Ideal

El Gobierno revisará al alza el crecimiento tras quedarse cortas sus previsiones para este año

video

El ministro de Economía, Luis de Guindos. / Efe | Atlas

  • Luis De Guindos considera que el crecimiento del PIB al 2,5% "se ha quedado atrás", después de que el FMI elevara tres décimas sus cálculos para España

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha admitido esta mañana que el Gobierno revisará al alza las previsiones económicas que tenía para este año ante el buen comportamiento que está experimentando el país en el primer tramo del año. De Guindos ha indicado que el cálculo de que el Producto Interior Bruto (PIB) crezca a un ritmo del 2,5% para este ejercicio “se está quedando un poco atrás” a medida que transcurre el año.

De esta forma, el Ejecutivo modificará sus propias perspectivas en el último Consejo de Ministros del mes de abril, en el que previsiblemente modificará el cuadro macroeconómico que presentará a la Unión Europea, dentro del nuevo programa de estabilidad. “Estamos analizando todas las circunstancias”, ha afirmado el ministro, quien ha indicado que, en cualquier caso, la nueva proyección “será prudente” una vez analizadas las “consecuencias tributarias y fiscales” que esta revisión tendrá.

El anuncio del ministro llega apenas un día después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) elevara en tres décimas sus proyecciones de PIB para España desde el 2,3% anterior al 2,6% actual, confirmando el buen estado por el que pasa la economía española. De hecho, otras instituciones, como BBVA Research, también han elevado sus cálculos.

Reforma de la Ley Hipotecaria

De Guindos ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el XXIV Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte y Sociedad de Tasación, en el que ha confirmado la inminente reforma de la Ley Hipotecaria, con la que se restará “opacidad” a algunos de los elementos que forman parte de los contratos hipotecarios. A pesar de las quejas de la banca por la nueva regulación, el ministro ha afirmado que “es una cuestión que va en interés de todos al no dejar espacios de opacidad”.

En cuanto a la situación por la que atraviesa Banco Popular, Luis de Guindos ha puntualizado que la entidad “es solvente y no tiene problemas de liquidez”, pero que el futuro de la corporación “pasará por lo que quieran sus accionistas”.