Ideal

El Banco de España pide cotinuar con las reformas

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde.
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. / Archivo
  • La bajada de los precios del petróleo, las medidas de estímulo del BCE y la depreciación del euro benefician a España

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha señalado este miércoles que los ajustes que ha realizado España en tiempos adversos pueden verse impulsados en la actualidad por una configuración financiera favorable, por lo que cree que es "importante" no renunciar a estas ganancias y mantener el espíritu reformador y las mejoras de competitividad en el marco de la estabilidad.

Durante la clausura del acto de presentación del 'Anuario del euro 2014', Linde ha apuntado que las medidas de estímulos anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE), la depreciación del euro y la caída de los precios del petróleo han creado un "escenario financiero favorable" para la zona euro y para países que, como España, "han realizado esfuerzos importantes en la corrección de sus desequilibrios".

A lo largo de su intervención, el gobernador del Banco de España ha indicado que la economía de la zona euro se encuentra en una situación "de debilidad" y ha apuntado que es previsible que en el conjunto de 2014 haya registrado un crecimiento del 0,8%. Las proyecciones del BCE apuntan a un crecimiento del 1% y del 1,5% para 2015 y 2016, respectivamente. "Son tasas modestas y están sujetas, además a una serie de riesgos que, en conjunto, apuntarían a incrementos incluso menores de la actividad", ha añadido.

Baja inflación

En el ámbito de los precios, hace meses que la inflación está alejada de la referencia del 2%. A ello se une el descenso del precio del petróleo, que ha intensificado la trayectoria bajista de la inflación. Así, Linde ha explicado que 2014 terminó con una tasa de inflación interanual del 0,2% en la eurozona y se espera que en los primeros meses de este año permanezca en niveles muy reducidos o negativos.

"Esta evolución incrementa los riesgos de que se produzcan efectos de segunda ronda en salarios y precios que podrían afectar negativamente a las expectativas de inflación a medio plazo", ha precisado, al tiempo que ha añadido que las previsiones más recientes del sector privado se han revisado "significativamente" a la baja para todos los plazos.

Para afrontar estos riesgos, el gobernador del Banco de España ha recordado que el BCE ha puesto en marcha una serie de medidas adicionales para acentuar "el carácter fuertemente expansivo de su política monetaria", entre los que destaca el programa de compra de deuda soberana. En este sentido, ha señalado que conforme a las estimaciones preliminares con las que cuenta el Banco de España, las compras de deuda pública de nuestro país ascendería a unos 100.000 millones de euros hasta 2016.

El euro, afianzado

Linde ha hecho esta exposición durante la presentación del 'Anuario del euro 2014', promovido por la Fundación de Estudios Financieros (FEF) y por la Fundación ICO, en el que se pone de manifiesto que el euro ha conseguido afianzarse y se ha producido una reducción de la fragmentación financiera en la Eurozona, aunque advierte de que la normalización de los mercados es todavía incompleta.

Según los expertos que participan en este estudio, que ha sido dirigido por Fernando Fernández Méndez de Andrés, la unión fiscal no debe demorarse más y va a requerir cesiones de soberanía de gestión y ejecución presupuestaria. Además, conllevará la creación de un Tesoro Europeo con capacidad de emisión de un activo seguro en euros.

Por su parte, el presidente de la FEF, Juan Carlos Ureta, ha hecho un análisis sobre la situación del euro en la actualidad y ha apuntado que la moneda goza de la confianza de los ciudadanos europeos, pese a ser una divisa compleja con 18 tesoros detrás.

También ha insistido en que el euro tiene consigo una serie de reglas que hay que cumplir y ha destacado que es una moneda que está en evolución y que requiere revisión continua. Finalmente, ha hecho hincapié en que pertenecer al euro es "la mejor garantía" de crecimiento y de generación de empleo en la economía española.