BBVA logra reducir un tercio las pérdidas del negocio inmobiliario español en un año

Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA./Fernando Gómez
Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA. / Fernando Gómez

El beneficio del banco crece un 12%, hasta 1.340 millones, gracias al mercado español, que vuelve a situarse como segundo pilar del grupo

J.M.C.Madrid

La cuenta de resultados de BBVA en el primer trimestre del año ha arrojado unas cifras en las que el negocio del banco en España ha cobrado un protagonismo esencial sin el que no se entendería que el grupo haya alcanzado un beneficio neto de 1.340 millones de euros, lo que supone un incremento cercano al 12% con respecto al mismo periodo del año pasado. Se trata del mayor resultado registrado en un solo trimestre por el banco presidido por Francisco González de los tres últimos años. Con estos datos, la gran banca española ha mejorado un 16% sus beneficios en el primer trimestre hasta alcanzar los 4.730 millones de euros.

Los resultados de la entidad financiera han avanzado en este arranque de ejercicio en todos los países en los que opera, con México al frente, cuyo negocio aporta una tercera parte del beneficio atribuido. Sin embargo, en este periodo, España se ha situado como pieza clave del engranaje financiero del banco. En el mercado doméstico ha logrado unas ganancias de 410 millones de euros, un 54% más que entre enero y marzo del año pasado. De hecho, supone ya un 25% del resultado consolidado del grupo, y el mayor porcentaje desde el año 2011, en plena vorágine por la crisis económica. El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, afirmó este viernes en la presentación de resultados que esta nueva realidad supone «una vuelta a lo que tiene que ser». «Lo normal es que esto continúe, que España cada vez aporte más», vaticinó.

Una de las razones fundamentales para comprender este contexto es que el negocio inmobiliario que el banco tiene en España ha conseguido reducir sus pérdidas en un 36%, al tener unos 'números rojos' de 27 millones de euros a finales del mes pasado frente a los más de 75 millones negativos que registraba 12 meses antes. En el caso del negocio puramente bancario, BBVA ha ganado 437 millones, un 17,3% más, con todos los márgenes de la cuenta en caída, por lo que el mejor resultado se debe a la caída a la mitad de las provisiones.

Torres apuntó que el banco crecerá en España centrado en la transformación digital, y de forma orgánica. No tiene interés en la adquisición de otras entidades como Bankia o Unicaja. «España tiene recorrido al alza», dijo. «Seguirá creciendo y teniendo más peso», indicó.

El consejero delegado de BBVA, quien reconoció la competencia que existe en el mercado hipotecario, se mostró en contra de que la banca ofrezca financiación inmobiliaria con capitales que superen el 80% del valor de tasación. Porque cuando eso ocurre «el sector acaba en problemas», explicó.

En el primer trimestre, el margen de intereses se redujo el 0,8%, hasta 4.288 millones. Por su parte, las comisiones crecieron el 1,1%, hasta 1.236 millones. Y las provisiones por insolvencia se han reducido de forma drástica en el periodo. Además, los gastos se han reducido un 5% hasta los 2.979 millones. Además, la morosidad descendió hasta el 4,4 %.

Por otra parte, Carlos Torres dijo encontrarse «centrado en la gestión del banco», al margen de la sucesión del presidente de la entidad, Francisco González, que se jubilará en octubre de 2019, en cumplimiento de los estatutos del banco. «Estoy centrado en la gestión del banco y eso es lo que tengo que hacer», indicó en su comparecencia pública.

Fotos

Vídeos