Ideal

La FED advierte de que persiste una «cultura de malas prácticas» en la banca

Sede de la Reserva Federal en Washington
Sede de la Reserva Federal en Washington / ARCHIVO
  • Uno de los directivos de la Reserva Federal propone que se desmantele el actual sistema de remuneraciones para que no se repitan episodios que se descubierto desde la crisis de 2008

Uno de los más influyentes miembros de la Reserva Federal (Fed) de EEUU, William Dudley, advirtió el lunes que persiste una "cultura" de malas prácticas en los bancos y propuso que se desmantele el actual sistema de remuneraciones. "Desde 2008, las multas a los mayores bancos superaron los 100.000 millones de dólares", calculó Dudley ante una audiencia de grandes banqueros de Nueva York, destacando que le hubiera gustado que se despidiera a los responsables de las malas prácticas.

Pero al mismo tiempo, rechazó la idea de que los culpables hayan sido solo un pequeño y aislado grupo de empleados y reclamó que las instituciones financieras cambien los actuales mecanismos de remuneración a sus ejecutivos. "Veo un problema de cultura", señaló Dudley, presidente de la Fed de Nueva York, el brazo financiero del banco central norteamericano y uno de los principales reguladores del sector bancario.

El directivo explicó que esa cultura se refleja en múltiples acciones y prácticas que no tienen en cuenta las normas éticas ni la regulación, según su discurso. Dudley recordó que los litigios por prácticas en el seno de los bancos se han multiplicado, lo que demuestra que las instituciones financieras no hacen lo suficiente para corregir los errores.

"Estos últimos años hubo episodios que dan cuenta de (que continuan) los malos comportamientos profesionales, de las fallas éticas y las violaciones de las reglas por parte de las instituciones financieras", sostuvo.

Las prácticas de los grandes bancos estadounidenses, sobre todo en lo que concierne a los créditos inmobiliarios de alto riesgo ("subprime") fueron el origen de las crisis financiera de 2008, la mas grave desde 1929. Con excepción de algunas firmas de corretaje ningún gran otra gran compañía de Wall Street resultó afectada, pero el gobierno estadounidense debió asumir el rescate de la afectada credibilidad del sector financiero.

"El problema proviene de la cultura de las empresas y esa cultura ha sido forjada por los líderes de las compañías", agregó. Dudlye propuso modificaciones a la forma como son renumerados los ejecutivos del sector financiero y propuso, por ejemplo, que los salarios de los altos directivos contemplen una "garantía de buen comportamiento", que actúe como una expecie de pago diferido y que en caso de demandas pueda ser usada para compensar a los afectados.