Ideal

El Estado ingresará 209 millones del nuevo dividendo de Bankia

Sede de Bankia en Madrid.
Sede de Bankia en Madrid. / ARCHIVO
  • Con el incremento del 5% de la remuneración a sus accionistas, el FROB habrá recuperado 1.800 millones tras su intervención en la entidad

Las cuentas públicas recibirán un ingreso de 209 millones de euros procedentes de la participación que el Estado mantiene en Bankia, después de que el consejo de administración de la entidad haya aprobado el nuevo dividendo de 2,75 céntimos de euro por título, lo que supone un incremento del 5 % con respecto al pago que se realizó el año pasado.

Si se aprueba esta propuesta de la dirección del grupo financiero, Bankia reembolsará a sus accionistas un importe total de 317 millones en forma de dividendo. Como el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ostenta un 65,9 % de la propiedad de la entidad, obtendrá por esta remuneración unos 209 millones.

La entidad ha recordado que el pago de este dividendo, a cuenta del resultado de 2016, le permite avanzar en la devolución de las ayudas públicas que recibió en 2012, por valor de unos 22.000 millones de euros. “En estos tres años habremos retornado a los contribuyentes 1.800 millones y tenemos el firme compromiso de seguir trabajando para incrementar todo lo posible esa cantidad”, ha indicado el presidente, José Ignacio Goirigolzarri. Esa cuantía se obtiene con los 1.304 millones que obtuvo el Estado al privatizar el 7,5 % del capital que materializó hace ahora dos años, más los tres dividendos abonados por el grupo financiero.

El Gobierno se encuentra pendiente de decidir cuándo y cómo llevará a cabo la privatización total de la entidad para desprenderse de la participación que el Estado mantiene en la firma. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha advertido en varias ocasiones de que la operación se realizará cuando con la venta se obtengan los mejores rendimientos para las arcas públicas. Además, su departamento valora también la posibilidad de fusionar Bankia con el grupo BMN, también participado por el FROB desde 2012.

El dividendo que Bankia abonó en 2015 ascendió a 2,625 céntimos de euro por acción, mientras que los beneficios que registró en 2014 le permitieron el pago de un dividendo de 1,75 céntimos. "Estamos muy satisfechos de pode proponer a nuestros accionistas el pago de un nuevo dividendo y que éste sea un 5 % superior al abonado hace un año. Esto es posible porque, pese al difícil entorno para el sector financiero y su repercusión en los resultados, Bankia es capaz de alcanzar un beneficio y unos niveles de solvencia que permiten mejorar la retribución a sus accionistas", ha señalado Goirigolzarri.

En julio de 2015, el grupo abonó su primer dividendo a los accionistas y desde entonces la retribución ha crecido un 57,5 %, a pesar del complejo entorno en el que se encuentra el sector financiero. El próximo lunes día 30, Bankia presentará sus resultados anuales referidos al año pasado. En 2015, el grupo obtuvo un beneficio neto de 1.040 millones, lo que supuso un incremento del 39 % con respecto al ejercicio anterior.