Ideal

Las matriculaciones crecieron un 11% en 2016, a pesar del fin del plan PIVE

Fábrica de SEAT en Barcelona.
Fábrica de SEAT en Barcelona. / R. C.
  • Las ventas de vehículos alcanzaron los 1.150.000 millones de unidades el año pasado, la cifra más alta de la crisis, sobre todo por el buen comportamiento de los 'rent-a-car'

El mercado automovilístico cerró 2016 como el año con las mejores cifras de ventas de vehículos de toda la crisis económica, al matricularse 1.147.007 coches, lo que supone un incremento del 10,9% con respecto al ejercicio anterior. Se trata de el volumen de comercialización más elevado desde que en 2008 se rozaran los 1.160.000, cuando la ralentización económica comenzaba a dar sus primeros síntomas de debilidad, según los datos de las patronales Anfac, Faconauto y Ganvam. En cualquier caso, se trata de la menor subida interanual registrada en los tres últimos años, ya que en 2015 y 2014 las ventas mejoraron un 20%, respectivamente.

El alza de matriculaciones se registra a pesar de que durante la segunda mitad del año pasado ya no se encontraban activos los planes PIVE de apoyo a la renovación del parque de vehículos. Fue en julio cuando se agotó la dotación de la octava edición de estas ayudas, con las que se concedían 750 euros por coche, más lo que aportara cada marca. El mercado ha sobrevivido al fin de este estímulo -vigente desde 2012-, aunque el segmento de clietnes particulares ha sido el que más se ha resentido en la compra de coches en la segunda mitad del año.

De hecho, han sido las adquisiciones de las firmas de alquiler las que más han impulsado las ventas, con un alza del 16,8% en todo 2016, hasta superar las 206.000 unidades. Otro avance importante ha sido el de las matriculaciones de coches de empresas, que han mejorado un 15,9%, hasta las 327.000. En el caso de los particulares, el alza interanual se ha situado en el 6,7%, al sumar 612.000 coches matriculados.

En el mes de diciembre, se han comercializado 96.886 coches, lo que implica un crecimeinto del 9,3%, aunque se trata de un comportamiento peor del esperado por los vendedores, al estimar inicialmente que superarían las 100.000 unidades en el último mes del año.

Volkswagen mantiene el tipo

El que acaba de terminar ha sido el ejercicio en el que se ha confirmado también el auge de las ventas de coches de gasolina frente a los que funcionan con diésel, además del impulso de los eléctricos. En 2016, el 40,2% de las unidades fueron de gasolina, frente al 56,8% de gasóleo y un 3% de híbridos o puramente electrificados. Estas cifras contrastan con las del ejercicio anterior, en el que un 62% de los coches eran diésel un 35,1% de gasolina, además de un 2% de eléctricos.

Por marcas, el año 2016 también constata el buen momento que sigue viviendo Volkswagen, a pesar de la crisis de las emisiones que afectó a la firma desde septiembre de 2015, pero que ahora apenas se deja sentir. De hecho, la corporación alemana ha comercializado 89.012 unidades, aunque supone descender a la tercera posición del ranking, por detrás de Opel (89.383) y Renault (90.503). La compañía de origen galo recupera la primera posición . Por tipos de coches, el Citroen C4 vuelve a ser el modelo con mayor número de matriculaciones (34.615), por delante del Seat León (33.653) y el Ibiza (31.836).