Ideal

El Senado de EE UU aprueba el presupuesto que evita el bloqueo de la administración

El presidente de EE UU, Barack Obama.
El presidente de EE UU, Barack Obama. / Reuters
  • 1,01 billones de dólares

  • El Departamento de Seguridad Nacional solo recibirá financiación hasta el próximo 27 de febrero, estableciendo un escenario tenso entre los republicanos y Obama

El Senado estadounidense ha aprobado el presupuesto de 1,01 billones de dólares que, una vez firmado por el presidente, Barack Obama, permitirá financiarse al Ejecutivo estadounidense hasta octubre de 2015, después de días de intensas negociaciones que se temía que finalizasen con un 'shutdown', el bloqueo de la administración estadounidense.

El presupuesto ha sido aprobado por 56 votos a favor y 40 en contra, en una votación extraordinaria que ha tenido lugar después de numerosas negociaciones después de que aprobase una prórroga del gasto federal hasta la medianoche del miércoles, para alejar la posibilidad del temido 'shutdown'.

De hecho, la decisión del Senado de celebrar sesiones a lo largo del fin de semana tuvo lugar después de que parte de los republicanos sabotearan el acuerdo alcanzado entre el líder demócrata, Harry Reid, y el republicano, Mitch McConnel, que acordaron realizar una nueva votación el próximo lunes.

5.400 millones para combatir el ébola

El presupuesto, que una vez firmado por Obama se convertirá en ley, está formada por más de 1.600 páginas que incluyen una partida de 5.400 millones de ayuda para combatir el ébola, además de 64.000 millones destinados a operaciones militares en el extranjero, entre los que se encuentra la lucha contra el Estado Islámico.

Sin embargo, el Departamento de Seguridad Nacional solo recibirá financiación hasta el próximo 27 de febrero, estableciendo un escenario tenso para el año que viene entre los republicanos y la Administración Obama, que mantienen una profunda disputa tras su decisión de relajar las normativas de deportación que pesan sobre millones de inmigrantes.

La situación ha recordado al cierre de la administración ocurrido en 2013, que dejó a cientos de miles de funcionarios sin poder ejercer su trabajo y que afectó a la economía de todo el país, que tuvo la ampliación del techo de deuda como principal causa de disputa.