Ideal

La economía española creció en 2016 un 3,2% e igualó el ritmo de 2015

video

Mariano Rajoy. / Foto: Efe | Vídeo: Europa Press

  • El PIB en el cuarto trimestre avanzó un 0,7%, el mismo resultado que registró entre julio y septiembre

La economía española mantuvo el buen ritmo de crecimiento en 2016 al avanzar un 3,2% y cumplir con las previsiones del Gobierno. Además, el dato de contabilidad nacional adelantado por el INE esta mañana supone que el PIB se incrementó el año pasado al mismo ritmo que en 2015 a pesar de la incertidumbre política que supuso estar con un Ejecutivo en funciones durante gran parte del ejercicio. Asimismo, es un incremento muy superior al 1,4% de 2014, que fue el primer año positivo tras la recesión.

El dato adelantado también pone de manifiesto que el PIB contuvo la desaceleración en el cuarto trimestre de 2016 al crecer un 0,7%, la misma cantidad que registró entre los meses de julio y septiembre. Sin embargo, es una décima inferior al avance del 0,8% logrado en los dos primeros trimestres del año pasado. En cualquier caso, la economía española acumula ya 13 trimestres de incrementos.

La desaceleración sí que se dejó notar en la variación anual del PIB del cuarto trimestre, que se redujo dos décimas hasta el 3%, el avance más débil desde el primer trimestre de 2015. La incógnita ahora está en saber el comportamiento de la economía en los próximos meses, cuando los vientos de cola -bajos precios del petróleo y política monetaria del BCE, que han apoyado el fuerte incremento de 2016 empiecen a perder fuerza.

Ralentización en 2017

De momento, la previsión del Gobierno es que España crezca un 2,5% en 2017, lo que supondría una desaceleración de siete décimas. Sin embargo, organismos como la Comisión Europea son algo menos optimistas y estiman que el PIB avanzará un 2,3%. Esta pequeña diferencia puede ser clave a la hora de lograr cumplir el objetivo de déficit, ya que esas dos décimas son la que separan la proyección del Ejecutivo de que España logrará el 3,1% pactado o la predicción de la UE de que se quedará en el 3,3%, lo que implicaría tener que tomar medidas de ajuste adicional por unos 2.200 millones.

En cualquier caso, el ritmo de crecimiento de España en 2017 seguirá siendo superior al de la media de la zona euro. Aunque una vez más, la incertidumbre política, esta vez derivada de la nueva administración de EE UU y su estrategia proteccionista, puede provocar una desaceleración más profunda si se produce una guerra comercial a gran escala. También será clave el resultado de los comicios este año en Holanda, Francia y Alemania, donde la extrema derecha aspira a muy buenos resultados.

Temas