Ideal

De Guindos alerta de que nueva multa de Bruselas ascendería a 5.000 millones

Luis de Guindos, durante su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso.
Luis de Guindos, durante su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso. / Fernando Alvarado (Efe)
  • El ministro de Economía en funciones enviará a Bruselas antes del 15 de octubre una prórroga de los presupuestos de 2016 y una batería de medidas para evitar que haya una suspensión de fondos estructurales

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, advierte de que, si España no presenta antes del 15 de octubre medidas correctoras del déficit público, la Comisión Europea (CE) podría sancionar a España con una multa de más de 5.000 millones de euros en un plazo de cuatro meses.

Durante su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, De Guindos ha explicado que antes del 15 de octubre enviará a Bruselas una prórroga de los presupuestos de 2016 y una batería de medidas que puedan ser bien evaluadas para evitar que haya una suspensión de los fondos estructurales a España.

"Sería una sanción imposible de evitar, sería una multa reforzada y una seria amenaza para la credibilidad de la economía española", ha dicho.

Ha aclarado que, si en la evaluación de las medidas que presente España la CE considera que no son suficientes, esto escalaría el procedimiento de déficit excesivo y podría haber nuevas sanciones en un plazo de cuatro meses.

Ha señalado que antes del 8 de diciembre la normativa europea prevé una cuantía en la multa que puede elevarse hasta el 0,5 % de PIB, más de 5.000 millones de euros.

De Guindos ha incidido en que en esta ocasión el Gobierno en funciones no prevé remitir nuevas alegaciones para evitar dicha sanción.

Además, ha recordado que también está en juego la suspensión de los fondos estructurales destinados a España si hay una inacción de la política económica que afecta a los compromisos a partir del 1 de enero del ejercicio siguiente.

En el caso de España, la CE no ha presentado todavía su propuesta sobre los programas afectados, pero el ministro ha estimado que el importe máximo de los compromisos que se verían afectados sería de unos 1.325 millones de euros.

Ha aseverado que, sin nuevas medidas, la suspensión de los compromisos podría elevarse con el tiempo y llegar incluso a una suspensión de los pagos.

"Esta suspensión no tiene por qué producirse si España toma medidas eficaces antes del 15 de octubre y la suspensión de los compromisos no llegaría a aplicarse", ha señalado.

En este sentido, ha explicado la intención de reformar el Impuesto de Sociedades para aumentar los pagos adelantados de las grandes empresas y poder recaudar unos 6.000 millones de euros.

De Guindos ha abogado por aumentar el tipo mínimo nominal al menos hasta un 20 %.

El ministro en funciones ha afirmado que, aunque la economía española se ha recuperado y crece con mayor fuerza que la media de la Eurozona, la "inercia no va a durar siempre" y España se enfrenta a un contexto internacional lleno de incertidumbres en los próximos meses.