Ideal

El Gobierno no da su brazo a torcer y subirá las pensiones un 0,25%

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. / Efe
  • Fátima Báñez sólo vuelve a reiterar la disposición de "mejorar" la reforma laboral siempre y cuando "venga pactado previamente entre los sindicatos y la patronal"

El Gobierno y los agentes sociales han retomado el diálogo y se han sentado en torno a una mesa para tratar principalmente el tema de las pensiones y su sostenibilidad. Los sindicatos han mostrado su desacuerdo en que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, se ha mantenido firme en su propósito de revalorizar las pensiones un 0,25%, el mínimo que marca la ley. EL secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, ha acusado al Gobierno de hacer que los pensionistas pierdan poder adquisitivo, puesto que la inflación ahora ha entrado en terreno positivo. Así, tanto él como su homólogo de UGT, Pepe Álvarez, han defendido que la reforma de las pensiones "tiene que ser discutida" y el índice de revalorización tendrá que tener una correspondencia con la inflación real que se produzca en el año 2017. Para ellos, las organizaciones sindicales han dicho estar dispuestas a utilizar todas las vías que tienen a su alcance para lograrlo, tanto a través del Parlamento como con movilizaciones, pese a que este tema no está incluido entre los que comenzarán a debatir.

Y es que la reunión de hoy lo que ha fijado es "el esquema de trabajo para los próximos meses". Y lo principal es la apertura de manera oficial de la mesa de las pensiones, en la que Gobierno e interlocutores sociales se pondrán a trabajar en el ámbito más técnico incluso antes de que acabe el año. Así lo ha anunciado la ministra en rueda de prensa tras esta reunión. La idea es hablar, en paralelo a las comisiones del Pacto de Toledo, de "los temas fundamentales del modelo de pensiones, que es su sostenibilidad a corto y medio plazo". Báñez a su vez ha avanzado en que confía en que a mediados de año puedan estar concluidos los trabajos de recomendaciones del Pacto de Toledo para los próximos años. "La garantia de las pensiones es el empleo y para ello necesitamos empresas más competitivas, trabajadores con mejores puestos y más productivos, y también con más protección y mayor salario", explicó la ministra.

Si la titular de Empleo se ha mantenido en sus trece en no subir más del 0,25 las pensiones del próximo año, más flexible se ha mostrado en cambios que puedan hacerse en la reforma laboral. Así, ha dejado claro que el Gobierno "estaría dispuesto a mejorar todo lo que pueda y venga pactado entre sindicatos y patronal", pero también ha dejado claro que "no se puede poner en peligro lo que hoy tenemos". De cualquier modo, ha vuelto a dejar claro que lo importante es alcanzar un pacto por el empleo y por el empleo de calidad en los próximos meses en España, y para ello también se abrirá una mesa de negociación a partir de enero sobre este tema. "La gran prioridad es el empleo de los españoles", concluyó.