Ideal

La AIReF advierte de que la deuda pública no bajará al 60% del PIB hasta 2039

José Luis Escriva, presidente de la AIReF.
José Luis Escriva, presidente de la AIReF. / J. J. Guillén (Efe)
  • Sitúa la previsión de deuda para el cierre de 2016 en un 99,9% del PIB, frente al 99,4% del Plan Presupuestario presentado por el Gobierno

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha empeorado sus últimas previsiones sobre el ritmo de reducción de la deuda pública, que no alcanzará el umbral del 60% del PIB hasta 2039, según constata el Observatorio de Deuda del tercer trimestre de 2016 publicado este viernes por el organismo.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria, elaborada para ser garantía de cumplimiento del pacto de sostenibilidad europeo, establece un periodo transitorio hasta 2020 para alcanzar este límite.

Sin embargo, la entidad señala que, aunque la deuda pública respecto al PIB presenta un perfil "sostenible", la corrección será "muy paulatina e insuficiente" para alcanzar en los próximos 20 años el valor de referencia del 60% del PIB.

La previsión de deuda para el cierre de 2016 en el Plan Presupuestario presentado por el Gobierno asciende al 99,4% del PIB, ligeramente por debajo del escenario de AIReF, que la sitúa en un 99,9%.

La senda del escenario neutral de AIReF se desvía al alza de la proyectada en la Actualización del Plan Presupuestario 2017 también para los próximos años.

Mientras que el Gobierno prevé que se sitúe en el 99% del PIB el próximo año, la entidad pronostica que baje solo al 99,8%. Lo mismo sucede para los años posteriores, cuando el Gobierno estima que la ratio sea del 97,7% y del 95,4% del PIB en 2018 y 2019, frente al 99,3% y 98,4% del PIB que augura la AIReF.

La ratio de deuda sobre el PIB bajó en el tercer trimestre al 100,3% del PIB, según los datos del Banco de España, aunque alcanzó un máximo histórico en septiembre en términos nominales.

Valencia se mantiene a la cabeza

Según la previsión de cierre de 2016, la Comunidad Valenciana continúa siendo el territorio donde más días de trabajo por habitante se necesitan para pagar la deuda autonómica, con 157 frente a los 154 del trimestre anterior. Cataluña y Cantabria con las que registran un mayor incremento, de siete y cinco días respectivamente.

De cara a 2020, AIReF prevé que el número de días necesarios para pagar a deuda autonómica se reduzca paulatinamente, aunque señala que los habitantes de Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Murcia y Castilla-La Mancha tendrán todavía que destinar más de 100 días de su trabajo para pagar la deuda pública.

Las proyecciones apuntan que las corporaciones locales conseguirán este año el valor de referencia del 3% establecido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, aunque con una alta heterogeneidad entre los distintos ayuntamientos.

En el tercer trimestre, las autonomías redujeron su deuda en 841 millones de euros con respecto al segundo. Su comportamiento homogéneo ha favorecido que la deuda solo descienda en Andalucía, Aragón, Principado de Asturias, Castilla y León, Extremadura, Galicia, La Rioja, Región de Murcia, Comunidad Foral Navarra y País Vasco.