cada vez más frecuentes. Los cultivos de regadío ocupan un 30% de la superficie agraria provincial, generando aproximadamente un 75% del valor de la producción total agraria con 124.000 hectáreas, mientras que las 410.000 restantes producen el 25% del valor de la producción. El peso de los regadíos en el sector agrario hace más necesaria la eficiencia en el uso del agua.

Plazos

Caja Rural ha renovado otra línea especial de financiación en condiciones preferentes destinada a agricultores, ganaderos e industria agroalimentaria destinada a la adquisición de todo tipo de maquinaria nueva o usada con una antigüedad inferior a cinco años. Esta línea abierta hasta octubre de 2018 incluye la compra de tractores, maquinaria de recolección, motocultores y otros aperos.

Las empresas agroalimentarias que comercialicen productos agrícolas y ganaderos también podrán beneficiarse de estos préstamos para la compra de maquinaria fija o móvil en sus instalaciones.

Los interesados podrán optar por préstamos a interés fijo o variable con un plazo de amortización de hasta 8 años para las operaciones a interés variable y 5 para las de fijo.

Con este tipo de líneas de financiación Caja Rural deja patente su compromiso con el desarrollo empresarial y en este caso concreto con la modernización del sector agroalimentario y el uso eficiente del agua como recurso natural escaso.

Fotos

Vídeos